Vivir es destruir, amor y construir. 28-11-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

3251. El miedo está en el original de la creación. Para salvaguardar el cuerpo. Pero nosotros, lo hemos llevado al ámbito psicológico. Al ámbito temporal: tuve una mala experiencia en el pasado; y por eso, tengo miedo que se repita.

 

3252. Mientras uno está preso. Uno de sus trabajos es, ver la manera de salirse de la cárcel. Y pensar, maquinar para ver si le pueden entrar, o sacar, todo lo que no tiene o necesita. Esa es la ley de la vida, que no está escrita. Pero que todos, animales incluidos, estamos obligados a intentarlo.

 

3253. Siguiendo con tu argumento, cada uno que haga lo que tenga que hacer. Según su honestidad, su tolerancia a la corrupción, a la inmoralidad, a la falsedad, a las mentiras.

Y por supuesto, la necesidad que tenga de libertad. Pues, la libertad es amor. Ya que, sin amor, hay desorden, anarquía, todo son miedos, dictaduras, crueldades, la opresión del más poderoso.

Que quiere dominarlo todo, aunque sea que tenga comportamientos bestiales. Es decir, que la parte que nos hace seres humanos, haya desaparecido. 

 

3254. Vaya, mira que somos poco observadores, superficiales, estúpidos. Los negros esclavos, en las plantaciones del Sur de EEUU., ¿no hacían de su libertad e independencia, para deshacerse de la opresión, cruel, de sus amos, una especie de religión?

Y lo mismo les sucedía a los esclavos en Sur América, África, India, el resto del mundo invadido por los europeos. Para robarles la tierra y sus riquezas. Todos ellos, estaban tan hartos de la brutalidad, la crueldad, de los que los habían invadido. Que su liberación e independencia era como una religión.  

 

3255. El que no hay seguridad en absoluto. Eso no quiere decir que seamos indiferentes ante los peligros de la vida.  

 

3256. La vida es destrucción, amor y construcción. Todo y todos estamos sujetos a ese paradigma. Pero nosotros, no sabemos nada de lo que será el futuro. La vida tiene una parte absurda. Y otra que no lo es.

Es decir, lo que nos parece bueno, también va a desaparecer. Aunque no sabemos cuándo va a desaparecer. Es como nuestra vida, hemos nacido. Pero sabemos que vamos a desaparecer, sin saber cuándo va a ser.

Hay unos que sólo ven la parte absurda de la vida. Y se dejan llevar por la vida, por la pendiente de la mundanalidad, se hacen nihilistas. Se dedican a la persecución del placer, a conseguir dinero, al cinismo. A alimentar la vanidad, el ego, el 'yo'. A conseguir una idea o teoría, ya sea religiosa, política, económica, al pacifismo, a los servicios sociales, o de otra índole.

Sin haber investigado, comprendido cómo funciona el pensamiento, la mente, el 'yo'. Para ello, necesitamos libertad para mirar e indagar en todas direcciones. Y es por eso, que cada uno haga lo que tenga que hacer. Con afecto y con cariño.

 

3257. ‘Descubrir aquello que es eterno, aquello que no tiene principio ni fin’. 

¿Qué importancia tiene descubrir -si es que se puede descubrir, comprender de alguna manera- lo eterno, lo que no tiene principio ni fin? Pues la vida, hagamos lo que hagamos, va a continuar como siempre: ignorancia, miedo, división, enfrentamiento, conflictos, violencia, guerra; deterioro, enfermedad, muerte, sufrimiento, dolor.

Es verdad que la vida, y su energía, hay que consumirla. Pues desde que nacemos, somos jóvenes, tenemos energía a chorro. Y hay que hacer algo con ella. Es decir, ¿qué hacemos con nuestras vidas?

Creo que lo adecuado, es descubrir cómo funciona la vida, la naturaleza, cómo vivimos nuestras vidas; y comprender cómo funcionan el pensamiento, la mente. Y entonces veremos, seremos conscientes de lo poca cosa que somos, veremos nuestra ignorancia, nuestra agresividad, violencia, maldad. Y también nuestra bondad, la sensibilidad, el humanismo. El intentar abstenerse de hacer daño a la naturaleza, a las personas. 

Y todo eso, ha de pasar primero por nosotros mismos. Porque, ¿cómo podemos no hacer daño a los demás, si nos lo hacemos a nosotros mismos, somos indiferentes a las necesidades de nuestro cuerpo, a las necesidades y cuidados de nuestra mente?