Vivir es destruir, amor y construir. 28-05-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

 

1441. Puede que hable como lo hace, porque no sabe lo que es la libertad. El amor, es libertad. Y ya sabemos la energía que acompaña al amor.  

 

 

1442. ‘Mi cerebro me hará libre’.

¿Es eso posible? Nuestro cerebro es el mismo que el del animal, pero evolucionado. Ya que el cerebro, está afectado, mediatizado, por el cuerpo que le envía todas las novedades físicas, químicas, así como los retos e impactos psicológicos.

Es decir, el cerebro está condicionado para sobrevivir, para vencer, triunfar, para poder transmitir una nueva generación. Por eso el cerebro, siempre es lo viejo y repetitivo, desde hace millones de años.

Por tanto, el cerebro no nos puede hacer libres. Nos hace tan viejos, como los primates, que empezaron a dejar los árboles impelidos a vivir en tierra. El cerebro es el cuerpo, que es la prisión donde vivimos.

Y la libertad es, comprender ese hecho de que vivimos en una prisión, de manera que esa comprensión nos libere del deseo de huir, de salir. Para que así. el cerebro, la mente, se aquiete y pueda vivir en paz, en armonía en esa prisión, que es el cuerpo.

 

 

1443. 'La campaña internacional 'Armas Bajo Control' también denuncia que el material bélico que España vende a Arabia Saudita podría estar utilizándose contra la población de Yemen'.

¿Quieren acabar, o que no les hagan atentados terroristas y les venden armamento a uno de los principales que da soporte a los islamistas que se dedican a hacerlos? La mayoría de los países más poderosos, les venden material bélico, todo lo que necesiten para poder vivir como lo hacen.

Puede que aún no hayan sufrido el dolor necesario, para cambiar esa estrategia de vender armamento, apoyar y suministrar lo que necesiten. Es decir, les falta pasar por más horror, porque parece que están dormidos, indiferentes, para poder cambiar. Pero como buenos astutos, cuando les toca de cerca, tocan arrebato, con una histeria contagiosa, como si en ese momento lo fueran a solucionar.

Hablan y hablan sin parar, del por qué es que les sucede ese horror a ellos. Pero después de unos días de propaganda para presentarse como los buenos, las víctimas, todo se olvida. Y hasta el otro atentado terrorista, con sus lloros, ceremonias, su blablablá. 

 

 

1444. Manca fineza: una forma grosera, basta, vulgar y paleta de entender las relaciones políticas.

 

 

1445. ‘Aprendemos a ganarnos la vida, pero nunca vivimos’.

Todo depende de lo que creamos qué es la vida. La vida es como es, y no se puede cambiar. Está la ilusión de que sí que se puede cambiar. Y ahí está la raíz de todos nuestros problemas.

Vivimos en una presión, sin poder salir. Pero creemos que sí que se puede salir. Y es esa creencia, la que nos divide de la realidad. Creando otra realidad, que más nos gusta y satisface. 

 

 

1446. ¿La libertad no es la ausencia de división y conflicto interno?

 

 

1447. El cerebro al estar diseñado para recibir los impulsos de dolor y sufrimiento -cuando hace mucho calor o frío, reacciona para que no se destruya el cuerpo-. Lo mismo sucede ante un dolor psicológico: ese sufrimiento impela al cerebro a descubrir qué haremos para que cese.

 

 

1448. ‘¿Podemos liberarnos del condicionamiento que no es el biológico que usted dice?’

Creo que definitivamente -para siempre- no. Es decir, ¿puede el 'yo' cesar su actividad y desaparecer para siempre?  

 

 

1449. La memoria cuando no hay división, está incorporada a la mente con armonía y orden. Es decir, se convierte en un todo con la misma mente.  

 

 

1450. Todos hemos tenido, de una manera o de otra, esos problemas de 'auto estima y reconocimiento'. Todo depende del nivel e intensidad del rechazo, de los problemas en las relaciones. Por tanto, depende de ese nivel, el que sea más o menos, problemático, antipático, detestable.