Vivir es destruir, amor y construir. 26-09-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

2526. El pasado está muerto. Y sólo los descarados y estúpidos hacen que vuelva, como trampa, como fruto de su maldad. Esos que denigran el pasado, que algunos lo esconden por vergüenza, por contradicción. Son tan arrogantes, tan hipócritas, subdesarrollos mentalmente, que no se dan cuenta que ellos son exactamente igual que esos que critican, quieren humillar. Que lo usan como un arma de guerra, para derribar, destruir.

Por eso, las triquiñuelas, los ataques como si no lo fueran, el exhibicionismo, es cosa de esnobs, que son como los animales que les lame los pies a sus dueños. Que son los que les proporcionan dinero, para vivir su vida. De desorden, confusión, de derroche y despilfarro.

De manera que, no hay bastante para todos. Menos aún para los menos afortunados: pobres, miserables, hambrientos. No sólo los que tenemos aquí donde vivimos. Sino por todo el mundo. 

 

2527. En realidad la democracia no lo es. Y por eso, realmente no sirve de nada. Da igual que voten los esclavos y sus dueños. Pues ellos saben que sus esclavos, con su ignorancia y estupidez, van a votar a favor del establishment, que tolera y defiende a los dueños de los esclavos,

Ahí están todas las monarquías, inmorales, con su derroche y despilfarro. Que después de miles de años, permanecen. Porque los esclavos, no son capaces de ver en realidad quiénes son, quiénes son realmente los que los apoyan y sostienen.   

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   

2528. Pero si todo es una mentira, una falsedad, una bazofia. Para mantener los privilegios y las prebendas del nacionalismo centralista español.

Esa es la verdadera realidad, que nunca dirán los que temen algo que perder: prebendas, beneficios inexplicables, bienes de toda clase.

¿Quiénes temen algo que perder? Todos los que viven identificados y bajo la protección del centralismo: funcionarios, jueces, políticos, policías y militares, religiosos católicos, periodistas, editores. Y todos los que están bien colocados, viviendo de las ventajas que les proporciona el centralismo.

 

2529. Eso es inteligencia. Eso es trabajar por la armonía, la paz, que genera la comprensión de la libertad. Pues la libertad es amor.

Sin amor, no es posible la paz, ni la convivencia satisfactoriamente, confortable. Si no hay amor, hay conflictos, enfrentamientos, desorden, violencia. Ahí están los millones de policías, militares, espías, hombres armados. Que nos tienen que defender por nuestra manera de vivir.

Si fuéramos realmente pacíficos, no necesitaríamos ni las armas ni los que las usan y manejan para defensa o ataque.

 

2530. ¿Y tú, y todos, no hacemos lo mismo? Pues el que no lo hace, seguramente no podría sobrevivir. Porque la vida, nuestras mentes, son incontrolables, Pues sólo sabemos que queremos sobrevivir, cueste lo que cueste.

Y todos los que estamos vivos, estamos obligados a hacerlo. Otra cosa es la manera cómo vivimos: qué hacemos con el dinero, cuántos apartamentos tenemos, cómo nos relacionamos con los menos afortunados, los necesitados, los miserables, los pobres.

 

2531. Todo eso tiene escaso valor. Mientras tenga millones y millones, mientras sea corrupto. Huyendo ante los pagos obligados a la hacienda pública. Al final todo forma parte del negocio del exhibicionismo, la vanidad. Y más márquetin. Es decir, más beneficios.   

 

2532. Es el juego del gato y el ratón. Si el gato no enferma y se debilita, el ratón no va a ganar. Por lo tanto, el ratón si es afortunado, el gato no lo matará. Pero seguirá siendo esclavo. Como una colonia, que la metrópoli explota, maneja, esquilma sus riquezas.

Hasta que tal vez, haya un estallido social, violento, una guerra, y la metrópoli salga, se vaya para salvar las vidas de sus miserables soldados. Pues, aunque los soldados, funcionarios, etc., se les haya lavado el cerebro, ser un invasor, un apestado, corroe y destruye la moral del invasor.    

 

2533. Las heridas que ha producido las políticas nacionalistas -tanto la de los nacionalistas centralistas españoles, como los catalanes-, han producido una herida que con el paso del tiempo sanará.     

Pero como la base del problema sigue siendo el mismo, no está resuelto: ocupación, invasión, corrupción, ladronería, con su brutalidad, humillación. Todo proseguirá igual.  Recordemos que la libertad, la autonomía, la independencia de las personas, es amor. Y el amor tiene la fuerza de lo nuevo, que parece débil, pero puede derribar y vencer a todo un imperio.