Vivir es destruir, amor y construir. 25-05-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

1405. Eso quiere decir, más violencia, más guerras.

 

 

1406. Todos matamos, somos asesinos. Todo depende del reto que nos llegue. Si el reto nos desborda, porque pone en peligro nuestra seguridad, la familia, la tribu, nación, la religión, la manera de vivir, todos mataremos.

El reto es: llega un momento en que matas o te matan. La opción -si existe- es de cada cual.

 

 

1407. Lo que importa no es la raza, la estirpe, el mando, etc. Lo que importa es que no sea corrupto. Que no intente banalizar su corrupción e inmoralidad, y la de los colegas que tiene. Pues en vez de dar luz, lo deja todo a oscuras. Donde todo son bromas, chanzas, para generar una especie de jarana, donde todo parece un juego de niños.

 

 

1408. Todo lo de los políticos perdedores, que tienen corrupciones, se ha convertido como si quisieran que esas corrupciones que han hecho, y hacen, fuera algo gracioso, algo de personas valientes, atrevidas, emprendedoras. Por lo que los debates, se convierten en una exhibición de arrogancia, de chulería, de personas bufonas con sus payasadas.

De manera que, lo verdaderamente importante -la corrupción y cómo erradicarla- parece que no existiera.

 

 

1409. ¿Quién te ha dicho que soy cristiano? Soy como tú, Dave, como todos. Las palabras tienen poco valor. Lo que cuenta son los hechos.

 

 

1410. Si empezamos por decir palabras como liberales, republicanos, demócratas, marxistas, fascistas, etc. Si empezamos a adorar a las banderas -que sólo son un trozo de tela-. Entonces, todo acabará como una disputa en una taberna, donde todo se convierte en una jarana, una algarabía.

Además, las palabras, lo que se dice, no son lo cosa, la realidad, que está más allá de las palabras. 

 

 

1411. Más allá de todo.  

 

 

1412. A tu manera, Dave. Tienes libertad en todas direcciones. 

 

 

1413. No la tengo que buscar para encontrarla, ella ha de venir.

 

 

1414. Vivimos en una sociedad desordenada. Ya que, los que vivimos en ella, estamos en desorden. El desorden, es creerse que uno puede hacer lo que le da la gana, pero los otros no.

Los otros tienen que aceptar, tolerar, todas las barbaridades que hagan: explotar a los menos afortunados, robar, invadir, vivir corrupta e inmoralmente. Y ese desorden, nos hace histéricos cuando recibimos algún daño.

Por eso, ese histerismo contrasta, con el silencio sobre las matanzas en masa, cuando suceden en los países pobres, subdesarrollados, del tercer mundo.

 

 

1415. Muchos drogadictos son enfermos, tanto físicos como psíquicos. Por lo que, eliminarlos violentamente, es como si los médicos mataran a sus enfermos, para resolver los problemas que estos generan.

Eliminar a las personas violentamente, no resuelve el problema. Porque los parientes, los amigos, conocidos, del drogadicto que se elimina violentamente, van a responder de una manera o de otra, contra el asesino: ya sea una persona cualquiera, o un presidente de una nación, poderosa o no. 

 

 

1416. Dios los cría y ellos se juntan. Los dos son igual. Todos son igual. Todos somos iguales. Cada uno que descubra su parte en sus miserias humanas.

 

 

1417. Eso es una opinión tuya que demuestra cómo eres: creer que uno o varios, solamente ellos son los importantes; y que sin ellos, nada hubiera sido, ¿eso no es ignorancia, superficialidad, idolatría, cosa de pelotas rastreros?

Todo está unido: los que se dicen que son importantes, sin los que se dice que no lo son -personas normales y corrientes: albañiles, carniceros, los que nos venden de todo, los barrenderos, los oficinistas, los policías y los militares, etc.-, esos que se creen que sólo son importantes, no lo podrían ser.

Y ese es el mismo problema de las monarquías: sólo ellos son los importantes; por eso, siempre son decadentes.

 

 

1418. Hay un problema en toda interpretación: que todo se puede decir infinitamente, que una interpretación es cierta, como no, negarla. Por lo que, toda interpretación se convierte en una especulación, un entretenimiento, una pérdida de tiempo.

Pues la verdad, es algo vivo, cambiante. Por lo que, no la podemos explicar por medio de palabras, conceptos, ideas, teorías.