Vivir es destruir, amor y construir. 20-08-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

2126. El paso más importante, es el más cercano. Porque, es cuando nos damos cuenta, que somos por nosotros por dónde hemos de empezar a descartar lo negativo, el desorden. Mediante la comprensión de lo que somos, cómo funciona la vida, la naturaleza, nuestras mentes.

 

2127. Por eso, cuando vemos algo claramente, es cuando la acción es el orden mismo operando. 

 

2128. El pasado esté muerto, ¿no? Y no sirve para nada. Por eso, los que lo usan insistentemente, lo hacen como otra arma más para intentar destruir a los demás. Es decir, hacer la guerra.

 

2129. Los enfrentamientos cuando se hacen cotidianos, aparecen las banalidades: el color de la piel, lo que hace cada cual que nos molesta, la religión, las costumbres cotidianas, el color de las banderas -todos tenemos una internamente, escondida o no-.

Por eso, es que vivimos cómo lo hacemos: superficialmente, siendo banales, chismosos, con ganas de jarana.

 

2130. Susie. Intenta ser sincera contigo mismo. Si hubiera sido al revés. ¿Qué dirías tú de ese acto terrorista con muerte incluida?

Lo que hace falta es, no empezar haciendo las cosas para que no lleguen esas circunstancias que nos llevan al enfrentamiento, a la violencia, a las muertes.

Es el racismo, el que genera todo ese desorden. Por salvaje, que quiere imponer lo que nunca nadie lo ha conseguido en realidad: el creer que una raza es supremacista en detrimento de otras. Pue ningún ser viviente quiere estar sometido a otro. Y si lo someten, el que lo somete se convierte en esclavo del sometido. Pues ha de estar siempre pendiente de que n o se rebele, le ataque. De manera que no le ja vivir en paz, feliz, gozando de lo bueno de la vida.

 

2131. Como ya he dicho, lo que ha pasado, la historia, los sucesos que acontecieron, sólo tienen el valor de enseñarnos de lo que somos capaces de hacer, de hacernos.

¿Por qué es que hacemos eso que no queremos que hagan los demás: maldades generando desorden, violencia, muertes? Pues eso que está pasando hoy, ahora mismo, es lo mismo que hacían los que vivían hace cien mil años.

Por eso, el pasado, la historia, deja de ser una herramienta para ilustrarnos, conocernos, observarnos, y se convierte en un arma para destruirnos, acusándonos de todos los males que padecemos ahora.

¿Por qué, Susie, no podemos ir más allá de todo ese inmenso pasado? En realidad, si no vas más allá de lo que sucedió ayer, de la rudeza con que te trató la persona que vive contigo, las molestias que nos causan los vecinos, los compañeros de trabajo. No podríamos vivir con nadie, nos volveríamos neuróticos intratables.

¿Es ello posible: morir a todo el pasado psicológico? Si no le intentamos, no lo podremos saber.

 

2132.  En un mundo, con tantas armas destructivas al alcance de la mano, esos monumentos, grandes edificios, esas catedrales, etc., están en las prioridades de los que los quieren destruir.

Hace cien años eso era impensable. Pues, no había los explosivos tan potentes que las pudieran destruir, como los que hay ahora.  Pues todo lo que es, siempre está en peligro de desaparecer, ya sea en el presente o en el futuro. Y por supuesto, incluidos nosotros.

 

2133. ¿No estás enterado que se pidieron quinientos efectivos para atender los retos, las necesidades? ¿No estás enterado de que la Junta de Seguridad, no se reunía porque los que tú defiendes no lo quieren?

Todo esto, no es de ayer. Sino de hace años. Debes de informarte para intentar ser objetivo, neutral, no atrapado por una idea o teoría nacionalista, religiosa, política.

 

2134. Se consultó con los especialistas para ver si era preciso poner bolardos donde sucedió el atentado terrorista. Y la respuesta fue que no. Porque podrían entrar por los lados del largo paseo. O lo podrían haber hecho en una calle cualquiera.

Cuando alguien está decidido a hacerte algún mal, atacarte, destruirte, puede que no haya barreras ni defensas para estar seguro en ningún lugar. Como en realidad, está sucediendo. Los ignorantes les gustan culpar a alguien de todo lo que sucede. Cuando todo lo que sucede, los culpables somos todos.

Los países que apoyan a Arabia Saudita, y otros, los europeos y americanos, les venden armas que ellos no pueden fabricar. Entre ellos el país donde vivimos. Pero resulta que esos países compradores, son los que sustentaron con dinero, ayudas, logística, a esos terroristas que actúan por todo el mundo.

Si todos los países quisieran, los terroristas no durarían mucho tiempo. Pero los interés políticos, económicos, estratégicos, de los países más poderosos, les impide romper y bloquear a esos patrocinadores del terrorismo islámico. 

Y finalmente, todos lo que votan a esos políticos para que manden, y resuelvan los problemas, también somos culpables de esos actos crueles, asesinos.