Vivir es destruir, amor y construir. 20-08-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

2120. El alivio del pensamiento, de estar divido, sólo es hasta cierto punto. Porque, cuando esa división está generando más desorden, anarquía, caos, llega la violencia, la guerra.

Y en la guerra, todos saben que, aunque se diga que es precisa, todos sabemos que estamos haciendo maldad, generando horror, muertes. Por lo que el alivio, se convierte en el mismo infierno que genera toda división. 

   

 

2121. En toda guerra se precisan dos o más para hacerla. Cada uno tiñen que saber por qué lo hace. Y asumir las consecuencias de esa guerra.

No solamente llorar por la amargura, el dolor, de algo que está lejos, en algún lugar del mundo. Sino de las muertes, los destrozos, la aniquilación si pueden de los demás. Con otras consecuencias, que se nos escapan que son horrorosas, causantes de dolor sin fin.

O sea, que la guerra no es una palabra, son hechos escabrosos, macabros, sanguinarios, es la humillación en su grado más degradante y cruel. Y eso, hay que saberlo.   

 

 

2122. ¿En un mundo tan interconectado, crees que un país solamente se va a salvar? Todos vamos en el mismo barco, que es la tierra. Y todos sabemos que lo que le pase a uno, un país, también les pasa a los otros. Pues todos venden y se compran artículos tecnológicos, coches, maquinaria, alimentos, gasolina, ropa, etc.

La bolsa no tiene un dueño americano, europea, asiático. Si no que funciona, por la aportación de todos los capitales de todo el mundo. Así que, si queremos la paz, has de empezar tú por ser pacífica. Si no quieres la corrupción ni la inmoralidad, sé justa, igualitaria, honesta, no racista, vive en libertad.  

 

 

2123. El show político, no es lo mismo que el show de las mises, de los espectáculos amañados para hacer risa o generar miedo. Pues, tanta seriedad, tanto estar encima de él -sin poder hacer algo inconfesable- le está irritando, mareando.

Y de esa manera, no tiene bastante energía para hacer lo que a él realmente le gusta: el show mundano, banal, vulgar. 

 

 

2124. ¿Copiar lo que está pasando es de artistas o es de copiones? ¿El directo, cada instante que pasa, la vida, se puede reproducir?

Por eso, el arte es un engaño. Porque es una mala copia, subjetiva, personal, que nunca puede ser la realidad. Porque, siempre está cambiando, está muriendo y renaciendo, a cada instante.

Por eso, el arte es la vanidad del que lo practica.

 

 

2125. Lo más maravilloso, porque es aclarador de nuestra ignorancia, es que el observador es lo observado, son los mismo. Es decir, tú eres como soy yo. Pueden cambiar el color de la piel, el lugar de nacimiento, el idioma, la tela de las banderas, pueden cambiar las ideas y teorías a las que estamos aferrados. Pero en esencia somos lo mismo: personas vulgares y corrientes. Que tienen miedo, pasan por situaciones amargas, dolorosas, tienen frío y calor, tienen ganas de ganar, triunfar a los que cree que son sus enemigos.

Siendo todos iguales, lo que nos diferencia es cómo vivimos. Si nuestras vidas generan más desorden y confusión del que siempre hay. ¿Qué es el desorden? Es lo que nos divide internamente, y como consecuencia, de los demás, de lo externo, de lo de afuera.

Por tanto, hay que comprender, por qué tú y yo, estamos divididos, enfrentados, luchando, cada uno estirando desde un extremo de la cuerda. Los dos tenemos nuestros motivos, nuestros argumentos. Por lo que hay un empate, que parece irresoluble, infinito.

¿Qué es lo que más te divide de los demás? No es que te obliguen a hacer lo que tú no quieres. Obligar a alguien, es usar la fuerza, es violencia. Por tanto, ¿por qué queremos obligar a alguien para que no sea cristiano, católico, protestante, judío, hindú, musulmán, de centro, de derechas, de izquierda? ¿Quiénes nos van a decir, quién de nosotros estamos equivocados, en el error? Nadie lo puede hacer. 

Es cada uno, si es afortunado, sensible, el que ha de ver, comprender, dónde está lo negativo, que causa desorden, y descartarlo radicalmente. Pues si alguien ve y comprende la realidad, lo que es, en su totalidad, esa misma comprensión genera la acción del orden, que es libertad, es amor.