Vivir es destruir, amor y construir. 14-05-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

1377. Ayer leí tu carta al director en el diario … En la que decías que la política y el deporte no pueden ir juntos, son como el aceite y el agua. Al respecto de que, el Futbol Club Barcelona recientemente ha dejado clara su postura en cuanto al asunto del referéndum sobre la independencia de Catalunya. 

Creo que no ves claramente, que todo en la vida es política, o puede serlo. Tú ya sabes que el Real Madrid, el antiguo régimen dictatorial lo usó políticamente, y lo favoreció, cuando lo creyó oportuno. Y ahora sucede algo igual o parecido. No solamente lo hacen con el fútbol, sino con el tenis, y los campeonatos europeos o mundiales, las olimpiadas, etc.

 

 

1378. Así es, Teresa, la comprensión de uno mismo, y la comprensión de la vida, es lo definitivo. Y esa comprensión, no es tuya ni mía, ni de nadie, es la realidad, lo que es, que es el orden del universo operando. Que siempre está cambiando, sin cesar a cada instante.

Por eso, sólo podemos estar libres del pasado, de lo conocido, para que se manifieste la sabiduría, la inteligencia, el amor.

Un abrazo.

 

 

1379. Hoy te he visto en el programa. 'Al día', de 13tv. Cuando hablabas sobre los restos del dictador Franco.

Gracias. 

No lo has dicho todo de Franco -sí que has sido crudo con Hitler y Mussolini-. El militar, genera, Franco, era amigo, colaborador de Hitler, le envió al frente de Rusia unos 45.000 soldados para ayudar a los nazis -la mitad de los cuales perecieron-. También le enviaba alimentos. Cuando en España, había muchas personas que vivían en la pobreza y la miseria, pasaban hambre.

 

 

1380. He sabido de ti, al ver en el Tele Noticias, de las 14'30 de  TV...

Cuando informaban sobre los fusilados en la guerra civil, que los fachas que han mandado y mandan, no quieren que los localicen, los identifiquen, y sus familiares los entierren donde ellos quieran.

En Cataluña, al ser el último bastión de la República en ser vencido, y al mismo tiempo la puerta de salida de los perdedores, que huían del fascismo de Franco, hacia Francia, es preciso que hubiera muchos muertos españoles, andaluces, extremeños, castellanos, etc.

 

 

1381. Las obsesiones en contra de un país, contra un personaje, un político, nos dañan. Porque, nos ponen en desorden, confusos, miserables. Es decir, nos hacen crueles, violentos, nos llevan por el camino de la guerra. 

 

 

1382. Sólo con buenas i intenciones no basta. La revolución que él quiere para los demás, la tiene que hacer realidad en su vida, la vida cotidiana. Y entonces, eso sí que es lo verdadero: un cambio radical, una verdadera revolución.

 

 

1383. Lo primero que debemos hacer, es conocernos cómo somos en realidad. Y no creer que somos la imagen que nos hemos creado de nosotros.

Nosotros, somos animales, los más desarrollados. Y, por tanto, sólo queremos sobrevivir. Sólo queremos para ello, vivir con seguridad. Para poder ganar, triunfar, vencer, dominar a los demás.

Y como todos hacemos lo mismo, toda solución a los problemas de la vida, de egoísmo, pasa por renunciar, por comprender cómo opera el 'yo'.

 

 

1384. En relación a tu comentario sobre el vídeo de los dos bebés gemelos, con un solo chupete, que se pelean por apropiárselo, eso no es envidia, rivalidad, dependencia, celos. Eso es la lucha por la supervivencia. Pues, eso mismo, lo hacemos ante cualquier reto que nos pone a prueba, ante el peligro de algo que necesitamos.

Todos los seres vivos, hacemos lo mismo: por eso somos competitivos, nacionalistas, de una religión particular, de una tendencia política, nos identificamos con las mujeres o los hombres. Y, que cuando alguien, nos pone en peligro eso que necesitamos, respondemos atacando de la misma manera. ¿Se puede este paradigma de ataque y defensa, de acción y respuesta, cambiar?

No se puede, porque en ello va el palpito de la vida, del vivir, de sobrevivir. A no ser, que uno renuncie a todo, incluido su cuerpo, su vida, sin importarle el dolor de esas consecuencias, que eso genera. ¿Puede hacerse eso una realidad o es otra huida, otra ilusión?

Por tanto, si uno ha visto que la vida es lo que es, con sus enfrentamientos, sus luchas, sus miserias y alegrías, Ve que en cualquier dirección que escoja, va a encontrar los mismos problemas que la vida, el vivir nos proporciona, uno no hace nada. Solamente observa todo el vasto panorama de la realidad. Es decir, no hacemos un problema de ese problema, sino que estamos con ello todo el tiempo, sin tocarlo, y entonces eso nos cuenta su secreto. 

 

 

1385. Los desafíos sólo se pueden superar mediante la comprensión de lo que es la vida. La comprensión del ego, del 'yo'.

Mientras no llegue esa comprensión, hagamos lo que hagamos, por eficientes que seamos, aunque hagamos trabajos sociales, nada tendrá sentido ni significado verdadero. Pues nosotros, seguiremos generando el mismo desorden, que impera en toda la tierra.

 

 

1386. Dices que para que haya paz, una parte -la perdedora-, de las dos del conflicto, debe pedir perdón por el sufrimiento y el dolor que han infringido. La pregunta: ¿Es que las dos partes, que pelean, que hacen la guerra, no hacen lo mismo: intentar vencer? Y, para ello, hacen todo lo que pueden para matar, destruir al que consideran que es su enemigo. Por eso, la paz que no es justa en el reparto de las responsabilidades por igual, es una paz en falso, como siempre sucede. Pues, el que se dice vencedor, sea el Estado o los que luchan contra él, también tiene su responsabilidad por generar las condiciones precisas para que estalle el desorden, la división, la anarquía, la violencia, la guerra.