Vivir es destruir, amor y construir. 13-11-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

3005. Para que haya amor -y si es amor, siempre es verdadero- sólo se precisa que haya una unión total entre dos personas o más. Y ese amor, lo abarca todo, abarca a la totalidad de la vida. 

 

3006. Cuando uno está desarrollando amor por una persona, en ese amor, está incluido la adoración, la idolatría, la posesión. Pero, curiosamente, cuando dejas ese amor y desarrollas más amor a otra persona, sucede lo mismo: esa persona es la mejor, la más maravillosa, etc.

Eso se tiene que comprender: que, por eso que es amor, no esclaviza, y entonces el amor es polivalente, a toda la humanidad. Y por eso, para las mentes estrechas, mezquinas, egoístas, al amor le tienen tanto miedo. Porque, el amor es incontrolable, inmanejable. Pues el amor, es lo nuevo, la libertad, lo desconocido.

 

3007. Si abrimos la mente completamente, tanto Buda, como Jesús, pueden ser dos personajes novelados. Para algunos, puede que les parezca un sacrilegio. Pero nunca lo sabremos, pues hay infinitas posibilidades de negarlo como de afirmarlo.  

 

3008. Nos gusta depender de los demás, pues eso nos alivia de la soledad. Pero ese, ‘alivio’ -la soledad- se convierte en aislamiento. Y ahí empieza rodo el drama de la dependencia: idolatría, inventarse cosas que nos son, fabular superficialmente. Por lo que nos convertimos en neuróticos, llenos de ansiedad, estrés, apatía, desidia, miedo.

 

3009. Porque, unos roben eso no nos da ningún derecho de justificar los robos de nuestros amigos, colegas, políticos. Eso es tan infantil, como creer que los bebes vienen a la vida con una cigüeña. 

 

3010. De momento, es así. Ahora falta el acto final. Si es que lo tiene a corto plazo. Moralmente, éticamente, ya sabemos quiénes son los perdedores: los dictadores, tiranos. 

 

3011. La desgracia es que no tengan la capacidad de ver la realidad, la verdad. De que la libertad, es amor.

 

3012. El problema está en que no tienen la capacidad de ponerse en el lugar de la víctima. No tienen empatía. Y por eso, parecen de piedra, incapaces de tener sensibilidad.

Menos aún compasión. Pues el miedo a verse cómo son en realidad, los hacen indiferentes. 

 

3013. Todo es una repetición del viejo paradigma, tal vez, más acelerado. Todo lo que hacemos es para sobrevivir. Para ajustarnos a lo que estamos programados, condicionados. ¿Podemos liberarnos de nuestra programación, del condicionamiento?  

 

3014. Uno llora no por lo que le ha sucedido. Sino que llora, por lo desgraciado que es. Por no poder comprender, hasta el extremo de que ya no le duele, la realidad de lo que la vida nos proporciona. 

 

3015. Uno ha ido a clase en la zona nacionalista centralista española y ocurre lo mismo: adoctrinamiento, descarado, brutal, cruel. Incidiendo en olvidarse de los demás, como si no existieran.

Eso no justifica que otros lo hagan. Pero para solucionar ese problema, los dos han de parar. Con el agravante de que el más poderoso, que manda, tiene que dar el ejemplo de respeto, de igualdad, de libertad.

Porque adoctrinar no es ningún delito, todos lo hacen: las religiones, los líderes de opinión, los medios de comunicación, todos los gobiernos. El problema está cuando se usa la violencia para expandirse como lo han hecho muchos países. Desde la invasión de América, África, Asia, etc., y antes los iberos, los alanos, los fenicios, los cartagineses, el Imperio Romano, los árabes, etc. 

 

3016. Facha, es aquel que es malvado con los demás, con los animales, con todo lo que existe. Pues no respeta la vida. Y, por tanto, tampoco respeta a las personas. Y, por eso es racista, xenófobo.

Por eso, los fachas están en la derecha, en el centro, en la izquierda. En los religiosos, sean de la orden que sea. En la política. En todos los bandos, las instituciones nacionales, locales, en cada persona. 

Así que, si uno no es un cabrón, ni cruel ni violento, cuando oye la palabra facha, sabe que no se lo dicen a él.