Vivir es destruir, amor y construir. 13-09-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

2373. Para comprender la vida, cómo somos. se puede ver tanto desde el ámbito macro, como micro. ¿Por qué te quieres quedar sólo con lo macro, donde hay tanto ruido, tanta confusión y desorden?

Si vamos al ámbito de lo pequeño, cotidiano, sencillo -la parte micra de la vida-, puedes comprender qué es la verdad de las cosas que nos suceden, que suceden a todos los demás.  

 

2374. La revolución, para que lo sea, es lo que molesta al establishment, sea el de una persona cualquiera, o el de las instituciones, autoridades, los que mandan. Por eso, las revoluciones lo ponen todo patas arriba, donde nadie ni nada se puede ocultar. Y eso, lo puede hacer una pareja, un matrimonio, cualquiera, o una multitud, millones, de personas a la vez. 

 

2375. ‘Mientras no estudiemos, comprendamos y controlemos nuestras propias mentes, alguien lo hará’. 

Eso es muy fácil, cuando se comprende que yo soy tú. Y tú eres yo. Así que, ya no hay secretos en la vida de las personas. Porque todos somos iguales.  

 

2376. Todas las personas, cuando realizan lo que más excita a los demás, el acicalamiento, la cirugía estética, la ropa que más resalta las partes del cuerpo, mediante sesiones en los gimnasios etc. Aunque digan que es para verse favorecidas, que lo hacen para ellas mismas, y que no lo hacen para excitar a los demás, ¿es eso cierto?

Todos los seres que tienen vida, tienen sexo que es precio para reproducirse. El mandato de la vida, es comer para subsistir y el sexo para reproducirse. Por lo que es un mandato, una ley implacable, incuestionable. Si no fuera así, la vida tal vez no hubiera podido ser. 

Por eso, las mujeres, principalmente, se han convertido en atractivas, seductoras. Pues las que se resistían a ello, se dieron cuentas que no triunfaban. Y sin embargo las mujeres modernas, las desenvueltas, atrevidas, las prostitutas, que vestían y se presentaban con vestimenta atrevida, tenían éxito entre los hombres.

 Y eso, ese deseo de agradar, de atraer, tiene su raíz en el erotismo, en el sexo tan preciso para que la vida pueda continuar. Pues todo lo que hacemos, si no fuera preciso e ineludible, no lo haríamos. Ya que somos vagos, buscamos la tibieza, buscamos la comodidad, no hacer nada, o hacer lo que nos da la gana.

 

2377. Los filibusteros, lo único que lograron fue hacer del Parlamento un gallinero. Montar una jarana tabernaria de maleducados. Y es que como no hay la lógica de la verdad en sus propuestas, ya que sólo son dictatoriales, represivas, recurren a la algarabía, a la falta de respeto. Hablando y gritando todos a la vez.

Con el agravante de que querían debilitar a la presidenta de todas las maneras posibles, paras humillarla, infravalorarla, destruirla. De momento no han salido con la suya. Aunque todo ese ruido y desorden, los que quieren que todo fracase, lo aprovechan para que todo sea un caos, dispuestos a ilegalizarlo todo.

 

2378. Pero seamos realistas, no lo permiten porque tienen miedo de perder las prebendas, los beneficios, todo lo que roban. Si no, ¿para qué esa relación tan tortuosa, indeseada, como la del marido que no quiere dar la libertad a su pareja para separarse, divorciarse? 

 

2379. Tanto descaro, ausencia de vergüenza, ni honradez, conmueve. Cuando alguien -uno de los dos- que desea marcharse, porque no quiere seguir la relación, ¿por qué el otro se tiene que oponer, si no es porque suponga perder algo material, beneficios, prebendas, dinero?

Los políticos, cuando están en el poder, pueden hacernos creer que un burro vuela.  

 

2380. El problema es de aprovechados. Porque, uno que no tiene nada que perder, no tiene miedo de que un compañero, un amigo, su pareja, se separe, divorcie. Por lo tanto, estará de acuerdo con la separación.

Al haber un interés económico, de prebendas, de beneficios inconfesables, es cuando se ponen todo tipo de problemas, dificultades, obstáculos, para que el divorcio no pueda ser.

Provocando todo tipo de conflictos, enfrentamientos, malos tratos, crueldad, violencia.

Todo ello, cuando se aplica a un Estado que se opone a la libertad, la independencia, la autonomía de las personas, se crea un conflicto peligroso, un agravio inhumano. Propio de dictadores, carcas, inhumanos, fanáticos.

 

2381. Para que las palabras no nos hagan sufrir, ni los actos que se suceden, hemos de estar más allá del bien y del mal. 

 

2382. Los que tienen algún poder, siempre tienen ese problema: desear ser tratados como si no tuvieran poder. Y eso no es posible. Pues el poder nos cambia, ya que nos da autoridad. 

 

2383. Los políticos, también son imprudentes. El odio y la sed de venganza les puede. Por lo que, como tienen tanto poder, han de ser prudentes, porque puede estallar una revolución violenta. Pues, las personas somos como una olla a presión, que cuando no pude contener el aire caliente estalla.  

 

2384. Es ilegal lo que hacen unos. Pero, también son ilegales, los que acusan de ilegales a los otros. Porque, ¿qué es lo legal, lo que dice uno solamente? Pues los otros también dicen que tienen su legalidad. La legalidad, en realidad es una trampa, es imperfecta. Pues la legalidad, la ley, la han inventado unos que no se van a echar piedras a su tejado. Por eso, la legalidad para que se pueda tragar, la presentan como que tiene que ser objetiva, igualitaria, ciega para no reconocer a nadie. Pero, conociéndonos como somos, ¿eso puede ser?