Vivir es destruir, amor y construir. 13-09-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

2363. En tan claro que está eso de la libertad de decidir, de acción. Pero la pregunta es: ¿Por qué no les dan libertad a las personas? Porque tienen miedo de perder los privilegios, la prebendas, lo que siempre les han robado. De lo contrario, ¿por qué no les darían la libertad?

¿Por qué estaban los esclavos negros sometidos, como animales, a sus dueños, encerrados sin poder salir de allí? Porque tenían miedo de que se fueran y la riqueza del rico propietario decayera, quebrara.

Ahora pasa lo mismo, pero a otro nivel que parece imperceptible, pero está ahí. Por eso, cuando más ruido, más pan y circo, mejor para los ladrones, explotadores en todos los ámbitos. 

 

2364. La democracia es una ilusión, como la justicia, la igualdad. Pero empecemos todos a reconocerlo. Y no hacer como los hipócritas políticos, religiosos, los jueces, etc.

Pues el poder se basa en esa mentira. Lo que quiere decir, que como los votamos, también somos hipócritas, falsos, mentirosos. Por lo que todo el problema es de uno. Pues es sólo uno, el que se tiene que resolver el problema de su vida. 

 

2365. Si te gustan los reyes. ¿cómo vas a ser libre? ¿Cómo podrías dormir rodeado de personas que te quieren matar -recuerda César como fue asesinado por su círculo más íntimo-? 

 

2366. Los cristianos viven en un estado psicótico. Pues tienen que ser santos -tener amor-, pero no lo pueden ser. Nadie les ha dicho, que los santos y los únicos salvadores, tampoco lo eran. 

 

2367. Heráclito. ¿Algún día nos conoceremos? Eso es muy fácil, tú eres como yo, y yo soy como tú, básicamente, en lo esencial. Los dos tenemos miedo, queremos que nos respeten, que nos amen, necesitamos comida y albergue.

¿Dónde está la diferencia entre nosotros, entre los seres humanos? Eso es otra ilusión. La más peligrosa, porque nos divide, nos pone en conflicto, violentos para hacer la guerra. 

 

2368. Todos los países que se han independizado, lo han sido sin el consentimiento y aprobación de los que no querían que se independizara.

El problema es: ¿por qué? Porque si se independizan pierden las prebendas, los beneficios, las ventajas que se van con la independencia. Porque si tú no tienes, ni temes, nada que perder materialmente, ¿te vas a oponer que yo sea libre de ti? ¿Comprendes, Enric? 

 

2369. No. Tú y yo, y todos, estamos obligados a guerrear. Pues tenemos que comer para sobrevivir. Y comer es un acto de guerra contra la víctima que nos comemos. Ahora si lo llevamos a relación entre nosotros, sucede básicamente lo mismo.

Ahí está la locura por ganar, en el deporte, en cualquier actividad, la vanidad de la victoria, el desenfreno por vencer. Y ahí también está la guerra con sus matanzas.

No tenemos salida, salvo a la hora de matar para comer: hay quienes necesitan una víctima. Pero hay otros que cazan muchas víctimas y ahí empiezan todos los problemas, el desorden, la confusión, las desgracias. 

 

2370. Sí, es verdad, Albert. La libertad es un trabajo de veinticuatro horas. Porque, si no estamos atentos a todo el movimiento del pensamiento, de la mente, de todo lo que nos rodea, las personas con las que nos relacionamos, llegan el desorden, la confusión.

Y en el desorden no puede haber libertad. Pues si yo tengo unas obligaciones contigo, ya que quedamos para hablar, no puedo distraerme, dejarme llevar la persecución del placer. Pues todo eso te va a hacer daño. Y ese ese daño, para evitarlo, el que nos tiene que mantener despiertos, lúcidos, inteligentes.

 

2371. No seas inocente, o mentiroso, falso. Tú por qué quieres retener a tu compañero, tu pareja, si no es porque tienes unos beneficios, físicos, emocionales. Por tanto, si tu compañero quiere marcharse, ya no quiere vivir más contigo. ¿Puedes obligarle a que no se vaya, a la fuerza, con malos tratos, crueldad, violencia? Por tanto, sólo es la ganancia, egoísta e indiferente a sus problemas, lo que te guía.

Ahora trasládalo a tu política y verás cómo eres un hipócrita, corrupto, inmoral, que miente para estar sentado en el sillón. Que tanto dinero te da, vanidad, influencia, placer por dominar a los otros.

Luego, te presentas como un esnob moderno, que quiere ser cosmopolita. Pero, ¿eso qué valor tiene si estás sucio, lleno de inmoralidad, de corrupción? Cuya consecuencia es generar más sufrimiento, más dolor, por el desorden y la confusión que genera tu manera de vivir. 

 

2372. Siento decirte, que no podemos fiarnos de los que mandan, del establishment, de las instituciones políticas. Ya sean locales, nacionales o internacionales. Pues no es lo mismo, estar fuera del poder, que estar dentro con todo lo que ello conlleva.

Una persona, amigo, vecino, cuando entra, y está dentro del poder político, o de otra índole, ya no es el mismo. Se muestran esquivos, astutos, huidizos, no quieren comunicarse con las personas sencillas, con las que antes tan a gusto lo hacían. 

Ni tampoco con las personas serias, ya que les tienen miedo. Porque saben que les van a poner frente el espejo. Donde no se puede ocultar quién es, y qué es lo que hace.