Vivir es destruir, amor y construir. 13-09-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

2352. Los tribunales tienen muy poco valor. Porque están dirigidos por los que han inventado las leyes. Y nadie inventa algo, para ir contra él mismo. Por lo que los tribunales, la justicia, solamente sirve para los que la inventan.

La realidad cotidiana está llena de ejemplos, que nos demuestran que la ley sólo es aplicable a ciertas personas. Pero a otras personas, no se las aplica adecuada ni correctamente. Se libran de las sanciones que les corresponde.

 

2353, Todas las preguntas que hacéis, son lo que a vosotros os gustaría que fuera, que sucediera. Pero la realidad, no os deja disfrutar de ese deseo perverso que tenéis.

Por eso, siempre estáis rabiosos, sois cazurros, nada cosmopolitas. Siempre maquinando para contaminar las mentes con vuestra rabia, celos, maldades. Toda una desgracia.

 

2354. Desde cuándo, para hacer una revolución, se pide permiso a los que mandan, a la autoridad. Si ella nunca dará ningún permiso. Por eso, toda la responsabilidad -vamos a decir casi toda- es de los que mandan. Primero por no darse cuenta, que su sistema, al ser injusto, es preciso que genere las protestas, la ira, la rabia, el odio, contra esa autoridad que parece incompetente. Y si no les hace caso, hace oídos sordos, cierra los ojos, llega la revolución. 

 

2355. Por eso mismo que dices, en cuanto a que todos tienen la misma libertad de ser libres, independizarse, sean quiénes sean, se hace. Ahora bien, tú quieres que tengan libertad, pero que no cuestionen tu libertad para vivir como quieres. Y ahí está el absurdo de: Yo sí que puedo, y los míos los que piensan como yo, ser libre, autónomo, pero tú no puedes.

Si el problema siempre es el mismo, lo que cambia son las modas, las maneras superficiales. Pero ahí está siempre: A contra B. Y B contra A.

¿Qué vamos hacer otra guerra, otras matanzas, destruirnos unos a otros? Eso depende de cada uno, de cada cual exclusivamente. Pues el que no quiere la violencia ni la guerra, no la provoca ni la hace. 

 

2356. Ese mar de cifras, es todo subjetividad. Trampas y mentiras, falsedades, de los que mandan y, sus lacayos obedientes, sumisos, los medios de comunicación.

Por eso, todo eso se resuelve votando. Y así, sabremos realmente cuales son los resultados. 

 

2357. Ahora resulta que una minoría quiere hacer un golpe de estado. Eso nunca se ha visto. Pue un golpe de estado, no es asaltar un parlamento, una comisaría, o apoderarse de una aldea o pueblo.

Para que triunfe un golpe de estado, ha de estar respaldado por millones de personas. Por una parte, de los policías, militares, etc. Por lo que, se necesitan millones que lo aprueben y defiendan. Por lo que una minoría insignificante, sería suicida el hacer un golpe de estado. Ruido si que lo pueden hacer. Pero un golpe de estado, en este caso, es algo muy serio y arriesgado. Hacerlo sería cosa de idiotas, descerebrados, rabiosos.

Por lo que, todo ello es pura propagando, miedo, publicidad, que los periodistas y sus diarios, lo esparcen para contaminar, contagiar, a las personas superficiales, fanáticas, siempre dispuestas a la jarana, a guerrear, por cualquier nimiería. 

 

2358. Hay momentos en la vida, que todo se convierte en una pendiente resbaladiza. Y no podemos salir de ella.  

 

2359. Una revolución es lo más sencillo de hacer: si tú me cuestionas todo lo que digo, me rebates, describes mis puntos débiles, oscuros. Si puedes decir que soy corrupto, ladrón, que formo parte de un patrón institucionalizado donde está lleno de corruptos. Si ofreces una alternativa a esa corrupción mía, ladrona, carca, cazurra, eso ya es una revolución en marcha. Aunque sólo sea una revolución contra mí.  

 

2360. Cuando uno le dice a otro lo que no tiene que hacer. Quien recibe ese mandato negativo, también le puede decir: tú no me puedes decir lo que yo tengo que hacer.

Y al mismo tiempo, el otro también le puede decir lo mismo: tú no me puedes decir lo que yo tengo que hacer. Y así, hasta el infinito. Por lo que, todo se convierte en un absurdo.

¿Qué es lo que hay que hacer, entonces? Cada uno que haga lo que tenga que hacer. 

 

2361. ‘Ser de raza blanca, y que vivo en el mundo occidental, no me da un privilegio especial, para determinar lo que ha de suceder en el mundo’.  

Además de tener un privilegio, que no tienen los africanos, asiáticos, etc. Los blancos occidentales, tienen todo el inmenso poder mediático -televisión, prensa, radio-, económico, tienen el inmenso poder bélico, militar.     

 

2362. ‘La verdad no puede ser derrotada porque los hechos siempre prevalecerán’.

La verdad es el amor que hace que funcionemos nosotros. De manera que nos hagamos el menor daño posible. 

Por eso, los crueles tiranos, los crueles dictadores, los crueles jerarcas, son los más destructivos. Los máximos hacedores de sufrimiento y dolor. A los que precisamente son los menos favorecidos, los débiles, los más vulnerables. Por eso, esos tiranos son lo más feo que existe.  Tienen sus manos manchadas de sangre, del dolor y sufrimiento que generan.