Vivir es destruir, amor y construir. 13-08-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

2038. La sencillez es la paz, la ausencia de ansiedad, estrés, preocupaciones mundanas. La sencillez es verse lo más vulgar, igualitario, insignificante. Y a la vez, ser inteligente para enfrentarse al mundo con sus miserias, placeres, alegrías.

 

2039. La religión es el intento de poner orden en nuestras vidas. Es tener esa capacidad de ver, todo lo que existe como una unidad total, de todo lo que conforma la vida. Donde el bien y mal, no operan.

Sólo es el ver, percibir, ser consciente, sin el 'yo', sin sus divisiones y conflictos.  

 

2040. Todos los conflictos tienen el mismo origen: la división interna. Que es la que da excesiva importancia a la raza, la religión, la política, el lugar de nacimiento, dónde vivimos. Da igual que sea en Asia, en África, en Europa, o en cualquier lugar del mundo, todas las personas nos dividimos de los demás. Y dentro de cada grupo, nacionalismo, raza, tribu, también existe esa misma división. Y finalmente, cada uno de nosotros, que formamos esos grupos, también estamos nosotros mismos divididos.

De manera que, todo el problema es de cada cual. Pues es en cada uno de nosotros, donde se inicia todo el proceso del conflicto, del enfrentamiento, de la violencia, la crueldad, la guerra.

La división puede adoptar todas y cada una de las maneras de lo que hacemos. Por eso, todos nosotros somos división, además de dividirnos de las personas, nos dividimos de los animales, del frío, el calor, de los impedimentos si vamos por el campo, la montaña, un bosque o una ciudad.

Por tanto, la división siempre está ahí, eso es un hecho que no se puede cuestionar. Ahora bien, ¿qué sucede si no huyo ni reprimo esa división, que es conflicto, que hay dentro de mí, sin hacer de todo ello un problema añadido? ¿Qué sucede cuando no hay fragmentación, conflicto, entre lo que observamos, entre lo que nos relacionamos, que estamos viendo ante nosotros?

Todo cambia, ¿verdad? Ya no hay un estirar cada uno hacia una parte, ya no hay A contra B, sino algo que no nos da miedo, que nos libera de todo lo que estamos condicionados, viendo sólo a un ser humano, animal, lo que sea que estemos viendo, observando. Y entonces, la dicha del vivir, ha llegado a nosotros, con su bendición, grandiosidad, buen rollo. 

 

2041. La vida toda ella es un negocio. Y ese negocio es la supervivencia. Primero para poder comer. Y luego alimentarnos espiritualmente, psicológicamente. Es decir, la persecución del placer.

De ahí no podemos salir. Sólo hemos de vivir con ese paradigma, sin hacer un problema, un conflicto y disputa, con ello.  

 

2042. ‘El amor a algo no es amor’.

Porque el amor no se puede explicar, proyectar, desear. El amor sólo es cuando el ego, el 'yo', el tiempo psicológico, no son. 

 

2043. Obama, suave y sin ganas de pelear, no excitaría a Korea del Norte. Trump, brabucón, voceador, medio demente, desafortunadamente enloquece más a Kim Jong-un.

Además de ese problema, ya está chuleando con Venezuela y Maduro.

Total, un guerrero, que puede destrozarlo todo. Eso sí él dirá que la culpa es sólo de los demás. Por eso, todo es tan infantil, superficial, banal. 

Hay más: si yo tengo armas. ¿Por qué tú, Susie, no la puede tener? ¿Dónde está ahí la democracia, etc,?

 

2044. No se trata de algún día. Tú, Susie, sabes que tiene que ser ahora cuando dejemos de ser corruptos. Por lo que, el reto es inmenso. Tanto como dedicarle toda la vida. 

 

2045. Y, ¿nosotros hemos de hacer lo mismo que hace un loco?

 

2046. ¿Qué verdad? ¿La tuya, la mía, la del vecino, la del banquero, el trabajador, la del hombre que vive en la calle? Hay muchas verdades, una para cada uno. Por lo que mi verdad, tiene escaso o ningún valor para los demás.

 

2047. Esa retórica, ya sabemos lo que quiere decir: guerra, más guerra. Con toda su crueldad, horror. No estoy contra la guerra. Sólo informo sobre ella.  

 

2048. Cuando se habla de dinero: ¿Quién es el que más tiene? Los ricos, los multimillonarios, ¿no? 

 

2049. La palabra dios, en sí misma lleva implícita la corrupción. Porque hablar de dios, para describirlo, es perder el tiempo. Ya que, dios puede ser un pacifista y un asesino guerrero.

 

2050. ¿Aún no sabemos lo que puede hacer la fiebre nacionalista, ya sean grandes o pequeños los nacionalismos? Las religiones organizadas, como son un grupo de personas, han de reproducir la parte de miseria y de gloria, que genera la vida.  

 

2051. ¿Es que esos meapilas, a los que sigues con devoción, los tuyos, no son igual? Queremos que las mujeres de los demás sean castas. Pero las nuestras, resulta que no lo son. Simplemente porque nadie puede ser absolutamente casto. Porque santo que respira, no vale.

Todos somos pecadores. Queramos o no. Y por eso, todos somos hipócritas, falsos, mentirosos, corruptos, inmorales, ladrones. 

 

2052. No solamente con el nazismo. También con dictadores, sanguinarios asesinos. A los que mimaba, bendecía, defendía. Y, además, los nombraba y rogaba a su dios a todas horas, para que ese dios les protegiera, le diera larga vida. ¿Por qué hacían eso? Porque tenían miedo, como seres humanos que eran. Y por vivir, sobrevivir, habían de ‘traicionar’ su región, ‘corromperla’. Y eso no es cosa del pasado. Ahora mismo sucede lo mismo. Aunque nosotros, lo encontramos como algo que pasa ahora. Como tantas cosas pasan, que no nos acaban de gustar, pero las toleramos. Porque nosotros, también tenemos que sobrevivir, que es lo contario de morir, de que nos maten.