Vivir es destruir, amor y construir. 12-11-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

2986. Hoy te he visto en..., en el programa matinal.

Gracias. 

Y has dicho, que quieres que se acabe todo el revuelo político. Como si fuera cuando cierras la televisión o el ordenador. Por eso, creo que no te enteras de lo que está pasando. Pues, todo tiene una causa, un motivo, que hace que algo sea. 

Tú eres abogado. Pero, no eres sólo por que sí. Habría unos padres, que tendrían una economía acomodada. Para poder afrontar los gastos para sacar la licenciatura de derecho. Y antes, tus abuelos también con su talante, han ayudado para que tú seas quién eres. 

Con Cataluña, pasa lo mismo. Y, esto que pasa, tiene su motivo, que viene de muy lejos. Son muchas humillaciones, muchos agravios, muchas brutalidades, crueldades, porque el sentimiento de ser libres, soberanas, está en la sangre, en las células cerebrales, en la cultura familiar, de país. 

Es decir, tú lo ves como si fueran todos unos enloquecidos, gente mala, que quiere joder, hacer un lío, que nos lleva a la anarquía. Y no es eso. Pues, la libertad tan precisa, que es compasión, es amor, es una necesidad del ser humanos, de todos. 

Por lo tanto, tú tienes que respetar las ganas de ser libre. Si no los respetos a los que quieren la libertad, te odiarán, te harán, y te harás, mal, te perjudicarás.

También quiero decirte, que le podrías decir a la presentadora del programa, que debería dejar de tirar gasolina al fuego. Siempre amenazante sobre la economía, infravalorando, subestimando, de una manera histérica, fanática, con odio, torpe. Cuando no hay tanta alarma, como ella quiere hacer ver.  

 

2987.  Es por el deseo, que nos genera ambición. La ilusión de que hay un lugar, donde uno tiene la felicidad, la paz absoluta. Nos lo han dicho, y dicen, tantas veces que nos han condicionado para que luchemos por eso. Haciéndonos brutales, crueles, indiferentes, insensibles con tal de querer conseguirlo. 

Pero, si somos afortunados, y vemos toda la trama del pensamiento, del ego, el 'yo', entonces hay una oportunidad de ver toda esa falsedad. 

 

2988. No, la realidad viviente no se puede dominar. Pues creemos que somos una parte animal y otra que va más allá. Por lo que la percepción está condicionada por ese condicionamiento. 

Aunque cuando cesa el conflicto, la lucha entre la parte animal y la que cree que no lo es. Es cuando el cambio se produce. Al no haber ni división ni conflicto. 

 

2989. La ley, tiene su lugar y momento. Pero, la ley no puede resolver los problemas, los conflictos. Por lo que, cada uno tiene que ser juez y acusado. De esa manera, nos hacemos con más capacidad para observarnos. Y de ahí, llega la prudencia, la educación, el no insulto. Es decir, el respeto a todos y a todo. 

 

2990. Lorena, No puedes justificar la violencia de unos, simplemente porque otros también la practican, son violentos. Es como cuando en el trabajo, unos roban todo lo que pueden. Y te invitan para que también robes, diciendo que muchos roban. 

¿Ese argumento, de que todos roban, puede justificar el que nosotros también robemos, seamos ladrones? 

 

2991. Las constituciones, Lorena, que son leyes y normas, no pueden resolver los problemas, los conflictos. Por eso, el mundo está en un completo caos, lleno de confusión, desorden. Cada país y su nacionalismo, está enfrentado con otro país y su nacionalismo. Y todos tienen su propia constitución, que puede llevarles a la carnicería de la guerra. 

Eso es así, porque queremos resolver los problemas que siempre son del pasado. Y eso no es posible. Porque el hecho que se sanciona, se pretende juzgar, ya no existe, no está en el presente, en el ahora. 

De manera que, ni la ley ni las constituciones pueden traernos el orden. Pues el orden no se puede imponer, porque toda imposición es violencia, corrupción. Por eso, el principio del orden llega, con el conocimiento de nosotros mismos, cómo opera el pensamiento, la mente, el ego, el ‘yo’. 

Y así, nos daremos cuenta que yo, Toni, soy como tú, Lorena, tenemos las mismas necesidades: afecto, respeto, tenemos miedo, buscamos la seguridad, vamos en pos del placer. De manera, que, si cada uno tiene orden en su vida, orden interno, esa ausencia de desorden va a afectar a todos los demás. 

Y a todo lo que es la vida: las instituciones, los gobiernos, los parlamentos, los tribunales y sus leyes, las escuelas, institutos, universidades. Si no es así, seguiremos invirtiendo nuestra energía, en resolver mi pequeño y mezquino problema. Desentendiéndome de los demás, siendo indiferente, llenos de egoísmo, de insensibilidad. Por lo que, el desorden, el caos, la anarquía, proseguirán. 

 

2992. 'El PP ha abolido el artículo 47 de la Constitución de 1978'. Que dice: “Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos”.

Pero, le siguen votando. Lo apoyan, lo aceptan, en la Unión Europea. ¿O es que todos los políticos son igual de corruptos, inmorales?