Vivir es destruir, amor y construir. 10-05-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

1362. Cuando nos damos cuenta de que estamos inatentos, es cuando volvemos a estar atentos. La vida es percepción de la realidad, después llega la respuesta.

Y la respuesta, va a generar orden, cuando respondemos al reto en su totalidad; es decir, estando total y completamente con atención a todo lo que sucede, tanto dentro como fuera de nosotros.

Así que, ser perceptivos, quiere decir que somos conscientes de todo lo que pasa. Y es entonces, cuando estamos obligados a responder.

 

 

1363. 'Entonces, esa observación y comprensión es la que nos libera y nos damos cuenta de que ya no necesitamos el chupete'.

No es tan fácil como parece, pues tratándose de bebés, de chupetes, es una cosa. Pero cuando se trata de que alguien nos quiere quitar algo de gran valor, entonces todas las respuestas cambian. Cuando está en disputa el amar a una persona, que otra también la quiere amar sólo ella; cuando están las pruebas para obtener un buen empleo, todo cambia. Más aún cuando hay unas disputas por las fronteras entre países, entre ideas políticas, religiosas. Qué, entonces, aparecen los enfrentamientos, la crueldad, la violencia, la guerra.

Es preciso comprendernos cómo somos, comprender cómo funcionamos, cómo funciona la mente; no repetir lo que otros han dicho; sino, verlo por uno mismo.

 

 

1364. Sí, Jonh, sé que lo que dices es verdad. Pero también es verdad, que la vida es una totalidad, que lo abarca todo. De manera que, tanto la asistencia médica privada, como estatal, tienen personas que las encuentran adecuadas.

Aquí en Europa, hay también la asistencia privada y estatal. Pero, los que tienen un seguro privado sanitario, cuando se trata de una operación complicada, prefieren la asistencia estatal. Pues, allí están los últimos avances técnicos, los mejores doctores, especialistas, etc.

 

 

1365. Pero, no hay otra cosa. Es lo que hay. No hay más. Y aceptarlo e ir más allá de todo ello, es lo que nos hace que no nos volvamos neuróticos, deprimidos, fieras salvajes.

 

 

1366. Cuidado, Susie. Que todo lo que sucede, ya hemos visto que unos lo aprueban y otros no. La libertad ha de estar al principio y no al final.

Ni todas las madres, tienen la capacidad de criar, de atender, de renunciar por sus hijos. Ni las mujeres que abortan no son todas malvadas, inhumanas. Si una mujer es violada a la fuerza, con violencia, por una persona malvada, cruel, insensible, si ella no se ve capaz de poder criar ni educar al fruto de esa violación, ¿por qué no puede tener libertad para poder abortar?

Cuando el aborto estaba prohibido, hace unos treinta años, las mujeres ricas, de buenas familias, iban a abortar a Londres, etc. Y sólo las mujeres pobres eran las que no abortaban.

 

 

1367. Te has salido de lo más importante que te había dicho: que la víctima puede pasar a ser verdugo, y al revés, el verdugo puede pasar a ser víctima. Por lo que, no nos podemos a agarrar a nada ni a nadie.

Pues la realidad, puede ser más complicada de lo que parece: uno puede decir no, cuando quería decir sí, y al final no sabe lo que quiere. Por eso, lo que importa no son las palabras, lo verdaderamente importante, lo verdadero son los hechos.

 

 

1368. La acción del 'yo', es lo conocido: que es el miedo, que se aferra, se agarra a lo viejo y conocido. De manera que se divide del presente, del ahora. 

 

 

1369. Eso es lo que quiere decir.

Lo pondré más claro aún: todos los que van contra la libertad -contra natura-, son los que generan todos los problemas.

Si tú y yo vivimos juntos, ¿por qué te tengo que obligar a que hagas cosas que no quieres? Si tú, quieres más libertad, ¿por qué no te la tengo que dar? ¿Qué motivos tengo para dominarte, porque puedo ya que soy más fuerte, para no dejarte libertad para que puedas vivir tu vida como quieras, necesites?

Y ese comportamiento mío, aunque la ley me respalde, no vale para nada. Porque, esa ley no sirve, ya que no soluciona nuestro problema, que es de convivencia, de relación. Que por la fuera de los hechos, va a generar dolor, sufrimiento, violencia, maldad, muerte.

Por tanto, una cosa es robar, ser un corrupto ladrón, inmoral, un cleptómano. Y otra, uno que lucha por la libertad -que no es contra natura-, para que nuestra convivencia, nuestra relación, nuestra manera de vivir, sea armoniosa, gozosa, sin conflictos, ni agravios, ni autoritarismos tiranos. Que nos abocan al enfrentamiento, a la guerra. 

¿No ven la cantidad de mujeres que los hombres asesinan cada día, porque se creen que ellos son los únicos dueños de ellas? Es decir, son tiranos, que no aman y desprecian la libertad, que es el respeto por el otro, que la necesita. Parece que sea, la Inquisición Española -la peor que había en Europa-.