Vivir es destruir, amor y construir. 10-05-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

1338. Susie. Dices que soy esto o aquello, para defenderte. Pero, eso es falta de inteligencia, porque eso mismo que tú dices -que usamos el revisionismo histórico para distorsionar la verdad-, también se puede aplicar a ti. 

Finalmente, ¿qué diferencia hay entre ataque o defensa? Si tienes buenas relaciones con los que convives, los vecinos, las palabras ataque o defensa, no se usan.

 

 

1339. El peligro es inherente a la vida. Pero, además, existe el peligro que nosotros mismos provocamos, con nuestro comportamiento egoísta, brutal, cruel. Que, por la fuerza de los hechos, va a provocar la respuesta, queramos o no.

 

 

1340. Parece ser que no me conoces. Algunos dicen lo contrario que tú: que soy pro yankee. Pero esa dualidad, no interesa.

Primero, querer hacer una descripción exacta de lo que ha acontecido hace mil años, es algo infantil, superficial. Y eso, tampoco nos interesa.

Nos interesan los hechos, el presente, lo que ocurre ahora a las personas. Porque eso que nos ocurre, es lo que provoca la violencia, la guerra. Vivimos en desorden, nuestra sociedad que hemos construido está en desorden. Siempre ha sido así. 

Y cada cual, ha de descubrir el origen de ese desorden. Para poder verlo de manera clara, verdadera. Como cuando vemos un animal salvaje, que se acerca, y actuamos ante ese peligro instantáneamente, radicalmente, con toda nuestra energía.

El verdadero, el único peligro que tenemos es la división interna. Que, al salir a fuera, al exteriorizarse, va a generar el desorden y el caos, que genera la división y la fragmentación entre nosotros. ¿No hemos visto el gozo que sentimos, el orden que hay, cuando no estamos divididos?

 

 

1341. Sin bondad, sin paz interna, ¿puede haber felicidad? La persecución del placer, no genera bondad, sino deseo, brutalidad. La bondad y el amor van juntos, porque no conocen la división.

 

 

1342. No corras tanto que se te olvidan algunas cosas. Dices: 'la compasión de la mayoría de los cristianos, y los estadounidenses regulares les encanta compartir y hacerlo de manera continua, durante más de dos siglos'. Pero te olvidas de los millones de nativos americanos, que vivían en América cuando los europeos llegaron. Y les robaron todas sus tierras, todo el país, los aniquilaron. ¿Es eso compartir, es eso compasión?

Cuidado Susie, que la hiper acción, nos confunde, nos genera desorden.

 

 

1343. Eso demuestra que la compasión está ausente. ¿Podemos vivir en una casa una familia, sin responder a las necesidades urgentes de los que tienen problemas económicos, al no trabajar, de salud, de educación, etc.?

 

 

1344. Dices que hay algunos que quieren destruir a América. ¿Por qué? Es como cuando los nazis se preguntaban: ¿Por qué nos quieren destruir?

Porque siempre hay una causa, que a veces no vemos, porque estamos confusos, obsesionados en una idea. Eso no es nada extraño, eso es el drama de la vida. El pez grande se quiere comer al pequeño. Y el pez pequeño no quiere, se defiende atacando como puede.

 

 

1345. Eso a nosotros, si somos compasivos, si tenemos orden, no nos tiene que importar. Recuerda que el único problema real, verdadero, eres tú.

 

 

1346. ¿Por qué quieres huir de la realidad? Si huyes, no comprenderás la realidad, lo que es, no comprenderás la vida. No la vida que cada uno de nosotros queremos, sino la vida que es ingobernable, implacable. Que parece incomprensible, a veces absurda, a veces maravillosa.

 

 

1347. Por supuesto, Jonh, la compasión es negarse algo para que se genere orden en nosotros y en los demás. Es un acto sagrado, vacío de vanidad, de mundanalidad.

 

 

1348. Para estar libre de lo conocido, el ego, el ‘yo’, ha de ser comprendido. No superficialmente, si no viendo su raíz. De manera que ese ver, y la acción que genera, sean lo mismo.

Por eso, en la comprensión de lo que sucede, está lo nuevo y desconocido, la acción completa, total.

 

 

1349. El acosador sexual, sólo tiene una excusa: decir que no se daba cuenta que estaba acosando. Pero, uno vez se ha dado cuenta, ¿por qué sigue acosando? Porque vive en desorden, abrumado por los problemas, buscando algo que le consuele de su amargura, de su mísera manera de vivir. Por eso, cuando más dolor tiene, más miserable es, más deseo sexual tiene.

 

 

1350. Huir de la realidad quiere decir que, por ejemplo, uno se quiere quitar años; o como no le gusta el frío invernal, cree que lo va a dominar; generando un conflicto con la realidad. Aunque esto es bastante fácil de comprender, y renunciar a esos deseos absurdos.

Donde es más difícil, es estar atento a todo lo que sucede, sin elección, sin huir, sin querer cambiarlo ni tocarlo. Pues esto requiere total atención. Pues sin atención total, no puede operar la inteligencia. Ya que la división y su conflicto, lo impide.