Vivir es destruir, amor y construir. 09-11-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

2955.  Es por esas amenazas barrio bajeras, de chulos toreros castizos maleducados, que ya vale la pena descartarlos y liberarnos de ellos.

Un país que tolera, alienta, promueve y financia, a la tortura y muerte violenta de los toros, ¿qué capacidad moral, humana, tienen para querer imponer sus estúpidas y dictatoriales maneras, sus leyes caducas, decadentes, salvajes de maltratar y elevar como fiesta nacional a esa tortura macabra, sádica costumbre de destrozar a los toros por diversión, entrenamiento?

Manca finezza.  

 

2956. Hay un momento que es sin elección. Cuando el reto es total, que lo abarca todo, la opción, ni la elección, pueden operar. Ante un reto avasallador, sólo está la acción. Más allá de todo lo mundano, de todo condicionamiento.

Porque en esos instantes, tan perturbadores que nos quitan todo pensamiento racional, lógico, sólo existe la acción directa.

Y eso mismo pasa con el amor. Cuando uno ve claramente lo que es negativo, tiene una actitud instantánea, más allá del tiempo y el espacio, y actúa. Solo actúa, sin importarle las consecuencias, favorables o no.

 

2957. Si somos serios, profundos, hemos de preguntarnos, ¿por qué es que hacemos algo peligroso o no? Es por una necesidad de satisfacer algo, que nos llena de ese algo que no tenemos. Que puede requerir el ser urgente o no.

Cuando los africanos, asiáticos, etc., llegan a Europa, jugándose la vida, sufriendo lo inimaginable, ¿por qué lo hacen? Primero porque ahora hay unos medios de transporte que lo hacen posible. Sino no podrían venir.

Y después, porque tienen unas necesidades, que en el lugar donde viven, no se pueden satisfacer. Ya que viven en la pobreza, la miseria, el hambre, las enfermedades, la brutalidad y la crueldad de dictadores tiranos.

Si nosotros viviéramos como ellos, y viéramos que hay otros lugares, países, donde no se pasa hambre, sino que sobra de todo. Se derrocha, se despilfarra. Donde hay millones de apartamentos, viviendas, cerradas, en las zonas turísticas, que sólo son usadas los dos meses de verano.

¿No iríamos a esos lugares de ‘ensueño’, apetitosos, atrayentes, para satisfacer nuestras necesidades básicas?  

 

2958. ¿No lo son? Cuando a un político en activo, lo encierran en prisión, sin haber robado ni asesinado ni violado, etc., a nadie, es lo que se llama un preso político. Es decir, alguien molesto porque incide en informar, vivir la verdad. Entendida esta como un acto de compasión, de amor.

Pero lo irritante para los carceleros, es que se les informe, y se den cuenta, que la libertad es amor. ¿Es decir, si forzamos a alguien, con brutalidad, puede haber amor?

 

2959. A lo mejor están atemperando el ambiente desbocado de mundanalidad: turistas con sus caprichos, borracheras, sexo en la vía pública, heces y orines, vomiteras, etc. ¿Por qué? Porque, los inmorales y corruptos empresarios, son como tiburones en busca de presa -dinero en abundancia-. Y se hacen indiferentes, insensibles, pasotas al daño que generan.

Y sólo quieren ese dinero en abundancia, que lo mediatiza todo lo que es necesario para vivir la vida cotidiana: los alimentos, la ropa, la vivienda, la luz, etc.

A todo eso, hay que añadir el aumento del coste de las viviendas.  La degradación de los barrios, pues el precio de la vivienda se ha disparado -a causa del desenfreno turístico-, por el desequilibro entre los ricos que viven en el centro de la ciudad y los de la periferia.

Y ese agravio, esa injusticia, no nos olvidemos, está en la raíz de todo lo que está sucediendo: el desorden, el caos, la anarquía que hay por todo el mundo. 

 

2960. Acabo de ver un noticiario -el de las 21 horas- del canal Euronews. Y han hablado de la economía de Cataluña. Y han dicho que los inversores dicen, que es 'una tormenta en una taza de té'.

Dicen que la fortaleza bancaria y laboral, se mantiene firme. Y concluyen: los inversores no ven ningún problema en lo que está pasando. Por tanto, el ritmo económico se mantiene.

Quiero decirte que tú, deberías haberle dicho a la presentadora, que no tire gasolina al fuego. Desde hace unas semanas, cada día veo un poco las entrevistas que hace, a personajes como tu o parecidos -casi todos ricos y poderosos empresarios-.

Y es tanto el odio que tiene, que a todos les dice de una manera o de otra: que todo esto de la economía está en peligro, insinuando que se hundirá, que tal empresa ha marchado, y el blablablá subdesarrollado. Cada día la misma canción: todo está en peligro, la economía se hundirá, etc. 

 

2961. Reírse de todo, puede que se convierta en una burla. Y sea otro un escape. 

 

2962. Cuando alguien fuerza, exige a otro para que le dé algo, dinero, ayuda, etc., si se le da no voluntariamente, se va a generar desorden, conflicto, malos resultados. Y es precisamente ese desorden y conflicto, los que generan la pobreza, la miseria, el hambre, las enfermedades, la explotación tercermundista.

Es como si un vecino nos pide que le bajemos, desde un segundo piso, un saco lleno de arroz, que uno no se lo pudo bajar, por impotencia física, falta de fuerza para hacerlo. Pero el que lo pide, insiste e insiste, en que sí que podremos hacerlo, pues él dice que es preciso bajarlo. Por lo que, uno se atreve a bajarlo. Pero cae por la escalera, con el saco, y se rompo una pierna.

 La pregunta: ¿Por qué somos tan soberbios, ambiciosos, ignorantes de creernos los únicos que somos capaces de solucionar los problemas de los demás?

Todo deseo, ambición, está en la base, en la raíz de la pobreza. Y si queremos que no haya pobreza, somos nosotros, cada cual, los que tenemos que estar libres de ambición, del deseo de más y más, de la mezquindad, de la usura.

Pues la vida no es jardín de rosas siempre en primavera. Hay dolor, mucho, dolor. Y por mucho que nos demos, para erradicar ese dolor, no lo vamos a poder conseguir. Los médicos, por mucho que atiendan, por mucho esmero y dedicación que pongan en curar a un paciente. Éste, si se tiene que morir, morirá. ¿No es inmoral, brutalidad, crueldad, culpar a los médicos, habiendo hecho todo lo necesario, para salvar de la muerte a un paciente que se ha muerto?

 

2963. Pero ese deseo tuyo de ayudar, no lo puedes exigir, imponer a los demás. Porque si lo haces, te conviertes en un inmoral, cruel. Es decir, un tirano. Como esos que explotan a los pobres y luego, son tan estúpidos, que dan millones para ayudarles.

Es como si uno tiene trabajadores, que los explota inhumanamente, de manera que enferman por su brutalidad y exigencia. Pero, ese explotador, luego los lleva y acompaña él mismo al médico para que los curen. Y él y los demás, creen que es tan bueno, tan humano, tan santo.

Por lo que el problema, su solución, no está al final, está en el presente, ahora. Es decir, en el ahora de cada cual.

La madre Teresa de Calcuta, cuando una colaboradora occidental, le dijo en un barracón que hacía de sala de enfermos, que un niño de quince años tenía una infección. Y si lo llevaban en un taxi a un hospital, se podía curar. 

Pero Teresa de Calcuta, le dijo: No lo haré. Porque si lo hacemos con ese niño, lo tendremos que hacer con todos. Y el niño se murió.