Vivir es destruir, amor y construir. 07-08-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

1998. El amor está dentro de nosotros. No está fuera. Así que, todo depende de nosotros para que el amor lo sintamos: descartar la división y el conflicto interno. 

 

1999. Todas las personas somos básicamente iguales. Lloramos de amargura, tenemos miedo, somos impotentes ante la grandiosidad de la naturaleza, el universo.

Lo que nos diferencia es, que unos no ven esa la realidad. Y que, al no verla, generan división, conflicto violencia, guerra. Es lo que sucede con los dictadores, tiranos, que no quieren la libertad. Son carcas, conservadores, fachas, que están llenos de amargura al no comprender los hechos, la realidad, la vida.

Ellos no pueden entender, que la libertad, la independencia, la autonomía de las personas, es lo más importante. Pues la libertad es amor.  

 

2000. La totalidad del propio ser, incluye también lo feos que somos, el desorden que generamos. Pero, ese ser consciente de nuestra fealdad y desorden, como forman parte de la vida, hay que amarla también. Y si hay amor, los ‘problemas’ no pueden ser.

 

2001. O las drogas, el alcohol, la idolatría por una persona, o imágenes de piedra, pintadas en paredes o cuadros, los riesgos del deporte de escalar altas montañas, etc. Y por supuesto la persecución del placer, que nos da seguridad.

Dicho esto, hay que añadir que, todos no tienen la posibilidad de tener esa relación íntima con la naturaleza. Por lo que la relación con la naturaleza, es con el propio cuerpo. Estar atento a todo lo que le sucede, los avisos, las ilusiones o las verdades.

 

2002. Creo que lo importante es saber a dónde queremos ir a parar, después de las palabras, nuestras actividades, etc. Pues si queremos ir hacia el sur, no podemos dirigirnos hacia el norte.

Aunque, la buena dirección es no tener ninguna, ningún plan de ruta. 

 

2003. El hacer algo o no, es cosa de uno. Todo depende de la necesidad que nos provoca, el reto que tenemos delante. Si uno ve la necesidad de responder, como un hecho incuestionable, arrebatador, la acción será total. Hagamos lo que hagamos, será la acción del orden. 

 

2004. Todo el problema está en que los dos bandos se acusan de hacer lo que ellos mismos también hacen. Es decir, lo que yo hago es lo correcto. Lo que tú haces es lo incorrecto. Por lo que la división y el conflicto va a proseguir.

No se dan cuenta que los dos dicen mentiras, falsedades, son crueles, violentos, unos terroristas y otros militares -que también provocan y generan terror-.

Por lo que, primero hay que asumir que los dos son iguales. Pues tienen un problema con las personas con quien conviven, sus vecinos, los compañeros de trabajo, que piensan de diferente manera.

Por tanto, es solamente uno el que primero tiene que resolver esa división, ese conflicto, esa violencia, dentro de uno. No hacer caso a lo que dicen las televisiones, los periódicos, los especialistas, los políticos. Pues ellos también están confusos, en desorden, divididos, en conflicto.

Por eso, primero hay que ver todo el vasto panorama de la realidad. Y desde esa comprensión, lo que haga generará el orden. Que es el que va a traer la inteligencia, que es libertad, es amor. 

 

2005. Desde que nacemos, ya somos lo que seremos de adultos. Pues somos como los tigres: que, de pequeños cachorros, son graciosos, agradables, simpáticos, manejables. Pero de mayores, son fieras que nos pueden destrozar.  

 

2006, Si es que de verdad las armas nucleares son tan peligrosas, destructivas. ¿Por qué todos los que las tienen no se deshacen de ellas, las destruyen?

Querer que solamente unos destruyan su armamento nuclear, sus centrales, ¿no parece algo infantil, un juego de patio de colegio?

Si hay algo malo, dañino, peligroso, ¿porque yo lo tengo y prohíbo a los otros que lo tengan? Por eso el mundo está como está: en llamas y poniendo más fugo todavía para que arda más.

El mejor combustible para que arda todo, son las mentiras, falsedades, ser hipócritas, faltar al respeto a los demás que consideramos inferiores. 

 

2007. Eso es para todos. No sólo para los que queremos que cambien, porque van contra nuestras ideas carcas. La libertad, es amor. Darla también. 

 

2008. Sin libertad total, no hay viaje interior que tenga sentido. Pues impedir que los otros sean libres, nos hace crueles, violentos, guerreros.