Vivir es destruir, amor y construir. 04-05-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

1271. Ese es el paradigma de la vida: luchar para sobrevivir. Y luego, experimentar el placer, la seguridad. Y para ello, si es preciso hacemos toda clase de barbaridades, matarnos. 

 

 

1272. Tú y los tuyos, que sois fachas de derechas, ¿qué hacéis, repartes tu nómina con los que hay por la calle pidiendo, con la persona que la van a desahuciar y lo pierde todo, con la madre que no puede llegar a fin de mes y se ve abocada, a rebajarse, a humillarse, para que le ayuden?

Vosotros sois los racistas. Pero como mandáis de la prensa, la televisión, etc., decís a los otros que ellos son racistas. Para no ser racista, has de dar lo que no es tuyo, dar libertad para que se pueda vivir en libertad. Y dar lo que te sobra y que te gastas en caprichos.

 

 

1273. ¡Qué sorpresa! Ahora se da cuenta de la realidad. Pero resulta que la medicina que impone a los demás, ahora ella no se la quiere tomar, no le gusta, y se revuelve como una víbora que se ve atrapada.

Todo eso son las maneras de una niña, rica, tonta, caprichosa.

 

 

 

1274. Pero esa sensación de paz, puede al instante cambiar. Por lo que, las sensaciones no tienen ningún valor real ni verdadero. Hay infinitas sensaciones de todo tipo, pero pueden resultar todas unas ilusiones, irreales, a causa del miedo, de la necesidad, de una obsesión.

Lo que cuenta es morir a cada instante, a cada pensamiento que surge. Y de esa manera, se manifestará la realidad, tal cuan es. Libre de ilusiones, sensaciones, percepciones, alucinaciones. No reprimirlo, pero tampoco darle importancia, ni alas para que se prosiga con esa irrealidad de agarrarnos, al darle valor a las imaginaciones.

 

 

1275. Mientras no deje de estar dentro del engranaje socialista, será un hombre de paja. Diciendo una cosa, pero lamiendo las botas del aparato, del establishment socialista.

Ya fracasó por querer ser de izquierda, socialista, pero aceptando, imponiendo programas que no lo son. Si no que, son de derechas. Y así, los que son más de izquierdas, no las pueden aceptar. Por lo que, llegan a la estupidez de decir, que los que no los apoyan prefieren a los de derechas.

Igualmente, sangrante es el asunto de la libertad e independencia, del divorcio, el separarse, que lo aceptan, pero imponiendo unas condiciones que aplastan a la libertad. Ellos dicen, solamente te consiento una pequeña libertad, independencia, pero yo seguiré teniendo la máxima autoridad para manejar lo más importante, para obligarte a hacer lo que yo quiera. ¿Qué nombre tiene eso? De izquierda, poco; o nada.

 

 

1276. Cuando nos hacemos indiferentes, entonces todos los males los toleramos, aprobamos. Decimos que somos humanistas, pero viviendo de manera que lanzamos a millones de personas a la basura, que prosigan en ella. Tenemos excusas y razones infinitas, pero eso no limpia nuestra indiferencia, cruel, generadora de tanta miseria, sufrimiento.   

 

 

1277. Todo lo que oímos, tocamos, comemos, vemos, sentimos, tiene varios significados. Pues, todo depende del condicionamiento de cada cual.

Hay sitios que se comen las serpientes, los perros, las ratas, incluso los caníbales se comen a otras personas, sin ningún problema. Y esos que comen así, nos ven a nosotros como una rareza, personas extrañas en nuestra manera de alimentarnos. Los vegetarianos, los veganos, pueden sobrevivir sin comer nada que sea de origen animal.

Todo eso quiere decir, que el significado de las cosas, la muerte, la vida, el amor, la crueldad, el robar, explotar, el violar, etc., son vistas también de diferente manera por las personas.

Por eso, el amor, la compasión, por todo lo que existe, es lo que da origen a la inteligencia, el orden.

 

 

1278. Cuando el odio impera, la inteligencia no puede operar. Pues, la inteligencia necesita la verdad, que son los hechos, la realidad incuestionable. Es como querer decir que dos más dos son tres, y que, no lo cuestionemos, lo aceptemos.

 

 

1279. Ante todo, quiero decirte que parece que tengas miedo de mostrar tu email.

Cuando más subdesarrollados, más complican el acceso a su email. Cuando más desarrollados, los escritores, científicos, profesores, etc., todo son facilidades: sólo entras en su página, ya sea personal, o en la universidad donde trabaja, institución, al ver contacto aparece el nombre, apellido, titulación u oficio, teléfono, donde vive, el email.

¿De qué tienes miedo? El amor y el miedo, no pueden ir juntos. El amor es la inteligencia y la sabiduría operando. Y, para que eso sea así, no tiene que haber miedo.