strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

Colaboraciones, 01-01-2013

1. Eso que dices, Enghelbertb, es la solución, pero los dirigentes como seres humanos que son están sujetos a las leyes físicas y psicológicas. Primero que nada para uno llegar a dirigente, presidente, ha de pisotear, descabalgar a sus oponentes -que son por otra parte, sus amigos y colegas de su formación política-, para despejar el terreno.

Colaboraciones, 01-01-2013

1. Los dictadores no quieren dejar el poder porque saben que pueden perder la vida, y antes de eso perder todo lo que tienen. Los que los quieren echar, son como los dictadores asesinos -porque usan la violencia, matan y destruyen con su terrorismo, poniendo bombas a las puertas de los edificios públicos donde hay personas inocentes, transeúntes, etc.-. La diferencia está en que el dictador tiene más capacidad de matar y destruir que los que lo quieren derrocar y eliminar.

Colaboraciones, 01-01-2013

1. Cuando os estaba viendo, veía a personas petulantes y vanidosas. Todos habíais triunfado. Pero es un triunfo vulgar. Pues lo más vulgar en la vida es triunfar, ya que todos lo quieren. Y en todo eso está el error, la mano del establishment, de la mundanalidad. Ese programa que se precia de que es tan religioso, ayer fue el más pagano y mundano.

Colaboraciones, 01-01-2013

1. Uno está solo, ¿no es verdad? Ni el amigo, la esposa, ni el especialista, el psiquiatra, la familia, ni el maestro ni el gurú, no nos pueden ayudar en este drama de la vida. Por tanto, es cada cual el que tiene que descubrir que esa soledad interna es como es el frío o el calor, como es este cuerpo que cada uno tenemos nos guste o no. Y desde esa aceptación, sin querer huir ni cambiar eso que somos, llega una aceptación que es amor por mí y por todos.

Escritos y publicaciones, 07-11-2012

El amor al ser el fin del conflicto, de la dualidad, de los opuestos y contradicciones, está más allá del bien y del mal. Es decir, el amor es todo. Por eso, alguien que actúa con amor puede parecer un loco contradictorio, peligroso, extravagante.