Vivir es destruir, amor y construir. 28-03-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

948. Por fin ya has entendido el mundo que hemos creado, en el que vivimos. No se trata de huir a un lugar en una montaña, o en una isla. De lo que se trata, es de darnos cuenta del desorden que generamos. Y para que haya paz, y no violencia, el orden es preciso, de lo contrario llega la anarquía. Si en una casa, viven varias personas, y cada uno dice que necesita la música que le gusta, ya sea ópera, zarzuela, rock, sinfónica, etc. ¿No será mejor que cada uno la escuche previamente, que ponerla para que la oigan todos los de la casa? ¿No te das cuentas que eso es el camino del orden: hacer las menos molestias a los demás? Tú, parece ser, que te encuentras a gusto con el rodillo católico, de los espectáculos, supersticioso, paganos, idolatras, por las calles. Pero recuerda, que eso molesta a la mayoría, aunque tú crees que ese ruido de tambores y cornetas, etc., aunque en torno se reúnen las personas, te olvidas de las otras que no asisten. Es como creer que, en verano, todos viajan o se van al campo, a la montaña, o a las playas, porque tienen allí un apartamento. 

Respecto de que a Franco le molestaban los comunistas, y por eso los prohibía. Desafortunadamente, como hacía las cosas de esa manera, a los otros que no eran fascistas, les molestaba, lo atacaban por todos los medios hasta el extremo de provocar el terrorismo. Eso quiere decir, que era un mal gestionador de la vida, un dictador que necesitó la violencia de un golpe de estado ilegal como todos, que provocó una cruel guerra, y cuarenta años de dictadura militar, para llegar hasta su muerte, sin salir nunca de su país por miedo a que lo detuvieran o eliminaran -ya que nadie lo quería recibir, pues fue uno de los perdedores de la Segunda Guerra Mundial, al ser amigo y aliado de los nazis, de Hitler-.

¿Por qué no podemos vivir en paz? Porque no tenemos amor, somos corruptos, ladrones, insensibles, indiferentes al dolor de los demás. Y por eso, creamos, inventamos leyes que justifican la opresión, la división, los enfrentamientos, los conflictos, la violencia. Aunque nosotros exigimos a los demás que cumplan con nuestras leyes, no queremos aceptar las leyes que los otros también crean e inventan para defender su manera de vivir. Ese es nuestra desgracia, nuestro destino en la vida.

 

 

 

949. A ver si se puede entender desde otra perspectiva: si uno vive junto con unas personas durante mucho tiempo, que son familiares, etc., y decide que ya no quiere más vivir con ellos. ¿Pueden las otras personas, que comparten la vivienda con la persona que se quiere machar, exigir una votación para decidir si se puede ir o no?

¿Verdad que parece absurdo, ridículo, cosa de niños, de dementes? Pues, la libertad no se puede impedir, cuestionar, negociar, porque es lo más digno, sagrado, el amor.

La libertad, que es respeto, es lo que nos diferencia de los animales, que actúan mecánicamente, como robots, como los ordenadores.

 

 

 

950. Por las razones políticas: de equilibrio, económicas, comerciales ya que no se le puede vender hortalizas a Rusia por mandato de los que son partícipes de la OTAN; por razones de alta política, ya que Rusia es miembro de Consejo de Seguridad de la ONU, con derecho a veto.

Parece que no conoces aún de qué son capaces los políticos, las personas, con tal de salirse con la suya.

 

 

 

951. ¡Cuánto odio hay en ti contra esas personas! Pero, queramos o no, el odio continuado, cultivado, es pobreza espiritual, ignorancia. Piensa, en por qué odias tanto a esas personas. Puede que sean celos, envidia, de lo que tú tal vez no has podido hacer en tu vida.

 

 

 

952. Solamente hay que aclarar, que todos participamos de la locura, de una manera o de otra. Porque cada cual tenemos nuestra locura, que es la dependencia del querer conseguir algo, lo que necesitamos. Tú, también tienes tu locura, porque tienes un deseo de algo, que te lleva a hacer cosas ridículas, según lo ven los demás que no están de acuerdo contigo, con tu manera de vivir.

De manera que, como todos somos participes de esa locura, que cada uno haga lo que tenga que hacer.

 

 

 

953. Igual da lo que sean, si son corruptos, roban, son inmorales, y dicen que no hay dinero para los servicios sociales: listas de más de un año de espera para ser atendido para tratarte una enfermedad, pensiones miserables tercermundistas, falta de viviendas sociales, desahucios crueles e inhumanos, nepotismo, mafia, y los siguen votando, eso quiere decir que son iguales que ellos. ¿Dónde está la dignidad humana, la de los hombres?