Vivir es destruir, amor y construir. 26-11-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

3130. Puede que todos sintamos gusto. Pero no todos tienen las mismas ganas, apetito. Todos tenemos las mismas necesidades. Aunque, no las mismas posibilidades, capacidades, fortaleza. 

 

3231. Verás eso que no se puede explicar con palabras. Pues la verdad, la realidad de lo que sucede, es de instante a instante. Es demasiada veloz para poderlo asir.  

 

3232. Seguramente, ella dirá lo mismo de él. Pues, el odio suele ser mutuo. De lo contrario, sin odiar, no ha lugar a respuesta. Eso es pura psicología: los polos iguales se atraen fatalmente.

Eso se veía cuando había duelos en el salvaje oeste americano. Y entre los señores, que se mataban cara a cara, ante testigos, notarios, con reglas estrictas. 

 

3233. ¿Qué se puede esperar de un fanático, fundamentalista, centralista español? Es tan fanático, que se podría vender a los nazis, con tal de proseguir con el nacionalismo centralista español. Tal y como está ahora, como siempre: carca, retrógrado, opositor de la libertad. Pero, es ese fanatismo, fundamentalismo, que les ciega y obstruye el entendimiento, el que no les deja ver que, la libertad es amor.

Hay que recordar que el dictador Franco, amigo y colaborador de Hitler, fue el mayor nacionalista centralista fascistas español. Que, para que, el nacionalismo centralista español, excluyente, tirano, se impusiera, tuvo que asesinar a miles y miles de personas.

Con la connivencia de la Iglesia Católica, discípula de su único salvador, Jesús. Con lo que les deja en pecado mortal grave. Al ser cómplices de las torturas, asesinatos, de los perseguidos, de los humillados.  Y parece ser, que todo eso vuelve: la trama nacionalista española, militar, católica.  

 

3234. La violencia machista, es uno de los muchos reflejos, que hay de la violencia de la sociedad, que la genera. Primero los hijos se acostumbran, viéndolo como normal que sus padres peleen, se insulten, se agredan, se maltraten y se comporten con violencia, tanto física como psicológicamente.

Pero, hay más, después de los malos tratos, de la violencia contra las mujeres, las matanzas. Pues ahí están los estados, con su gran poder, que son brutales, crueles, a la hora de imponer sus leyes, que ellos han inventado, porque les conviene.

Y por eso, vemos que los nacionalismos, más grandes y poderosos, adquieren la misma actitud machista contra los nacionalismos pequeños, menos poderosos. Y son capaces de usar la violencia, todo su poder represivo, para impedir que los pequeños nacionalismos sean libres, formen un país soberano.

O sea, queremos que las nuevas generaciones sean pacíficas, bondadosas, honestas, respetuosas, no corruptas, que no tengan tendencias agresivas, violentas. Pero, el resultado es lo contrario porque, nuestro sistema educativo, tanto el familiar, como en la escuela, en la opinión pública, incide en la competitividad, en el vencer, el triunfar, el ganar.

Es decir, desde pequeños, nos enseñan, programan, que es nuestro condicionamiento. Para ser el mejor, más poderosos, para triunfar, vencer, dominar. Y todo eso, nos lleva a la violencia, a la crueldad, a la indiferencia ante nuestros actos llenos de maldad, inmoralidad, sufrimiento, dolor.   

 

3235. Lo que da espanto, es que el presidente del gobierno esté con el agua hasta el cuello, con acusaciones de recibir pagos en dinero negro, y se presente hablando como si fuera un alma inmaculada.

Además, del problema que tiene en Cataluña, el día 21 próximo, con las elecciones. ¿Si ganan los que quieren la libertad, que es amor, aceptará los resultados, los impugnará, seguirá con su línea dictatorial de imponer su criterio sin dialogar, para así que se pudra todo con el paso del tiempo, que es como se ha estado haciendo en los últimos cuarenta años?

Y eso, da espanto, o porque es un estúpido, que no se entera de nada. O porque, se ha hecho tan tirano que se cree que es intocable. Algo así como, el muy viejo Mugabe de Namibia. Que ha sido obligado a dimitir. 

 

3236. Lo que nos da asco es vernos en el espejo de lo que se dice. Lo que nos da asco, es la verdad, la realidad de los hechos. Porque vivimos en la anarquía de querer hacer lo que nos da la gana: ser egoístas, brutales, crueles, tiranos con los demás. Cosa que no aceptamos que nos lo hagan a nosotros.

Por lo que, decimos que queremos la unidad, queremos que no hay disensión. Pero para eso, hay que ser justos, honestos, ser respetuosos, amables con los otros, estar llenos de compasión y amor.

 

3237. En el preocuparse por los demás, también hay egoísmo. Pues esa preocupación, puede que sea el deseo de llenar la soledad, el vacío, la nada. Que hay en nuestras vidas, en toda existencia.  

 

3238. Esas leyes están contaminadas por los que las inventan, los que las quieren hacer valer. Porque son juez y parte a la vez. Sin nada ni nadie que las pueda cambiar, salvo los que inventaron esas leyes.

Por lo que, el negocio es redondo: Yo me lo hago, yo me lo guiso, yo me lo como.   

 

3239. En un estado verdaderamente democrático, en el que hubiera libertad de prensa total, en el que unos diarios no tuvieran el respaldo institucional, al igual como las televisiones, la televisión estatal. Donde se pudiera tener la libertad para decir y airear todo, en Internet. Entonces, veríamos cuáles serían los resultados de las mayorías. Esa lucha entre un estado todopoderoso y una minoría. Es como si esa minoría, tuviera que luchar con el brazo atado a la espalda.