Vivir es destruir, amor y construir. 22-12-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

3565. Lo que fractura a la sociedad, son los ladrones, los corruptos, inmorales, indiferentes a los sufrimientos que generan. Y los que, a pesar de ser corruptos, les siguen votando, haciéndose cómplices de su corrupción.  

 

3566. Hacer lo mejor que podemos. ¿Eso no es una justificación de nuestra superficialidad? Pues, las cosas las hacemos correctamente o no. Hacer las cosas adecuadamente, es descartar el desorden. Y si se descarta el desorden, lo que queda es el orden. 

 

3567. ¿Sin ser vulnerable, puede haber amor? No lo puede. Porque, siempre ganaríamos, venceríamos a los demás. Y ese siempre, no es posible. Es absurdo, sin sentido, falso.  

 

3568. Ser sencillo, es lo que nos hace humanos. Porque, todos pasamos por la sencillez, la ausencia de vanidad. Pero, no nos gusta ser sencillos, queremos ser prepotentes, los mejores. Y para ello, hemos de humillar a los demás, que consideramos inferiores.

 

3569. Tenemos la costumbre de ser fundamentalistas. Es decir, creer que lo que decimos es incuestionable, lo mejor. Y uno de ese dogmatismo, fundamentalismo, es el que transmite que uno está en posesión de la verdad. Haciendo creer que toda idea, teoría, es aplicable a todos los demás. 

 

3570. Para la persona despierta, con compasión, sabe que todo lo que nos traiga el destino, es lo adecuado para nuestra manera de vivir. 

 

3571. ‘Sin conocerse a sí mismo, no hay paz’.  Ese conocerse, quiere decir conocer y comprender la manera cómo funciona el pensamiento, el ‘yo’. 

 

3572. ‘Aceptas ser guiado desde adentro y la vida se convierte en un viaje hacia lo desconocido’. Lo desconocido es el amor. Lo desconocido, no es el esoterismo, los poderes psíquicos, etc.

Ahora bien, el amor lo engloba todo: lo que existe en nuestras vidas; y lo que no vemos, no existe para nuestra percepción.

 

3573. Todo eso, es la manifestación de la vida. Pues, como la vida es una competición, como un partido de fútbol, que hay que vencer -o una guerra-, todas las actitudes psicológicas negativas se usan de una manera natural: la propaganda, las noticias falsas -fake news-, las televisiones estatales, corruptas, criminales, inmorales, los diarios afectos al régimen que gobierna.

Sin ningún escrúpulo ni resentimiento ni contrición. Con indiferencia, sin miedo a la justicia, pues ellos lo manejan todo a su manera. Que es la del egoísmo, más extremista y cruel.

 

3574. Y si uno, no quiere que le desinflen el ego. ¿Podemos hacer que desaparezca el ego para siempre? 

 

3575. El amor verdadero, ¿eso qué es? ¿Es que hay amor verdadero y falso?

El amor, si es que es, siempre es verdadero. Es como la comida, si lo es, siempre es alimento.

 

3576. Si conocemos lo que es el amor. Iremos detrás de él. Lo manosearemos, haremos un negocio con él.

Lo desconocido, la nada, no es adecuado para hacer negocios. Porque, los negociantes, nunca quieren perder. Sólo quieren ganar. 

 

3577. Si lo importante son sólo las personas que amamos. Entonces, el amor es una quimera.

 

3578. Los cambios mentales, espirituales, pueden ser cuando hay un bienestar aceptable, en el que todos tengan comida, albergue, ropa, etc. Pues una sociedad -el mundo entero-, que tenga hambrientos, personas sin hogar, que sea injusta, deshonesta. Generará lo necesario, corrupción e inmoralidad, para que no haya paz, concordia, ausencia de desorden, de confusión.

Y eso, lo podemos observar, cada persona en su vida. Si uno no tiene orden en su vida, una vida de austeridad -no la del monje ni del ermitaño-, de respeto, de compasión. No tendrá la necesaria paz interior, ni libertad, para que sucedan los cambios. Sino que seguiremos con lo viejo, lo repetitivo, que se sucede desde trescientos mil años. 

 

3579. Eso no es un hecho. Y hay que ver el mundo, cada uno de nosotros, para darse cuenta de la imposibilidad, de esa promesa de abundancia favorables a las personas.

El problema está, en que, si te invito a comer y te sirvo unos platos buenos, sabrosos, saludables, pero el último es malo, desagradable, que te provoca dolor de estómago. Ese dolor, va a echar a perder todo lo bueno de la comida. Y se convertirá en repugnante. 

 

3580. Banalizar, el consumo de alcohol, algo tan peligroso para la salud física y mental, es cosa de personas superficiales. Que se escandalizan, cuando ven los resultados de ingerir esa droga.

Que se traduce en accidentes mortales de tráfico. En los malos tratos, violaciones, etc., contra las mujeres. En patologías mentales.

Con todo el gasto sanitario, social, público, gubernamental.

 

3581. Tratar como cucarachas a los políticos, que nos desagradan, es una falta de educación, de respeto, contra la dignidad humana. ¿A ti te gustaría que te llamaran cucaracha, despectivamente?

Y lo más peligroso, esa actitud, esas palabras, alteran, generan desorden. Y favorecen la anarquía. 

Tanto el autor, como esta institución, son responsables de socavar el orden tan necesario para que todo funcione como es debido. Que haya agua corriente, para beber y los servicios domésticos, energía eléctrica para que funcionen las máquinas, los ascensores, lavadoras, los cajeros automáticos de los bancos, para poder calentar el agua fría, cocinar los alimentos. Nos jugamos mucho, si nos deslizamos por la pendiente del desorden, la confusión, la anarquía.