Vivir es destruir, amor y construir. 08-12-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

3339. Puedes decir lo que quieras. Fernando, todo aquel que se opone a libertad de una persona -empecemos por ahí- está fuera de la ley universal -que no está escrita-. Y, por tanto, ese que se opone es inmoral, corrupto. Porque, esa oposición es egoísta, está fuera de la ley que no está escrita. Mira los animales, todos quieren la libertad. Y por supuesto las personas.

Lo que te escribo, no lo hago para fastidiarte, ni es un juego de vencedor y perdedor, vencido. Sólo quiero informarte de la realidad, de la verdad de lo que son las maneras, por las que se rige la vida. Si es que queremos intentar vivir, sin conflictos, peleas, sin jaranas, sin violencia, sin guerra. 

 

3340. Fernando, es ese nacionalismo fanático, fundamentalista, el que hace imposible el diálogo. Pues como los fundamentalistas musulmanes, no vas a cambiar tu opinión ni un milímetro, tu manera de ver las cosas.

Finalmente, has de saber que, todo lo que digamos, todo en lo que creemos, tanto se puede afirmar, como negar, infinitamente. De manera que, cada uno que haga lo que tenga que hacer. 

 

3341. No eres español de nacionalidad. Pero. como lo que tenemos dentro, ha de salir a fuera. Te identificas con los mismos españoles que piensan como tú. Porque todos los españoles no piensan como tú. Ni tienen las mismas ideas tuyas. Hay millones que piensan justo lo contrario que tú.

¿Quiénes son los demócratas? ¿Los tuyos o los que no piensan como tú? 

 

3342. Los hechos son los hechos. Y especular sobre los hechos, es una huida de los hechos. 

 

3343. La vida es como es. Y tal vez, no se puede cambiar. Por tanto, no hay que hacer un problema de esa realidad. Si no, tendremos dos problemas: el que la vida no se puede cambiar; y el problema de querer cambiarla.

De manera que, si comprendemos cómo es la vida, cómo funciona, entonces ya no hay ningún problema. Porque, internamente no estamos divididos, ni en conflicto con la realidad.  

 

3344. La verdad, la realidad, lo que es, puede que sea agradable o perturbable, pérdida de confort. Pero lo que, sí que es, es radical, un hecho absoluto, incuestionable. 

 

3345. Pero, el dios de cada uno, no es dios ya que no sabemos lo que es. Es un atrevimiento, decir que el dios en el que creo es el verdadero. Pues para ser un dios, ha de abarcarlo todo: el mal y el bien, la belleza y la fealdad, la enfermedad, las deformaciones físicas y los cuerpos sanos, completos, la guerra y la paz, la muerte. Los terremotos, los huracanes, los sunamis las sequías, las hambrunas. 

Pero nosotros nos agarramos a la parte de dios que nos es propicia. 

 

3346. En las cadenas también encontramos seguridad. Porque para que opere el pensamiento adecuadamente, es preciso que haya seguridad. Aunque, el pensamiento tiene que darse cuenta, de la falsedad de la seguridad. Pues, sólo existe la absoluta y total inseguridad. 

 

3347. Vivir en el presente es no tener ambición, ni luchar por ganar, dominar, conseguir cualquier deseo. Porque toda ambición, etc., nos lleva a la guerra interna, personal, colectiva. 

 

3348. Todo intento de poner orden, nos deja en el desorden. Pues, la vida por mucho que digamos que la comprendemos, es inescrutable. De manera que, el orden sólo puede venir, cuando no hay conflicto entre lo que quiero y lo que es, la realidad. 

¿Dónde hay esfuerzo, con su brutalidad, su crueldad, puede haber amor?