Vivir es destruir, amor y construir. 03-03-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

748. Hace unos días te vi en el programa…

Y me extrañó mucho lo que dijiste sobre la comisión del tres por ciento que algunos políticos, alcaldes, altos cargos, etc., hacen como algo natural. Y que ahora, a algunos los están incriminando, enjuiciando, registrando sus oficinas para ver si encuentran algo para acusarlos.

En esa misma cadena, unos días antes de tu colaboración, Jorge Verstrynge, profesor titular de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, contó lo siguiente: Un día iba en tren hacia Galicia, con un grupo de políticos, alcaldes, etc., iba descansando, medio dormido. Y oí que unos alcaldes hablaban de los cobros de las comisiones del tres por ciento, que les tenían que llegar. 

Diciendo que esa costumbre del cobro del tres por cien, es algo que muchos hacen; y que no les pasa nada; dijo también que tiene sus dudas que por ello se pueda imputar a los que lo cobran. Entendido que es para bien del municipio, etc. 

Por eso, creo que deberías de aclararlo: tú, el director del programa, etc. De lo contrario estáis participando en el linchamiento de unas personas. Ya que, los que mandan, parece que tengan un interés por desacreditarlos, ensuciándolos como si fueran delincuentes, para nada más sacar beneficios políticos, electorales.

 

 

 

749. El problema no es que se saque un autobús -preparado al efecto, pintado con letreros, imágenes, etc.- para protestar sobre cualquier cosa. El problema está cuando podemos interpretar que todos también lo podemos hacer. De manera que, se colapsarían las ciudades y se volverían un caos, desorden y más confusión. 

Y las leyes, han de estar sustentadas para evitar generar el que provoquemos más problemas, más desorden.

 

 

 

750. Que alguien diga que odia al sexo, diga que no lo necesita, eso no es un hecho. El cuerpo tiene sus leyes: expulsar la energía que no consumimos en todo lo necesario para vivir. De manera que, si una persona se reprime lo necesario para vivir, esa energía va a salir por algún otro lugar.

Es como un volcán, que cada espacio de tiempo tiene que entrar en erupción: nada lo va a parar. Y si se pudiera parar, obstruyendo el cráter, reventaría por otro lugar, haría un agujero por donde saldría la lava, etc. 

El problema es: ¿Por qué queremos ir contra la vida? Y la vida es, la totalidad de la vida.

 

 

 

751. El sexo, como toda actividad, si no está involucrado el amor, hacer un servicio a los demás, es feo, no tiene sentido, genera malas consecuencias.

 

 

 

752. Se autosugestionan que el sexo no es necesario. Lo ven como algo que no lo conciben, porque dicen: ¿Cómo voy a entregar el cuerpo a otra persona? Además, el cuerpo cuando se hace el sexo tiene algo de 'asqueroso', si no lo necesitas o no lo quieres hacer.

Está también, el condicionamiento religioso. Pues el sexo, las religiones organizadas lo ven peligroso, como en verdad lo es. Porque, si uno se engancha con el sexo, se hace un vicio que te puede enfermar, obsesionar.

 

 

 

753. ¿Qué es la guerra? Es una disputa, una confrontación, entre dos bandos por un desacuerdo a la hora de encarar sus vidas. Por tanto, la guerra no es ni más ni menos que hacer la guerra, cuya expresión máxima es matar al oponente. Y para ello, cada contendiente, usará todos los medios a su alcance. Por eso, en la guerra todo vale, con tal destruir al que se considera como enemigo.

Solamente, hay una contención en la guerra: saber que lo que haces, para matar y destruir todo lo del enemigo, lo has de hacer de manera, que los que te apoyan y defienden lo acepten, no se opongan porque lo ven demasiado cruel, injusto, inadmisible para ellos.

 

 

 

754. ¿Cómo sabes qué, porque uno es de izquierda, va a traer el comunismo? Porque, de la misma manera si uno es de derechas, tendrá que traer el fascismo, el nazismo.

En cuanto a juzgar el pasado, la historia, algo tan complicada y sencillo como la guerra, eso no tiene ningún valor. Porque, nadie sabe lo que puede suceder en el futuro.

Sí que podemos saber, que todo es una repetición de lo mismo: división, conflictos, violencia, guerra. Pero no sabemos cuáles serán los actores, el lugar, el momento, en que cada situación se desarrolla, cuáles serán los procesos, los vencedores y los vencidos.

Lo que está claro es que, una guerra viene precedida por un desequilibrio entre las personas: si los que tienen el poder generan, con su manera de vivir, las reclamaciones de los que son menos afortunados, los que son explotados y tratados injustamente, ahí puede llegar una revolución con su violencia, crueldad, su guerra. Pero si esa revolución, se hace extrema, donde los que mandan, los ricos y poderosos, no pueden o no quieren asumir las reclamaciones, entonces ahí también hay una posibilidad de que haya crueldad, violencia, guerra.