Lo inesperado, la verdad, se impone. 30-09-2016

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

1707. ¿No es un error creer que podemos cambiar nuestro comportamiento, como se cambia el color blanco en negro? Nosotros somos como somos, somos lo que somos, con miedo, queriendo vivir, luchando por la vida; y esa es nuestra herencia mental, cultural, vital, De manera que eso no se puede cambiar, erradicar como cuando quitamos una mancha de la camisa. Lo que sí que podemos hacer es ir más allá de todo ello, por haber visto que la realidad es como es; por haber visto que inventar otra realidad que más me gusta y satisface, no tiene sentido. Al contrario, nos divide de la realidad, siguiendo con los mismos problemas.

 

 

1708. ¿No sé qué piensas sobre la corrupción, sobre los ladrones que saquean el dinero de todos? Te recuerdo que estos últimos años, ha habido unos recortes sociales. lo que significa más sufrimiento, más dolor, más muertes; también ha habido un aumento del autoritarismo, donde algunos derechos han sido ignorados; también se han gastado muchos millones para rescatar a la banca privada, que no devuelven. Y, ¿tú crees que con ese equipaje se puede hacer algún viaje, apoyar, pactar, con esos corruptos que han hecho posible tanta maldad?

En cuanto a los que votan a un partido lleno de corruptos, son cómplices de esa corrupción; podrán apelar a las ideas y creencias, justificarlo, usar millones de palabras para excusarse, pero serán corruptos, es decir cómplices de los corruptos, inmorales.

 

 

1709. Los políticos, son personas como todos; y todos de alguna manera también somos corruptos. Ahora bien, no es lo mismo robar una manzana, que robar todo un campo de manzanos de miles de hectáreas. Por eso, todos nos conocemos; aunque nadie diga que no tiene careta. Lo que les pasa a los poderosos, a los que mandan, es que como van tan rápidos, ocultan para engañar a las personas sencillas, las que no se enteran en realidad que es lo que sucede; y cuando entran en crisis, es imposible no verles su cara de espanto, al ver las maldades que han hecho.

 

 

1710. Dices: 'Porque no olvide las leyes y derechos deben ser para todos y en eso estará de acuerdo conmigo.' Pero luego dices refiriéndote a los políticos: 'Que los encerrasen si fuera necesario en la cámara baja y no los dejarán salir hasta lograr un acuerdo para el bien común'.' Entonces, ¿cómo quedamos, estamos de acuerdo con la democracia, respetamos las leyes o no?

Creo que estáis exagerando las cosas; puede que no estéis acostumbrados como algunos países europeos, que están un año o más con un gobierno en funciones, y otros que hacen elecciones de cada dos años porque el gobierno es inviable. Así que, serénate que las exportaciones funcionan bien, no vamos atrás. Sólo los románticos, que miran siempre al pasado, son los que todo lo complican más. 

 

 

1711. Esto es la derecha -aunque se digan que son de izquierdas- contra las personas serias, llenas de ganas de avanzar en el humanismo: descartar a los corruptos ladrones, erradicar las leyes viejas, retrógradas que tanta brutalidad y dolor han generado y generan, profundizar en los servicios sociales, en dignificar las pensiones, las escuelas públicas, etc.

Prueba de que son de derechas, es que han dado un golpe como si fuera de estado, con todo el caos y el desorden que genera, de enfrentamientos, conflictos, brutalidad, crueldad. Tanto que criticaban que el dictador Franco había dado un golpe de estado a la República, y resulta que ahora ellos hacen lo mismo. Por eso, son patéticos. Por cierto, de republicanos esos que han dado el golpe no tienen nada. 

 

 

1712. En el momento que violentan la ley quebrantándola, quiere decir que no son demócratas, ni humanistas, son parlanchines. Pues el desorden que han generado, ¿cuánto dolor y sufrimiento han provocado? ¿Dónde está la sensibilidad, el respeto, hacia los demás? Su desgracia es haber convertido una creencia nacionalista en una religión, pues esa creencia los hace fanáticos, torpes, cazurros.