Lo inesperado, la verdad, se impone. 30-04-2016

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

2360. ¿Parece que, por vuestras últimas maneras, expulsando a los que informan la verdad, os estáis volviendo carcas, fachas? Ya lo habéis sido, siempre dando cobertura a la macabra costumbre de torturar y asesinar violentamente de los toros por placer y diversión.

 

 

2361. Entonces, todos somos iguales, ¿no? Todos queremos ser libres, no opresores que nos revienten. El yo sí que puedo, pero tú no puedes y no te dejaré que lo seas, eso trae la maldad, que es muy mala.

 

 

2362. Cada vez que lo veo, lo leo, parece un diario más pequeño, habla poco de internacional, las revistas que edita son desmesuradamente grandes y potentes para tan poco papel, delgado, decadente, enfermizo. Y lo más grave, creo que prosigue enalteciendo la llamada fiesta nacional de España: la macabra costumbre de torturar y asesinar violentamente de los toros por placer y diversión.

 

 

2363. Se nota el nivel alto de dignidad ante la libertad y los carcas, corruptos que la quieren reprimir. Aunque, como no puede ser de otra manera, el nacionalismo centralista fascista español está ahí en los comentaristas.

Hay que tener claro que para que algo funcione uno se tiene que someter a algo o alguien más poderoso. Eso pasa en los equipos de fútbol, en todo deporte, que siempre quieren ganar; también pasa en los ejércitos que también siempre quieren vencer; y para triunfar, vencer, uno si lo quiere, tiene que cerrar los ojos ante la corrupción, que todos llevamos dentro. Pues ser corrupto es hacer daño a otro, a los otros, a sabiendas. Por eso, lo importante es ¿a dónde queremos ir a parar? Sabiendo que el absurdo, o la nada, siempre está ahí. Pues, todo lo que digamos, defendamos como lo bueno, lo mejor, lo adecuado, tanto se puede negar como afirmar infinitamente. Lo que quiere decir que mi solución es, probablemente, sólo para mí; en el sentido que no la podemos imponer, porque nos haríamos igual como los carcas, corruptos, inmorales. Y ese es el grave problema que tiene España, que quiere imponer por todos los medios su nacionalismo centralista fascista español, a los que no lo quieren, ya que ellos también tienen su nacionalismo.

 

 

2364. Somos como niños pequeños asustados por todo lo que acontece a nuestro alrededor y a lo lejos; y es tan grande, espantoso, que necesitamos vernos, para saber que nosotros, aunque también somos culpables, no somos sádicos malvados como los que matan de diferentes maneras inverosímiles. Y por eso, se hicieron los clubs ingleses, para reunirse y hablar con las personas que decían que ellos no son tan desquiciados a la hora de resolver los problemas.

 

 

2365. Antes que nada hay que decir que todo lo que nos pasa física o psíquicamente, eso mismo les pasa también a todos los demás. Pues todos tenemos un mismo cuerpo y un mismo condicionamiento mental. La diferencia siempre es de grados, de magnitud, de intensidad.

En las alteraciones mentales, parece que todo es muy diferente; pero no lo es porque todo se reduce al miedo a la soledad, al vacío y la nada existencial, a la soledad que genera el no poder salir de ese absurdo existencial. Y todo eso no llega sin una causa, ya que nosotros somos como robots que responden a su programación. De amanera que parece que no hay libertad ni opción. Pero esa causa obedece a otra y a otra, por lo que todo se convierte en una especulación.

O sea, que vamos a descartar la causa, ya que no nos sirve. Y nos vamos a atener a los hechos, que es lo que está ocurriendo ahora en este instante. La pregunta es: ¿Cómo encaramos el presente, el hecho, el ahora? Pues según la manera cómo lo abordemos va a mediatizar todo el problema y su solución, que es el hecho, cada reto que nos llega.

Si pudiéramos tener ese interés, esa energía que se funde en lo que ve, en lo que observa, en todo lo que nos llega, entonces el problema de la indolencia, la indiferencia, cesaría. ¿Por qué no tenemos esa capacidad de provocar, por medio de la atención total a todo, esa energía que todo lo transforma y nos deja fuera de nuestro condicionamiento, que es la causa de todos los problemas, de lo neuróticos que somos? Cuando nos tomamos una pastilla, nos drogamos, tomamos alcohol, hacemos agotadoras caminatas, deportes, escalamos las altas montañas, viajamos sin cesar, todos buscamos porque necesitamos lo mismo: el vivir sin división interna; que es la que genera el miedo, la angustia, la depresión, la falta de energía; pues no nos llega la necesaria para que haya esa capacidad de mirar, de ver y observar sin que haya espacio alguno entre lo que observamos y el que observa, el observador.

Y es en ese ver, en ese mirar, observar, donde todo lo del pensamiento, del ‘yo’, de la mente, es quemado, aniquilado. Quedando solamente la percepción, la conciencia operando, donde lo sagrado, la inteligencia, la libertad, el amor, pueden ser.

 

 

2366. La guerra, como todo en la vida, tiene su complicación, que puede verse agrandada cuando se explica y no se vive en directo. La guerra tiene el problema de que es un callejón sin salida; pues seguramente cuando uno empieza, también empiezan los otros, de manera que es un juego de vida o muerte. O sea, que matas, destruyes, vences a tu enemigo, o él lo hará contigo.

Se han visto imágenes, maneras de matar, que parecían que no eran ciertas, pero sí que lo eran. Así que, si cogen prisioneros ellos ya saben que pueden tener una muerte atroz, espeluznante. Y creo que, es a eso a lo que el general, los militares se refieren; porque en las guerras recientes pasadas, no se asesinaba con tanta crueldad elegida para provocar el miedo, pánico, como ya lo habrán hecho entre los combatientes.

Hace unos días, un soldado ruso que se adentró él solo por tierra, en Siria, para observar el territorio, etc., fue rodeado por el enemigo, el ISIS o el DAESH, jihadistas islámicos, y al ver que no podían ir a por él ni salir de allí, les pidió a sus superiores compañeros que lo mataran, porque según dijo si lo cogían vivo no quería pasar por esa situación; que va a la muerte, al estilo de los jihadistas: degüello, encenderlo vivo, lanzarlo desde un alto edificio, etc.

Creo que hay motivo de preocupación para los militares, los que intervienen en la guerra que está sucediendo en Oriente Medio, Siria, Irak, Libia, etc.; y muchas otras personas de diferentes ámbitos -religioso, artístico, cantantes y actores, escritores, periodistas, políticos, profesores, locutores de radio y televisión, etc.-.