Lo inesperado, la verdad, se impone. 22-09-2016

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

1596. Si vas cargado con el pasado, estás obligado a ser un carca, facha. El dolor no se elimina hurgando en nuestras heridas, que son siempre del pasado. Además, ¿quiénes somos nosotros para juzgar, dictar el bien y el mal? Cada uno tiene un destino, nace en un momento que tiene que vivir -como nosotros lo estamos haciendo ahora-; y eso es de cada cual. Nosotros los espectadores del pasado, jamás sabremos por qué sucedió lo que sucedió en esos momentos. Ya que todo lo que digamos, defendiéndonos, y acusando a los que creemos que son nuestros enemigos, están los otros que dicen lo mismo que tú, pero al revés. Por lo que el conflicto lo volvemos a revivir, dar vida. Y creo que una persona cuerda, pacífica, no quiere generar otra vez ese dolor y horror de dos bandos enfrentados que se matan mutuamente.

 

 

1597. ¿Cómo una persona que ve la corrupción como algo indigno, que causa dolor, y muertes lentamente a miles, coaligarse, apoyar a una persona que es el jefe de un grupo donde hay miles de corruptos ladrones?

 

 

1598. Lo desconocido es como el misterio, ambos no sabemos lo que son; si lo supiéramos. ambas palabras dejarían de tener el significado que tienen.

 

 

1599. Lo inconmensurable sólo puede llegar, cuando dejamos, se van la división y el conflicto interno; cuando sólo queda la nada, el vacío de la mente.

 

 

1600. Y eso, ¿depende de nosotros o las creencias e ideas no se pueden eliminar?

 

 

1601. El problema no es solamente de los corruptos; el problema son los que sabiendo que son corruptos ladrones, los siguen votando. Hay que ser indiferente, sin vergüenza, insensible al dolor de los demás para ser votante de esas desgraciadas personas.

 

 

1602. Si te aterra una persona, eso es cosa tuya: porque hay otros que se deleitan con ella. Es exactamente lo que haces tú: a tu ídolo, líder, lo santificas, pero al que crees que es tu contrario, lo denigras, lo insultas y odias, queriendo destruirlo, acabar con él. Y esa actitud no tiene nada de demócrata, sino de un tirano, dictador.

Por de pronto, los tuyos que están en el poder son corruptos, que roban, son marrulleros, mentirosos; hacen las cosas más indignas que dan espanto: negar lo que han hecho, negar que son cómplices, culpables, para así sacar beneficios, por omisión de su autoridad.

 

 

1603. El que sí que se aferra a su sillón es el que tú quieres que continúe, siendo el jefe del partido más corrupto. Por cierto, ¿no te avergüenza votar a esas personas, tan sucias, tan indignas, tan generadoras de sufrimiento y dolor, que lo han infectado todo de ilegalidades, de robos, de nepotismo, de prevaricación?

 

 

1604. ¿Crees que los que mandan ahora, lo hacen y lo harán mejor? Como ves el problema es de demócratas; pues eso mismo que dices de tus contrarios, ellos también lo dicen de tu líder, ídolo, y os ven como contrarios. Ese es el drama de la vida: que todos queremos una cosa diferente. Por eso, te he dicho que el problema es de demócratas: todos somos iguales; si unos han tragado a todos los ladrones, inmorales, ahora si perdéis os tenéis que hacer una revolución mental para poder aceptarlos. De lo contrario seréis dictadores, tiranos.

 

 

1605. Se trata solamente de conseguir el respaldo de la mayoría parlamentaria. ¿Tan difícil es esto de ver, comprender? ¿O, tal vez, el odio que le tienes a esa persona, te confunde y te llena de desorden hasta perder la razón, la lógica demócrata parlamentaria?