La libertad es amor. 27.06.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

* Hay que decir, que por muy respetuosos que seamos por las personas. Siempre habrá alguien, algunos que se sientan ofendidos. Cuando las melenas y las barbas, hacían furor por la progresía, los hippies, había unos que los odiaban a muerte. Porque esos melenudos y barbudos, iban contra el establishment.

Ahora con los tatuajes, los colgantes, los piercings, etc., el pelo rapado o no, pasa lo mismo: unos se gastan un dineral con todo ello. Pero otros, lo detestan, lo rechazan, les disgusta. Eso quiere, decir que nunca vamos a contentar a todos.     

 

* 'No es la muerte del cuerpo lo que lo alejará del reconocimiento falso de 'yo', sino la muerte del reconocimiento falso / habitual.'

¿Puede el 'yo' desaparecer definitivamente, para siempre, y que no vuelva nunca más?  

 

* El establishment, es tan poderoso que no se le puede vencer, cambiar. Por tanto, todo lo que hay que hacer es darse cuenta que, uno tiene dentro de sí también un establishment. Así que, mientras no comprendamos nuestro establishment y vayamos más allá de él. Todo el viejo y repetitivo sistema, corrupto, inmoral, proseguirá. Tanto dentro, como fuera de nosotros. 

 

* La función del yo, es dualística: eso me gusta, eso no me gusta. Esto es bueno, eso es malo. ¿Puede un ser humano, vivir siempre en ese estado donde el bien y mal no es visto -no afectarle-? Y por eso el dolor, que hace a los demás, no le afecta. Por supuesto, el dolor físico -de la debilidad, desgaste-siempre estará en nosotros.   

 

* 'Creo o no creo. Rezo o no lo hago. Adoro o no, este hábito no va a hacer ninguna diferencia en absoluto'.

Ese hábito, es superstición, ignorancia. Podemos cantar, hacer bhajans, rezar, meditar, concentrarnos en un punto en la pared, o mirándonos el entrecejo, la punta de la nariz, o con el sonido om. Pero todo eso, no tienen ningún valor, ni sentido, si estamos en conflicto, divididos como hindúes, budistas, shikys, musulmanes, cristianos, judíos.  

 

* El problema, es que los problemas son infinitos. Por tanto, el agua, el hielo, y el deshilo, son también infinitos. ¿Podemos ver en una sola mirada ahora, toda la realidad? Y ver lo falso como falso. Y lo verdadero como verdadero. Sin tiempo psicológico, pues es una trampa. Cuando dice: dame tiempo unos días y lo veré, cambiaré. Pero, luego dice: dame más tiempo para poder ver esa realidad. Y eso, es porque no comprende que el cambio, el ver, es ahora. Y cuando sea, siempre será en el ahora, sin tiempo.  

 

* El sexo, como toda actividad humana, hay que atenderlo. Como el hambre, el sueño, la actividad física. De manera que el sexo lleva en sí, su orden. Sólo necesita libertad. Pero, la libertad que es amor, tiene su orden. Que es el máximo orden posible.  

 

* El orden, nosotros no lo podemos desarrollar. Él llega y se va, caprichosamente. Pues, la vida es ingobernable. Nosotros creemos que somos los directores de nuestra película. Pero, no lo somos. Somos vulnerables, estamos programados tanto física, como mentalmente. Por tanto, todo lo que decimos son conceptos, que tienen sólo el valor de la descripción para comunicarnos verbalmente ahora. 

 

* La vida es así. Y unos lo ven y otros, no. Y ahí, empieza todo el misterio: ¿Por qué unos lo ven y otros no? 

 

* 'Si Dios me asigna mi lugar en el infierno, no sé por qué empujé a aspirar al cielo. Él sabe mejor lo que es para mí bienestar'.

Ah, porque queremos sólo la parte buena de la realidad. Pero no la parte mala, que no nos agrada.

Eso mismo podríamos decir de la enfermedad. De los obstáculos que nos llegan y obstruyen lo que queremos con tanta prontitud y energía. 

 

* Gracias, por tu amabilidad. Y que también vaya a ti, lo que quieres que venga a mí.  

 

* Lo primero, es que haya café. Y después ya veremos qué hacemos con él. Si nos sirve, si nos favorece, etc.

 

* Jiddu Krishnamurti, como cualquier persona que usa palabras para explicar o informar, las usaba sin darles ningún valor. Porque, el valor no está, en una palabra. El valor está en todo el contexto que se está diciendo, para que se entienda. Es como si digo: este grupo de JK no vale 'nada'. Esas comillas, desmontan esa nada haciéndola inofensiva. Pero, claro si no le ponemos comillas, suena mal, una falta de respeto, una agresividad, etc.

Y, JK, no ponía casi comillas a las palabras. O al menos, sus traductores.  

 

* Hay personas que no usan comillas. Pero otras sí. Si decimos, estoy agotado y son las nueve de la mañana. No es lo mismo que decir: estoy 'agotado'. Porque, un agotamiento a las nueve de la mañana, sería una rareza. Pero, esas comillas indican, que sí que sea la hora que sea, estoy agotado. Es decir, las comillas son un matiz, una floritura, un recurso aclaratorio. Y a veces, todo un texto debería de estar entrecomillado.  

 

* ‘Ignorancia "divino tesoro de la Fe"!!!’.

Que se manifiesta en malos tratos, brutalidad, crueldad, violencia. Es decir, insensibilidad e indiferencia ante un ser humano.