La libertad es amor. 25.04.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

* Eso mismo, pasa muchas veces. Pues, soñar es lo más fantasioso que hay. Para no soñar, hay que vivir, todo lo que vivimos sin dejar ningún problema suelto. Pues, eso que está inacabado, incomprendido, es lo que provoca los sueños.   

 

* ¿Y los que no los tienen, qué?  

 

* Ya podemos llenar el corazón de cosas buenas, que nunca habrá bastantes para responder a los retos que la vida nos depara. 

 

* El dolor para superarlo, hay que comprenderlo, hacerte amigo y enamorarte de él. 

 

* Los cambios llegan, por un shock, un gran dolor. O por un golpe de suerte, que te abre la mente, de manera par que llegue la inteligencia, la sacudiría. 

 

* ¿La superstición, es amor? ¿Podemos saber si el cielo existe, y allí hay alguien? No lo sabemos con seguridad.  

 

* Lo mínimo que podemos hacer, es intentar encarar los retos que nos llegan. Es de la única manera de saber, si son posibles vivirlos. Y ver qué es lo que pasa. 

 

* Ser agresivo, inhumano, no compasivo, con los amargados, demuestra que nosotros también estamos amargados.  

 

* Todo nos habla de las personas: además del silencio, la sonrisa, la mirada. También están la vibración que emiten, la comunicación corporal, no verbal.    

 

* No hay más ciego que el que no quiere ver. Y más sordo que el que no quiere oír. Y más guerrero, que el que no quiere la paz. Y más malvado, que el que no quiere el amor, amar. 

 

* Eso mismo también nos lo podemos aplicar para nosotros. Pues, nosotros no somos todo amor, todo compasión. Es decir, completamente justos, no somos educados: somos faltones, odiamos, somos insensibles, indiferentes a los menos favorecidos, a los que sufren que son rechazados.  

 

* El amor, lo incluye todo: el tener novia, el cuidarla, respetarla, incluye el sexo, el ir y venir, el estar quieto, el hablar o no decir nada. El amor, es compartir lo que tenemos.  

 

* Si nos amaramos de verdad, con todos nuestros defectos e imperfecciones, es cuando amaríamos a los demás. 

 

* La meta del yoga, es ninguna meta. Pues, la meta, el camino, el sendero, nos divide. Cuando el yoga, es la unión total con todo lo que existe. 

 

* El amor, es la libertad, total, absoluta. Sin libertad la vida no tiene ningún sentido ni valor. Esa libertad, es la que nace en nuestro interior.  De lo contrario, no veremos la belleza, que está por doquier.

 

* El tiempo en el ámbito psicológico, espiritual, es una trampa. Porque, el cambio ha de ser ahora. Uno ha de ser capaz de ver todo el caos, el desorden, en una sola mirada. Y entonces, el cambio, la inteligencia, llegan, son ahora, en el presente. 

 

* La vida es ingobernable, es caprichosa. Pero no por eso, nos vamos a entregar a todos los excesos. Ya sean hacia arriba o hacia abajo. O sea, al placer o a la represión, a la beatería fundamentalista.  

 

* Amar y ser feliz, es un capricho de la vida, que lo concede a su manera. Es incomprensible, pero es la realidad, que hemos de vivir con lo que nos toca.  

 

* El karma dice: la venganza es mía. 

 

* Sin lugar a dudas, lo que verdaderamente enamora es el amor. La necesidad de vivir la vida, que se convierte en un mandato del amor.  

 

* Los miedos y la felicidad, la libertad, no pueden ser. O es la libertad que nos hace felices. O son los miedos, los problemas que los generan.  

 

* Cuánto dolor pasamos, por no querer ser libres. ¿Por qué, sólo nos quedamos con una persona, que la hacemos pareja, cuando hay tantísimas personas para amar, sentir la belleza?  

 

* Hasta que los hombres no acepten, la igualdad entre la mujer y el hombre. Lo que queda es, la prudencia, la sabiduría, el verdadero amor -no sólo el sexual-, en el que vean que la mujer puede ser libre. Todo lo que digan de la emancipación de las mujeres, no tendrá ningún sentido ni valor. 

 

* Eso, eso, hay muchos hombres para encapricharse con uno sólo. Porque, si hacemos a un solo hombre el dueño de nosotras, es cuando estamos perdidas. Se harán celosos, brutales, crueles, asesinos. 

 

* Pasotas, indiferentes, insensibles, al dolor, al sufrimiento de los menos afortunados. Aunque ellos, también lo son.   

 

* No nos podemos fiar de nadie, sean quienes sean, pues si los sucesos que vienen son propicios para desencadenar el horror de una guerra, volverá a suceder.  

 

* Uno puede ser el catalizador para que algo suceda. Pero, si los que le tienen que apoyar -la población- no quieren, no habrá manera de hacerlos actuar. Es cierto que el catalizador y los catalizados, viven en la misma realidad, los hechos, de la época en que viven. Y, por tanto, todos son catalizadores y catalizados.  

 

* Cuando no estamos enamorados, de una persona, de un país, de una idea, de un proyecto, ilusión, de un sueño, toda esa benevolencia que tenemos cuando estamos enamorados, se torna en indiferencia, y tal vez, en severidad.

El perdón para que sea, lleva consigo, el afecto, el cariño, el respeto, con el que hay que perdonar.