La libertad es amor. 24.04.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

* Escuchar, es escuchar lo que sucede dentro de nosotros, escuchar a los demás, al ruido que hay, que hacemos las personas. Para escuchar, es preciso que haya paz, serenidad, orden, en nosotros. En el momento en que aparece la confusión, la ansiedad, el deseo de más y más, la codicia, es cuando vivimos inatentos, divididos. Donde vamos cada uno a lo suyo, sin tener tiempo, ni ganas de escuchar a los otros. Ni mirarnos ni escucharnos, a nosotros mismos. 

 

* El miedo, el confort, nos hacen que actuemos. Pero cada uno lo hacemos de una manera. Los ancianos, tienen miedo del presente, del futuro. Y ellos se creen que, buscando en el pasado, encontraran seguridad. Y lo mismo hacen los jóvenes, pero al revés: el presente no les gusta, ni el pasado tampoco. Por lo que, también huyen mirando al futuro.  

 

* Hay que añadir, que decir también, que la existencia es dolor.  

 

* La concentración, ya sea en un punto, en la música, en visión de algo, en Jiddu Krishnamurty, ¿no es divisivo? Porque, la concentración es exclusión. 

 

* Como todo está unido, ¿el ruido y el silencio son lo mismo? Los dos forman parte de la realidad, son como la noche y el día. Están completamente armonizados, los dos dependen el uno del otro.  

 

* La intención, si se convierte en fanatismo, el cambio no llegará. La intención, es la libertad. 

 

* Es muy sencillo, toda acción tiene su reacción, la lleva en sí. Lo que hagamos en contra de los otros, eso mismo va a llegar a nosotros.   

 

* La indiferencia, la insensibilidad, es el peor lado que hay. Pues, lo usamos para refugiarnos, ponernos a salvo del mal. Pero, en la vida no existen los refugios, como una huida de ella. Hay que asumir, optar, decidir lo que vamos hace en cada momento.  

 

* Pero, memorizar es adecuado en el ámbito material, doméstico, como enseñarnos a leer, escribir. Pero, en el ámbito, humanístico, espiritual, psicológico, memorizar -que siempre es el pasado-, es un impedimento. 

 

* Cuando la mente genera resistencia, deja de haber armonía, unión. Y llega el desorden.  

 

* Sí. La resistencia, es un polo, un extremo. Y genera la reacción del otro polo. Por lo que, se genera conflicto. El fin de la armonía, del orden. 

 

* No nos olvidemos, que mañana habrá risas, sueños por cumplir, personas por conocer, y también, todo el drama de la vida. Que, hay que comprender para no volvernos desequilibrados, neuróticos.  

 

* ¿Es gimnasia, performance, o divertimento?  

 

* Gracias. ¿Podrías enviar una foto más clara, y con más tiempo, para poder verlo adecuadamente?  

 

* ‘Un amen. Para papá dios que nunca falla’.

Esa frase está mal formada, pues no puede ser. Pues, a dios no se le puede ni nombrar. ¿Sabes por qué? Porque, es innombrable, inescrutable. Es decir, no es nada para poder ser tratado, como algo que se conoce por los seres humanos. 

 

* ‘¿Puede sobrevivir el conocimiento en un estado de conciencia armónico de total silencio?’

No puede sobrevivir. Pues, el conocimiento es el pasado, que se interfiere con el presente, el ahora. Sólo existe la conciencia, la percepción, en el vacío.  

 

* Sobre una posible crisis matrimonial, sólo lo sabrán ellos. Por tanto, trabajar para afirmarlo o para negarlo, es cosa vana. Cosa de chismes.   

 

* 'En un estado de conciencia armónico, lúcido o libre si se podrá hacer uso de ese conocimiento'.

En un estado libre, donde el vacío está ahí, el pensamiento no puede operar, sólo opera la percepción y su respuesta. El pensamiento es mecánico, es material, sirve para cocinar, enseñarnos un idioma. ¿No te has dado cuenta que el cuerpo tiene su propia inteligencia?  

 

* Nos complicamos mucho la vida con lo oculto. Como si no tuviéramos ya bastante con lo manifiesto. Con los problemas y dificultadas de la vida cotidiana.  

 

* 'Conócete a ti mismo y conocerás cómo funciona el universo'.

¿El universo es infinito, o es finito? Si es finito, lo conoceremos. Pero si es infinito, no lo podremos conocer como conocemos una casa, un planeta, una constelación, como el sistema solar.

Lo que sí es cierto, es que, si nos conocemos a nosotros, también conocemos al resto de la humanidad.  

 

* Eso demuestra que los que se salen de su cuerpo, es porque no se dan cuenta que están divididos del cuerpo. De manera que no sienten miedo de ir a donde quiera que vayan. Todo es mental, como un sueño, que no tiene ningún valor.

Conocí a alguien que iba al Vaticano a hablar con el Papa, entraba por la ventana de su habitación. Lo que atrapa es lo que se habla en las visitas y conversaciones, pues parecen que son reales. Lo dicho, todo fruto de una ilusión mental, una alucinación. No hay más.

 

* Pero que ese navegar, profundizar, nunca se colma. Porque todo es infinito. Y eso, lo hemos de tener en cuenta, para no quedar colgados, neuróticos.  

 

* El placer en sí, no es problema. Es la persecución del placer, lo que nos genera desorden, confusión, caos.