La libertad es amor. 23.01.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

* Parece ser, que nadie puede quitar el 'yo' de su vida. Lo único que podemos hacer, es ir más allá de ese 'yo', confuso, desordenado.

 

* En cuanto a: 'Cuando Jiddu Krishnamurti nació comenzaron a 'venirle' conocimientos, estaba configurando su mente'.

Espiritualmente, psicológicamente, no tiene ningún valor, configurar la mente -que es llenarla de datos, de informaciones, de historias, de personajes-. De eso podríamos decir, que es todo mundanalidad, materialismo. Pues, lo único que necesitamos, para ver y comprender lo que es la vida, es la percepción, lo que percibimos. Por eso, JK. se deshizo de todo ese materialismo, mundanalidad. E hizo que todo lo que decía, a partir de esa percepción, fuera laico, que no tuviera referencia con nadie, ni con nada. 

 

* Solo hay una ‘intencionalidad': La libertad, es amor. ¿Estás de acuerdo, Maria?

Con afecto y con cariño.  

 

* La política, es como la vida misma. Llena de sorpresas, mentiras, falsedades, traiciones. Todo para vencer, ganar, derrotar. Para alimentar la vanidad, el 'yo', el ego. 

 

* Si empiezas a contrastar, a cotejar, a comparar, etc., te harás cruel. Pues nadie tiene la culpa, de ser una persona desafortunada. Y por eso, como eres insensible, indiferente, al dolor de los menos favorecidos. Es por lo que, defiendes a los ricos, a los multimillonarios, a los poderosos, todos corruptos, inmorales.  

 

* No cuentes historias, cuentos de altezas, príncipes, etc. Que como habrás comprobado, no hacen efecto. Pues, es cosa de subdesarrollados mentales.

 

* ¿Tú te crees que el dinero, sólo es lo que vale, lo que cuenta? Los ricos, los poderosos, etc., son subdesarrollados por ser lo que son. Porque, si fueran inteligentes, serían compasivos, con amor. Y dejarían de ser ladrones, corruptos, mentirosos, falsos.

Y por eso, necesitan policías, guardaespaldas, militares, puertas y vallas blindadas, para que los defiendan de los que los quieren robar, hacer algún daño. ¿No sabes aquello de, hay de aquel que es causa de escándalo, más le valiera atarse una piedra al cuello y echarse al río?  

 

* Que lo pases bien, Cesar. Buenas noches.  

 

* Si lo sabe Dios, pero tú no lo sabes. ¿Eso tiene sentido, te sirve? ¿Podrías preguntárselo a Dios? O intuirlo, adivinarlo. O tal vez, no te interesa saberlo. Porque, confías plenamente en Dios.  

 

* Vamos a lo cómodo. Todo nos incita a ello. Las prisas, el descaro, lo abusadores que somos. Los otros, tampoco quieren mezclarse e intervenir, advirtiendo la maldad que están haciendo. Y por eso, el vivir haciendo lo que nos da la gana, se convierte en un delirio, un éxtasis. Pero, la maldad está lista para venir.

Y esa es nuestra desgracia: creernos inmunes, como si fuéramos intocables, como si fuéramos elegidos, protegidos por los dioses. Todo incita al mal, los toreros luchando con los toros, las carreras de coches, de motos, de caballos, subir al Himalaya, a Los Alpes suizos, batir los récords en cualquier competición.

Hay que despertar, no distraerse con la persecución del placer, no seguir como un cordero al rebaño. Ser libre, único, fresco, limpio, honesto, no corrupto.   

 

* Parece mentira, pero es así. Se empeñan en defender lo más rancio y negativo, superficial. ¿La religión, es superstición, idolatría, paganismo, folclore, espectáculo, el desenfreno de las pasiones, el sentimentalismo, que nos pierde la razón, la inteligencia?

La religión, es vivir para ayudar a despertar la inteligencia, de los menos afortunados. Y para ello, hay que amarlos. Dándoles lo necesario, para que tengan viviendas, empleos dignos, para que hay pensiones para poder comer, pagar la electricidad, los gastos del hogar.

¿Y, cómo se puede eso conseguir? Repartiendo la riqueza de los multimillonarios, los ricos, los poderosos; los reyes despilfarradores, viciosos; los espabilados empresarios, que escurren a sus empleados.

 

* Pero, era corrupto, había delinquido, ¿entonces por qué lo defiendes? Si lo defiendes, tú también eres igual de corrupto. No quiero decir con eso, que no lo tienes que defender, lo digo para que veas dónde estamos. Porque si tú lo haces, los otros a los que tanto odias, también tendrán el mismo derecho que tú a defender a sus corruptos. Y ya estamos en el mismo drama de siempre: a los míos que no los toquen, a los otros todo el peso de la ley, incluyendo inhabilitación, cárcel, etc.   

 

* Pues, eso que tan bien has informado, también se tiene que hacer con todos los políticos. Contra su ensañamiento, que tanto ayuda la prensa, las cadenas de televisión, los medios de comunicación sociales. Porque, para que haya paz, ha de haber igualdad, honestidad, respeto, en todos los ámbitos, sin exclusión alguna.  

Por cierto, hay algunos de los partidos que gobiernan en la coalición, que tienen pendiente el solucionar los problemas e irregularidades con su máster. Y, no se le dice nada, está tan campante en el máximo poder.