La libertad es amor 22.08.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

* No hay meta. No hay sendero ni camino. Porque, todo deseo, todo plan, toda idea, teoría, nos divide del presente. Y si hay división, hay conflicto, confusión, desorden, enfrentamientos. Agresividad, violencia, guerra.  

 

* ‘Porque somos una especie de error. ¿Todos?’.

Absolutamente todos. Porque, todos hemos de comer para sobrevivir. Y después imponernos para conseguir ganar, vencer a los demás. Es como en las competiciones deportivas, que todos quieren ganar, nunca perder. Pero, eso es una ilusión. La vida es destrucción, amor y construcción. En un juego que no tiene principio ni fin.   

 

* El problema es mental. Es decir, la mente no puede resolver el por qué es que vivimos como vivimos. Matándonos, etc. Porque, todo lo que digamos, tanto puede decirse que es negativo, como positivo. Y esa mente nuestra, puede tanto negar como afirmar infinitamente, cualquier cosa que digamos. Por lo que, todo se convierte en una especulación, en un pasatiempo.

Por tanto, nos hemos qué atener a los hechos: hemos de vivir y para ello hay que matar para sobrevivir. Es decir, ser malos: verdugos, pero también víctimas. Y no solamente en lo físico, sino también en lo psicológico.

Y todo eso, comprender que es la realidad, lo verdadero. Por tanto, uno tiene que vivir, intentando hacer el menor daño posible -si es que quiere claro, porque la libertad que es amor, es el bálsamo para poder vivir en ese drama que son nuestras vidas-. 

 

* Lo que está claro, es que, de momento, el desorden va a proseguir. Por tanto, hemos de comprender ese desorden que no se puede eludir. Porque, si no lo comprendemos, y todo lo que el desorden genera: corrupción, suciedad, marrullerías, robos y falsedades, podemos volvernos neuróticos. Que sería, proseguir con ese desorden en el ámbito psíquico, social, doméstico.  

 

* 'Si aprendes a alimentarte del Prana -energía vital-, tu concepto de la vida puede cambiar, Namaste.'

Cambiar, ¿qué quiere decir, que no habrá división entre nosotros? Pues, todo el problema radica en la división entre tú y yo, nosotros y ellos. Todos enfrentados. Así que, mientras estemos divididos, fragmentados, todo lo que hagamos y digamos, no tiene significado verdadero. 

 

* Ya pasé por eso. Y lo más importante es la acción, los hechos. lo que hacemos con los retos que nos llegan en la vida cotidiana.  

 

* '...hasta que tú te propongas a transformarte.'

Aunque nos transformemos, el paradigma de comer y ser comido no cambiará. Y la comprensión de por qué es ese paradigma tan absurdo, que es para nosotros, y lo hemos de soportar, vivir con él, será inescrutable. 

 

* La vida es como es. Y hagamos lo que hagamos, la lucha del verdugo y la víctima, proseguirá. Podemos, proyectar ideas, conceptos, ocultismo, esoterismo, etc. Pero, lo único que podemos hacer es comprender, que hemos de vivir en ese juego macabro. ¿Solución? Ser lo menos macabro, violento, cruel, posible.  

 

* 'La vida es eterna para muchos, la estancia en la tierra es cortita, pero le necesitamos para evolucionar …lo que nos parece injusto o doloroso es lo que nos hace crecer.'

Eso no es un hecho. Eso es una idea, un concepto, una ilusión.  

 

* ‘Abre tu conciencia y encontraras el hecho’.

Desde hace muchos años, ya la he abierto y lo que he descubierto, es que la mente es capaz de inventar lo que cree necesitar: estar segura, para así sentir placer. Y por eso, la conciencia, la mente, no son capaces de descubrir la realidad, la verdad, de por qué es que somos cómo somos: devoradores para poder sobrevivir.  

 

* Eso no cambia el paradigma de depredación del más poderoso contra el que lo es menos. Pues todos para sobrevivir hemos de hacerlo a costa de los demás: los menos favorecidos.  

 

* ¿Lo más mundano que hay no es el ego, el 'yo'? Así que ese 'yo', es el que genera todas las miserias, desgracias, el sufrimiento, dolor.   

 

* La misma locura de siempre: el más poderoso, invade y se quiere apoderar de todo. Donde allí viven desde siempre unas personas, que defienden sus derechos. Pero, las instituciones, las leyes, los policías, los militares, todos se quieren apoderar de ese lugar que no es de ellos.