La libertad es amor 20.08.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

* ¿Se puede evaluar a un hombre libre? No. Porque, un hombre libre no sabemos por qué y cómo hace las cosas. Ya que la libertad, en definitiva, es sentirse libre haga lo que haga. O no haga nada. 

 

* Así son los multimillonarios, los ricos -los reyes, etc.-. Que dependen de nosotros. Pues, si no quisiéramos no lo serían. Ya que, sin la aprobación de los gobiernos, que votamos todos, no lo serían. Pero, hay una unión entre los políticos de la derecha -que incluye a alguno que dice que es de izquierda-, que actúan como siervos para que su señor tenga todos los privilegios, que nadie puede tener. O sea, que de democracia nada. Todo un apaño, una patochada, de los acomplejados que quieren y no pueden.  

 

* “‘¿Cuál es la diferencia entre 'me gustas' y 'Te amo'? Bellamente respondida por Buda...

‘Cuando te gusta una flor, sólo la arrancas. Pero cuando amas una flor, la cuidas y la riegas.'

Quien entiende esto, entiende la vida”.

El que tiene amor, no destruye si nos es preciso para sobrevivir. 

 

* ¿Lo mejor no es subjetivo? Ese mejor y ese peor, es lo que nos trae toda la miseria humana.  

 

* 'Por supuesto, debemos ser lo suficientemente humildes como para admitir cuando cometemos errores y estar dispuestos a aprender de ellos.' Ahora falta saber, qué entendemos que es error. 

 

* ‘¿Lo mejor no es subjetivo?’.

¿No te das cuenta que eso que está pasando, y todo lo que ha pasado, es como el juego del universo? Porque todo tiene su causa. Después de una gran guerra, llega la depresión, la tristeza, el perdonarse, el olvidarse. Y eso quiere decir, que en esos momentos ya no hay ganas de volver a empezar otra guerra.

Hasta que los vencidos y vencedores, se recuperan de las heridas psicológicas, de las desgracias que les ha tocado vivir, sufrir. Y entonces, ya empieza otra vez el juego de la guerra. A, contra B. Y B, contra A. Y esa es la historia de la humanidad. Nosotros somos marionetas en manos del destino fatal animal. El del poder, el del macho alfa. Y los que no lo aceptan, están en contra de ese poder, todopoderoso. Saludos. 

 

* ‘El camino de la vida’.

Ese camino de la vida, está incompleto. Porque, la vida, la naturaleza, tienen la parte buena. Pero, también tiene la parte mala, dolorosa, de sufrimiento, de miseria, de engaños. De manera, que si todo lo presentáis como si todo fuera bonito, sin ningún problema. Estáis engañando, falseando la realidad. Los animales se devoran unos a otros, sobre todo a los viejos, a los enfermos. Son implacables entre ellos. Y nosotros, también somos como ellos, aunque todo escondido -los mataderos, las prisiones, la corrupción, las violaciones sexuales, los asesinatos, la violencia, la guerra-. Eso sí, todo muy bien presentado, de manera que siempre el culpable es el otro, los otros. Por lo que, vivimos en la mentira, la falsedad, la explotación tanto psicológica, como física. 

 

*’ ¡SÍ! ¡Exactamente! Todo es teatro, y nosotros los jugadores, actores y público. ¿Jugamos el juego, participamos? Esa es la vieja pregunta.

Sin embargo, podemos elegir ... o no. Cualquiera de los dos es una elección personal.’ 

Si decimos que podemos elegir, eso no es verdadero. Pero si decimos que no podemos elegir, eso tampoco es verdadero. Ya que nosotros, no somos totales. Somos la parte. Y la parte no puede abarcar al todo, a la totalidad. ¿Podemos describir el infinito? Porque, el universo no tiene fin, ni fronteras, ni límite. Porque, detrás de todo límite ha de haber algo: espacio y lo desconocido. De manera que, nosotros podemos y no podemos elegir. Han tenido que suceder muchas circunstancias, sucesos, para que tú y yo nos podamos comunicar como lo hacemos. La pregunta: ¿Por qué Toni sí que puede comunicarse contigo, y Susie comunicarse conmigo? Y otros no pueden, no lo harán. Por eso, indudablemente ha tenido que haber un hilo conductor, que ha hecho posible que nos hayamos conocido.

Así que, nosotros tal vez podamos elegir algunas veces. Pero en otras ocasiones, no podemos elegir. Eso se ve en las personas superficiales, materialistas, excesivamente egoístas, que ellos en su ignorancia creen que son los únicos directores y ejecutores de todo lo que hacen en sus vidas. Y por eso, son tan peligrosas, porque son ignorantes, fanáticos. Se creen que son como dioses y por eso sus vidas llevan consigo los desastres, las guerras con sus matanzas en masa, con sufrimiento, caos, dolor.