La libertad es amor. 19.01.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

* Gracias, por tantas palabras, Mario. Cada uno intenta explicar lo que él cree que es la verdad. Pero, la verdad es escurridiza, no se la puede atrapar. Así que, todo lo que digamos tanto se puede afirmar, como negar, infinitamente. Y eso nos libera de teorías, de ideas.   

 

* Leí tu escrito, del pasado domingo. En X. Sobre la libertad, la independencia, siempre negativo. Ya te has olvidado de los judíos, lo que sufrieron con los nazis. Gracias.

 

* Un ser humano es un ser humano. En principio se puede creer en todos. Pero, luego en la realidad del contacto directo, se ve si funciona o no la relación. Es cuando ha de decidir, optar. Aunque depende de la necesidad de cada cual. Y de lo dispuesto que estemos a entregarnos. 

 

* 'Cuando tu mundo se torne caótico y sin sentido, estabilízate con acciones simples: lava los trastos, doblas tu ropa, riega las plantas, acomoda tu cuarto. La simplicidad atrae a la grandeza y a la sabiduría'.

Y habla con las personas sencillas, los vecinos, si vas al parque con los que encuentres allí, si te apetece. Lee cosas sin demasiado complicadas, diarios que nos cuentan lo que es la vida, cada día. Allí puede que encuentres a personas que están como todo, confundidas, desorientas, personas desestabilizadas, que sólo ven la parte absurda de la vida.  

 

* Pero en los congresos, han de haber congresistas. ¿Quiénes los ponen allí? Somos nosotros, cada uno de los que les votamos, y los ponemos allí. 

 

* ¿Insistir es molestar o demostrar?'.

Depende del que recibe los requerimientos. Las informaciones que hacemos para solicitar algo, hay unos que las rechazan, hay otros que las escuchan y no hacen caso, y hay otros que quieren descubrir eso que nos llega qué es en realidad.  

 

* La democracia no se construye y afirma en Twitter. La democracia, es no decir mentiras ni falsedades, es que los jueces, los policías, etc., no defiendan solamente al nacionalismo centralista español. Pues, esas actitudes corruptas, generan desorden, anarquía. 

 

* No existe el respeto ni para el marxismo, ni comunismo. Ni tampoco existe el respeto ni para el fascismo, ni el nazismo. ¿Los que mandan pueden poder tener respeto? Seamos realistas, si los que mandan tuvieran respeto, no durarían ni un día en el mando, en el poder.

Por eso, Alba, entrar en política, para mandar, eso significa entrar en el ámbito de las mentiras, de las falsedades, de la corrupción. Porque, el deseo de poder es tan poderoso, que no se pueden dominar. Se vuelven ciegos, sordos, indiferentes a los problemas de los más desvalidos, los menos afortunados, que no tiene en cuanto apenas para sobrevivir.  

 

* Podemos y no podemos confiar en los demás. ¿Saben por qué? Porque, conociéndome a mí mismo, es como conozco a los demás. Todos podemos ser colaboradores o competidores.   

 

* Por tanto, si son tan malos, y nos quieren llevar hasta ese terreno de los extremos, ¿qué haremos? Lo que está claro, es que la mayoría se ha de dejar embaucar. Creen que, si no se vota a ninguno de los dos extremos, vendría el caos. Pero, eso es un perjuicio. Pues, cuando uno descarta lo negativo, lo que queda ha de ser lo positivo. Aunque, no sabemos lo que es.

Es como si la lavadora no va bien, se para, lava mal la ropa, y eso es negativo. En el momento que descartamos esa lavadora, que no funciona bien, ha de llegar lo positivo. No sabemos cuál lavadora compraremos, dónde la compraremos, qué marca compraremos. Porque, lo nuevo nadie sabe lo que es.

 

* Puede que el amor, no exista, sea otra ilusión. Al menos, lo que nosotros llamamos amor. Pues, el amor es inexplicable, porque no hay formas sobré él. No hay manera de generarlo por deseos, pues el amor es lo desconocido. Es como viajar sin saber hacia donde hemos de ir. Cambiamos el rumbo según vemos que es menos arduo, complicado, peligroso, el camino. Así y todo, el amor está también cuando pasamos de todo, no hay ley ni norma.

Por eso, el amor es esa rareza, caprichosa, que nace, crece, desaparece en un instante.