La libertad es amor. 18.07.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

*  No le des tanta importancia a eso -el enamoramiento-. Lo importante es vivir sin conflicto ni amargura. Y eso cada uno lo puede hacer.  

 

* Ir más allá del deseo, sin querer destruirlo. Nos genera paz para observar sin el observador. Es decir, el fin del deseo.  

 

* Lo decía por la persona de la imagen. Que se muestra triste.  

 

* Ahora sí. Carmen. Y, yo te devuelvo esa manifestación de cariño.  

 

* ¿El tiempo psicológico como llegar a ser, no es un obstáculo para la verdad, la liberación, la realización? Pues, ese llegar a ser, ese proyecto en el tiempo, nos divide de la realidad, de lo que está sucediendo en el ahora.

Pues, lo más importante no es lo que pasará en el futuro -la santidad, la iluminación, el nirvana-. Si no, los problemas que tenemos en el presente, ahora.

Si uno no es ahora libre, desprogramado. ¿Qué puede conseguir proyectando una ilusión en el futuro? Pues, los malos materiales generan malas construcciones, malas creaciones.  

 

* 'Sin progreso interno no hay progreso externo posible'.

Ese progreso interno, ¿no será la continuación de la ignorancia, de la ilusión?   

 

* ‘Nuestro estado humano acuna al futuro dios ...’.

Porque, todo lo que podemos hacer los seres humanos, sólo es lo propio de nuestra hechura como humanos.

 

* Si no queréis dejar de ser racistas. No podréis solucionar los problemas. Pues, sois dogmáticos, fanáticos. Y con esas actitudes vais directamente a la guerra.

¿No os dais cuenta que cada vez es peor? Cuando empezó a mandar el racista, no había casi problemas. Ahora todo son problemas -campos de concentración, esposar a los niños las manos en la espalda, con su crueldad, brutalidad-. Problemas con todo el mundo no racista, Europa, etc. 

 

* Cuando el día es una promesa, la noche continúa siendo una promesa. Porque, las promesas no pueden ser sólo gananciales, beneficiosas para nuestras necesidades. Pues, la vida es una mezcla de lo que es ‘malo’ y lo que es ‘bueno’. O sea, que rogar, orar, pedir para que venga lo bueno, es no creer en el misterio por el que se rige el universo. 

 

* Lo que digan los veteranos sobre la guerra, tiene poco valor. El valor, lo que importa, está en los jóvenes que se hacen militares, que están dispuestos a matar y a que los maten. 

 

* La vida es ingobernable. Nadie ni nada la puede controlar, dominar.  

 

* El Ser, también está mediatizado por lo que creemos que es -dios, la energía primaria, el bien o el Ser supremo-. Pero, eso no es. Digamos lo que digamos, eso no es. La totalidad, el infinito no puede ser comprendido completamente por la mente. ¿Qué sentido tiene la vida, tiene alguno, salvo el de destrozarnos, comernos?   

 

* Racismo puro. Creer que lo de uno es lo mejor. Y que nadie ha de intervenir. Porque, es extranjero. Una pregunta: la inteligencia, la sabiduría, la compasión, el amor, ¿también son extranjeros y no sirven para un vulgar país cualquiera? Parecéis subdesarrollados mentales.    

 

* Ahora sí que te veo con el agua al cuello -en un peligro-. Ya no te acuerdas de: Dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, dar posada al peregrino. Hasta ese extremo te has degenerado. Lo siento por ti. Porque, te quiero. Y veo en el peligro que te encuentras: cerca de la locura racista, xenófoba. 

 

* Todos los días son bendecidos, si nosotros los hacemos bendecidos. Y eso sólo se puede hacer, cuando hemos comprendido al ego, al ‘yo’. 

 

* No seas ignorante. Todas las historias de todos los países son iguales: que no les invadan. Pero, ellos si pueden sí que invaden, roban, explotan, humillan.

No lo compliques. Que es muy sencillo. O tú quieres a la humanidad, sean quienes sean, o no los quieres.  

 

* No te escudes con esas palabras anacrónicas. Olivia, sólo te tienes que ver qué es lo que haces tú, y el racista que manda donde vives. Es un escándalo mundial: un maleducado que manda un país.