La libertad es amor. 17.01.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

* ¿La posesión, la dependencia, es amor? ¿Es el amor una obsesión, fanatismo? ¿Es amor amar sólo a una persona, rechazando a las demás? ¿El amor, no es libertad en todas direcciones? Puede que el amor, no se pueda describir con palabras. Pues, las palabras -que son pensamiento- están muertas, no son lo bastante rápidas para seguir a la realidad. Siempre cambiando, de instante a instante.    

 

* La filosofía para vivir, es la libertad. Sin libertad la vida no puede ser. Porque la libertad, es un escalón de la escalera de la vida. Pues, la libertad genera un caos, desorden. Pero, ese caos, va a generar un orden, que a su vez traerá otro caos. En una dinámica que no tiene fin.

 

* La vida no tiene sentido. Pero a veces, sí que lo tiene. Cuando nos sale algo bueno, que es cuando disfrutamos, decimos que todo está unido, tiene sentido, está todo relacionado. Al revés, es muy difícil ser feliz, ver la relación que hay cuando la vida nos da algún tormento.   

 

* Hay quiénes roban con la palabra. Usándola como herramienta para robar, timar, sacar beneficios. Pero, el robar nace en el pensamiento, en la mente. Y luego, lo ponemos en hechos, acción. Aunque ser ladrón, también se puede heredar.

 

* 'Toda mujer tiene ese único hombre que no importa cuántas veces le rompa el corazón, ella le dará una y otra oportunidad, y nadie saber por qué. Ni siquiera ella’.

Porque tiene miedo de quedarse sola. Sin un hombre que le dé lo que necesita. Está atrapada, ciega, ofuscada. Pues, el miedo a la soledad, al síndrome de abstinencia, nos hace caer en el fuego que nos quema. Pero, el dolor es la enseñanza. O, no.  

 

* En un desengaño, hay dolor físico y psíquico -en realidad son lo mismo-. Amarnos a nosotros, es como amar a otros. Pero al final llega el drama: o nosotros o ellos. Y eso puede costar muy caro, incluso la vida. 

 

* Todo es muy viejo y muy necesario. Por eso, nunca desaparece. Pero, entre unos y otros, lo hemos convertido en algo feo. Algo pecaminoso, escandaloso.   

 

* Las palabras, no sirven para que sean verdad. No hace falta prometer, decir que haremos esto o aquello. Lo que cuenta es lo que hacemos, cuando llegue el reto. Por eso, las palabras son cuando empieza el negocio.

 

* Pobre dueño de ese animal. Porque si el animal está destrozado, el dueño debe de estar como él, en la miseria tanto física como humana, compasiva. 

 

* Lo que nos hacen iguales, o parecidos, son los hechos. Porque, los científicos, los explicadores, los religiosos, pueden trabajar para ellos y mentir para sacar beneficios. Pues, los hechos no se pueden ocultar. Están ahí para que se vean. 

 

* Pero, los seres humanos, hemos alterado toda la naturaleza. Y, por tanto, también hemos alterado nuestro cuerpo. Ahora somos capaces de cultivar alimentos para toda la humanidad, creamos plantas, etc. Nos cambiamos órganos, nos curamos lo que era imposible hace unos años. Y en el ámbito sexual, parece ser, que hay sexo a la carta. 

 

* La vida es eso y más. Y mucho más. Porque, todo lo que pasa no lo sabemos -cosas escalofriantes, perturbadoras, que parecen horribles-. Sólo falta que seamos compasivos, comprensivos.  

 

* Es la cultura. La programación, el condicionamiento. Que dice esto se puede ver, esto otro no se puede ver -siendo lo mismo, por ser de mujer o de hombre-. Por eso, vivimos en una sociedad superficial, hipócrita, falsa, mentirosa, estúpida.     

 

* Es verdad, para encararse con el establishment -machista, carca, retrógrado-, es preciso un amplio conocimiento del mundo en el que vivimos, de sus tramas. Y también de psicología, filosofía para ver las entrañas de las personas, lo que somos de verdad. 

 

* Pues si hilamos muy fino, las personas podemos tener la capacidad de participar de la homosexualidad. Pues, un cariño por los demás desmedido, unas cuantas circunstancias ambientales, familiares, culturales, hacen posible que el afecto y el cariño llegue al contacto físico.

 

* Una cosa es cómo nacemos. Y luego, en lo que nos convertimos. ¿Existe libertad o todo está determinado?