La libertad es amor 13.08.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

* Somos diferentes a la hora de expresarnos. Pero los dos queremos lo mismo: convencer al otro. La diferencia está en cómo conseguirlo: yo no quiero ganarte, pero tampoco quiero perder. Y tú de salida creo que quieres ganar, vencer, etc. Cuando lo adecuado es el empate. De empatía, igualdad, de respeto, de amistad, de cariño, de afecto.

Por último, puedes decir: eso sólo lo pueden hacer una minoría. Eso no importa, porque en realidad el único problema que hemos de atender es nuestra vida, cómo la vivimos.   

 

* El sentido común sale de la observación de la realidad, de la naturaleza, del comportamiento de los hombres. Y finalmente de la comprensión, del ver lo qué es el 'yo' y sus inventos, deseos, ansiedad, miedo, división, conflicto. Y por eso, es que somos tan brutales, crueles.  

 

* Si no es así, la participación sobrenatural, no podremos perdonar al que nos ha hecho un grave daño. Es decir, es ir más allá del bien y del mal.  

 

* ‘Yo perdone y ayude mucho a la persona que mato mi hijita’.

Eso es ir más allá del bien y del mal. Amigo, Daniel.  

 

* Por lo que hacemos, nos conocen. No con las palabras, el decir y no acabar, ni actuar. Y es que los corruptos inmorales, tienen el estómago lleno, la cama hecha para dormir, y las cuentas de los bancos abultadas. Pero, su sello es el racismo, la indiferencia, la crueldad. Y sin saberlo, o a sabiendas, cómplices de la muerte de los menos favorecidos, los más desafortunados. Que están viviendo una tragedia, en medio del mar como náufragos, que van trece días a la deriva. Amontonados, durmiendo en el suelo de la cubierta del barco.  

 

* Hemos de acostumbrarnos, a que lo que venga va a ser lo nuevo. Una mujer contó, que en los años del principio del siglo pasado. Ella era niña, vivía en un pueblo pequeño. Y vio que un avión venía. Y entró en la casa toda alborozada y le dijo a su abuelo, que estaba sentado en el abrigo del hogar, que venía un avión. Y el abuelo le contestó: Ahora me harás creer que un burro vuela.

 

* El origen de las religiones, es el miedo, el temor al futuro, de lo que nos pasará. Y también miedo al pasado, al presente. Miedo a vivir, miedo a morir.  

 

* Nosotros tenemos una parte de responsabilidad por lo que hacemos. Pero, hay otra parte que no es nuestra responsabilidad: el existir. Porque, nosotros no podemos crear todo lo que existe, la vida, la naturaleza, el sol, los planetas, el firmamento, el universo, el infinito.  

 

* ‘¿Entonces no tenemos que preocuparse por nada?’.

Cada uno tiene una sensibilidad, que va a determinar el grado de energía que va a gastar. Eso no quiere decir, que a más energía todo es mejor. Porque, no está en la cantidad sino en la claridad, la inteligencia, tanto en lo macro, como en lo micro.   

 

* ‘¿Las religiones necesitan justificación?’

Todo lo que hacemos, necesita justificación. Sólo cuando vemos la nada detrás de todo lo que existe, es cuando al no haber deseo, tampoco hay justificación, disculpas, arrepentimientos.    

 

* Toda la mitología hindú, tiene su correspondencia en la psicología. Y también, en todas las otras religiones organizadas. Pues, todas hablan del mal y del bien. Lo necesario o no, de vivir, de sobrevivir. 

 

* Dios es un invento, como la felicidad, el miedo, el estar de acuerdo o no con algo. Dios es la proyección de la impotencia de comprender el universo y sus maneras descarnadas, crueles; y las felices, placenteras, dichosas. 

 

* La mente, no puede llegar al principio, ni como consecuencia, tampoco al final. Sólo sabemos que estamos aquí, ahora. Y nada más. Lo que hagamos, eso tampoco está claro, quién es el responsable último.  

 

* El convencer a alguien, tampoco es cosa de una persona. Pues, está el que quiere convencer, pero también está el que ha de ser convencido. O sea, entre los dos ha de haber armonía, para que todo funcione adecuadamente. Porque, el amor -la máxima inteligencia posible- no quiere nada. Y por eso no fuerza, ni tampoco se tiene que defender de los que lo quieren atacar, desacreditar.  

 

* La tradición, la superstición, el paganismo, generan desorden. Aunque las personas, quieren creer en algo. Aunque sea negativo, falso, inadecuado. Porque, ellos quieren la seguridad de lo conocido. Tienen miedo a lo nuevo, a la nada, al vacío. Aunque esto, sea el amor, la compasión.  

 

* ‘En realidad no podemos morir ya que somos conciencia pura, energía pura: no tiene forma. El miedo comienza con la identificación con la mente / cuerpo’.

Todos vamos a morir: el que ha escrito la frase. Y los que la van a leer. Todo lo demás, es echar piedras al cielo azul, que no lo es. Sólo lo es para nosotros los terrícolas.