La libertad es amor. 11.07.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

 * Aunque, 'vivimos en la pasión por la vida de un vivir natural'. Seguiremos haciendo daño a la naturaleza. No podemos huir de eso. Es como el que está en prisión y no puede salir. Por mucho que cavile, que planifique, no puede salir de allí. O el viejo, que está decrepito, que tampoco va a salir de esa situación.

¿Qué harán el preso y el viejo decrepito? Su realidad, no se puede cambiar. Si uno está con su problema, que es su misma vida, si está con él, si ama ese problema, entonces el problema mismo le muestra su solución.

 

* 'Concluir que seguiremos haciendo daño, bloquea toda posibilidad de observación del problema en sí'.

No. No bloquea la vida en toda su inmensidad. Al revés nos hace entrar dentro de esa corriente de la vida, que está más allá de las palabras, los conceptos, las ideas. Y entonces, nos entregamos a ella, que es lo que nos está pasando. Porque, nos hemos dado cuenta que todo lo que haga en cualquier dirección, nos va a dejar en el mismo desorden, en la misma confusión, en el mismo dolor. 

Prosigamos con el preso. Si es afortunado y se da cuenta que, la manera antipática de comportarse, con los compañeros presos, con los vigilantes, con los limpiadores, con los empleados, con las autoridades, todo eso le amarga su vida. Y en ese momento cambia de actitud, siendo amable, respetuoso, colabora con lo que puede, es diligente, ordenado, etc., la prisión ya no será el tormento y la amargura de antes.   

 

* Eso es, ver el desorden, ver totalmente lo que es, es orden.  

 

* Y ese silencio, lleva consigo el amor. Que nadie puede describir. Cada cual lo vive a su manera. Sólo el conflicto no puede ser, con el amor. Pues, el amor destruye, hace desaparecer los problemas de los conflictos, las divisiones. Por eso, donde está el amor, está ese silencio que no es la ausencia de sonido, de lo cotidiano, como escuchar a los pájaros, el ladrar de los perros, por el paso de los coches, o el hablar con las personas.   

 

* Lo nuevo, no tiene explicación. Lo nuevo es, al margen de todo. Por eso, cuando miramos a otra parte sin interés, ahí está lo nuevo. Eso quiere decir que el ‘yo’, no puede operar, porque no existe. 

 

* Ese es el problema, que estamos programados para ver lo que sucede en la vida, en términos de mal y de bien, de malo y de bueno. Pero, esa ilusión es la que nos divide, de todo lo que es la realidad. Ya que, trastoca, genera desorden, esa realidad. Y como consecuencia, ese desorden nos afecta negativamente. Pues, la división, que está dentro de cada uno de nosotros, todo lo condiciona. De manera que, aparecen los conflictos, las disputas, los enfrentamientos, la brutalidad, la crueldad la violencia. Y como esa actitud ha de ser respondida por los demás, que también hacen lo mismo. Todo se convierte en una guerra. Sin poder salir de ella, porque entonces se vive en su máxima expresión, de matar o que nos maten.  

 

* Si se queman los libros de alguien. Está en la misma línea de acción, que cuando quemaban en la hoguera, a los autores de los libros. 

 

* Parece que el magnetismo, sea cosa de la atracción de bolitas de hierro. Pero es tan poderoso, e importante, que levanta el agua de los océanos y mares. Por el magnetismo de la luna.  

 

* Lo nuevo en ese ámbito de la robótica, ya está dado. Porque, es tan sencillo como este ordenador. Pero, que tiene aún más posibilidades: movimientos de las extremidades, para caminar y coger cosas, manipularlas. 

 

* Te vi, dos veces en pocos días, en el programa X.

Gracias.

Y, me hizo gracia cuando dijiste que la Barceloneta era tu nacionalismo -no lo dijiste con estas palabras, pero tu corazón así lo sentía-. Un hombre como tú tan contrario a la libertad y la independencia de los pueblos -te acuerdas de eso de la Independencia de los pueblos, -tan bonito que quedaba a los de izquierda, que hoy como tú, se han hecho todos traidores, fachas-. Haciendo la pelota a los nacionalistas centralistas fachas españoles, como el presentador, o el periodista X, otro facha como tú.

También quiero decirte, ¿qué haces con tanto dinero que ganarás, con tus colaboraciones, tus libros, además de la pensión de ex diputado, y ex profesor? ¿Los repartes con los menos afortunados, con los pobres, los miserables, que hay por todas partes? No sólo aquí, sino en todo el mundo: África, América Latina, India, Extremo Oriente. Y también Palestina, Yemen, Siria.

Los Rohingyas, minoría musulmana apátrida, que Myanmar ha expulsado violentamente, obligando además de 723.000 a buscar protección en Bangladesh; unos 120.000 estaban internados en campos de concentración; 725.000 desplazados, 25.000 asesinados. Si no fuerais tan nacionalistas fachas españoles, hablaríamos de estas personas. Pero, vosotros a lo vuestro, a la audiencia, a hacerle la pelota a la monarquía. ¡Quien te ha visto y quién te ve! ¿No tienes vergüenza? Te has hecho burgués, capitalista, indiferente a la miseria, a los pobres, a los menos afortunados.