La libertad es amor 10.06.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

* Por eso, para ser totales, completos, hemos de estar más allá del mal y del bien. Porque, ambos cuando operan, nos obligan a actuar en una única dirección. Por eso, las religiones organizadas son un fracaso: porque los dogmas, las ideas, las teorías, las supersticiones, están por encima de las personas y sus necesidades. 

 

* Cada persona necesita un maestro, un gurú. Por eso, todos los que actúan como gurús, tienen sus seguidores, adeptos, fanáticos, devotos. Ese señor, ingería drogas duras LSD -acido, tryp-, y por eso tenía la capacidad de relacionarse con personas consumidoras de drogas. Porque, había entre ellos eso que se llama comunión, entendimiento, unión con lo observado.

 

* La voluntad colectiva es casi seguro que no existe. Pero, sí que existe la epidemia mental, que puede afectar a miles de millones de personas: el estilo de vida occidental, oriental, religioso, político, etc.  

 

* ‘Llegará ese día en el que Dios te envié a la persona correcta. ¡Ya verás!’.

En las relaciones entre las personas, no hay seguridad en absoluto. Aunque todo vaya bien, en un momento dado, todo puede acabar mal, en un fracaso. 

 

* 'No hagas a otro lo que no quieres que te hagan a ti'. Esa declaración, no es adecuada. Porque, nace de la conclusión de que existe, de que hay el mal y el bien. Y la dualidad, no soluciona los problemas, pues generan conflicto. Ya que la realidad, la verdad, no se puede abordar con una idea preconcebida -el mal y el bien-. 

 

* Si encaras la vida bajo la visión del bien y del mal, estarás preso en la dualidad. Vamos a ver: si a alguien le robaran la billetera del bolsillo mientras viaja en el autobús. Eso es un hecho incuestionable. ¿Qué pasa cuando a alguien se le fractura la pierna o el brazo, o enferma?

Podemos decir, que es una desgracia. Pero, todo tiene su sentido, su causa. Y tal vez, esa fractura te haga que salves tu vida. Ya que, ese evento te puede hacer reflexionar y darte cuenta de que la vida que llevas es demasiado acelerada, o lenta. Y podrían venir males peores, mayores.  

 

* Decir, 'yo no hago nada para molestar, ni hacer daño y no quiero que me lo hagan a mí’. Eso es una proyección, un deseo, una esperanza. Pero, eso no es real ni verdadero. Pues, nadie sabe lo que pueda suceder en el futuro. Todo lo que la mente, organiza con un fin, ya sea positivo o no, eso lleva en sí la corrupción. Porque, ese deseo, que lo vemos tan positivo, se convierte en negocio. Y para que un negocio funcione, hay que maquinar, forzar las situaciones, para que haya ganancias. Todas acciones del ego, del ‘yo’.  

 

* Hay un error aquí. Resulta que los otros, y los que se consideran diferentes, son los mismo. Aunque cada uno, con maneras que parecen diferentes. Pues, cada cual, todos, tenemos un ego que atender. Tenemos un cuerpo, y sus necesidades que alimentar. Por tanto, si se cambian las maneras, el resultado es el mismo: mismos deseos, mis necesidades. Y para conseguirlas, hacemos lo mismo que los que criticamos, cuestionamos. Creyendo que somos más que ellos, más buenas personas. Cuando eso, no es así: todos somo iguales, vamos en el mismo barco, todos queremos sobrevivir al precio que sea.   

 

* Un momento. La vida, es un negocio. El de vivir, sobrevivir. Y para ello, la mente, el ego, el 'yo', ha sido y sigue siendo capaz de inventar toda clase de proyectos, de ideas, de teorías, exclusivamente para conseguir su propósito: sobrevivir y hacer lo necesario para que así sea.

Pero, resulta que eso mismo, lo hacemos todos. Por lo que, lo que se deriva de eso es: para ser 'perfecto’, 'absolutamente bueno', hay que dejarse matar, morir, pero además sin amargura, sin división, sin conflicto. ¿Eso es posible? Eso lo ha de descubrir cada cual.  

 

* Eso es lo que hacen los animales, que no tienen 'yo'. Por lo que, el problema es: ¿Se puede vivir, nosotros, sin que opere el 'yo'?  

 

* ¡Cuántas ganas tenemos de ver algo extraordinario, que no sea de este mundo conocido, sino de lo desconocido! Eso mismo, lo hemos estado haciendo hace millones de años. Y por eso, ha inventado las religiones, la magia, la tecnología, ha tomado drogas, ha dedicado tiempo y energía. Pero nada de todo eso, ha conseguido verlo. Sólo lo que ha logrado es: crear un mundo para que cada vez, creer que estamos casi preparados, para que llegue alguien o algo, que estén fuera de nuestras dimensiones que conocemos.  

 

*¿Y, la policía? ¿Y, los vecinos? ¿Y, los camioneros de la basura? ¿Todos son indiferentes, insensibles, ante la pelea? 

 

* La razón de todo vicio, es que no estás bien. Y ese vicio, te mantiene en lo que tú crees que es lo mejor: lo conocido, el placer, la seguridad que tienes al relacionarte con los que son como tú. Una persona, íntegra, honesta, que se da cuenta de todo el dolor de la pobreza, de las miserias, de lo negativo de la indiferencia, de la insensibilidad, ¿puede entregarse a las drogas, sabiendo que se va a destruir en todos los ámbitos?