La libertad es amor. 09.01.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

* Pero volverán, no pararán. Porque hay una ley, que no escrita, que es la libertad de ir a donde tiene que ir. Otra ley no escrita: cuando uno tiene hambre, necesita comer, va allá donde hay comida. No importa si pierde la vida, lo maltraten, lo denigren, lo insulten, todo eso no tiene ninguna importancia.

No ven cómo lo hacen los animales que viven salvajes: ellos hacen lo que tienen que hacer para poder sobrevivir.

 

* Digan lo que digan, no tienen bastante fuerza para derribar el edificio corrupto. Pues, eso incluiría a la monarquía, a la Iglesia Católica, a la banca, a las grandes corporaciones -la Ford, la Opel, Zara, Mercadona, El Corte Inglés, etc.-.

Hay mucho que hacer. Pero nos gusta distraernos con entretenimientos, con palabras, espectáculos, distracciones, con ideas y teoría que son irreales. 

 

* No se le puede expulsar, pero sí advertir, sancionar, educar, instruir para que tengan orden. Y no generen confusión, desorden, división conflictos, anarquía.

 

* Nosotros somos, quiero, pero no puedo. Queremos atrapar la sombra que proyectamos. Y por eso, tal vez la sociedad, está en ese caos que hay por todo el mundo.

Pero el darse cuenta, el comprenderlo, eso nos hace libres de ideas y teorías, de la clase que sean -religiosas, políticas, económicas, sociológicas, psicológicas, de búsqueda del paraíso, la felicidad-.

 

* ¿Por qué, te molestan las verdades, Mike? Tú sabes para que se crearon los ejércitos, la policía, los hombres armados. Y eso es una realidad. No podemos ir contra la realidad. Pero, sí que podemos describirla. Si nos molesta, eso quiere decir que tenemos un problema de inteligencia. Pues, la realidad, lo que es, lo que está sucediendo, no se puede cambiar a nuestro gusto, placer.

Podemos hablar de ello, ver qué podríamos hacer, para que el mundo fuera mejor. Pero, si para ello, usamos la crueldad, la corrupción, la inmoralidad, la violencia, las revoluciones sanguinarias, las matanzas de las guerras, todo lo que digamos sobre la paz, la unión, la no división, el bien para toda la humanidad, no tienen ningún sentido ni significado verdadero. Todo será un montón de palabras.

Por tanto, sólo nos queda nuestra vida. ¿Qué hacemos con nuestra vida cotidiana, la de todos los días? ¿Somos corruptos, somos crueles, ladrones, defraudamos, somos mentirosos, falseamos la realidad, indiferentes al dolor de los demás? Ese es nuestro trabajo, si es que queremos limpiar la vida, la sociedad, etc. Es decir, todo empieza y acaba, con lo que hagamos tú, yo, cada cual.

 

*Eso es tu opinión, Onesimo. Y las opiniones pueden ser subjetivas. Tú lo puedes comprobar, cuando te cuestionan lo que dices, que es una opinión de los demás.

Ahora bien, hay que ser sinceros, verdaderos, no corruptos, y aceptar que dos más dos hacen cuatro. Fin del problema.

 

* Tienes razón, josmi. Pero, hay un remedio para los que quieren asumirlo: ayudar al necesitado -que podrías ser tú-. Simplemente se trata de eso. No estoy hablando generalizando todo. Si alguien pide algo y hay de sobra, ¿por qué no se le puedo ayudar?

Seguro que es por miedo de perder lo que somos, y somos muy codiciosos, egoístas. No te estoy obligando ni a ti ni a nadie. Te estoy mostrando la realidad. Pues donde hay esfuerzo, con su brutalidad, su crueldad, su miedo, ¿puede generarse amor? 

 

* Desear lo que sea, es el principio del desorden. Porque, lo que deseamos tal vez no se pueda conseguir. De manera que tus deseos, que son tus ideas, tal vez no los puedas conseguir. Y como ya lo intuyes, te pones furioso, agresivo, insultante, mal educado, como un paleto -siento excederme, pero te lo tengo que decir-.

¿Podemos vivir sin desear nada, simplemente vivir con lo que hay? Es como si tú yo, planificamos para mañana irnos a ver un grandioso bosque y pasar allí la mañana. Pero, resulta que el día está lluvioso, los pronósticos del tiempo son que hay peligro, para los que circulen por las carreteras. ¿Qué se puede hacer ante esa situación tan frustrante, tan decepcionante, tan insoportable?

Pues, eso mismo pasa en la sociedad, en la política, en la religión, con los bancos, con los ladrones, con los intelectuales mentiros, falsos. ¿Toda esa maldad, esa manera de vivir tan miserable, se puede cambiar? De momento, nada cambia como esperamos que lo hagan nuestros políticos, y sus ideas, preferidos.

¿Qué hay que hacer entonces? Vivir, hacer nosotros lo que queremos que hagan los políticos. Fin de los problemas, de nuestro problema. Pues, los otros no lo quieren hacer, no lo pueden hacer, no saben hacerlo.

 

* Mike, estás muy irritado. Tal vez, porque estás viendo que eso que se presentaba como una fiesta, resulta que es un fracaso a la hora de conseguir el poder. Es decir, os rechazan por nacionalistas integristas, fundamentalistas, por racistas, xenófobos, porque sois la ultra derecha, por ir en contra de las mujeres, sobre todo las que defienden sus derechos.

Por eso, hasta que no te pase la irritación, creo que es lo más adecuado, que pasen unos días, y luego intentaré responder a tus comentarios.

Que lo pases de la mejor manera posible. Buenas noches.