La libertad es amor. 07.01.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

* Decir una cosa, que es favorable, eso tiene escaso valor. Pues lo que cuenta, son los hechos. Si queremos estar sanos, eternamente eso seguramente no va a llegar por arte de magia. Si no, que tiene que ser el resultado de una vida de orden, de no corrupción, de compasión, de amor. Pues, decir que todos somos uno, sin vivirlo en cada acto de nuestras vidas, sin ser racistas, egoístas, sin ser indolente e indiferente al dolor de las personas, todo lo que digamos no tendrá sentido ni significado verdadero.

 

* Lo que pretendo decir, es que el estado de no percepción del dolor no existe. Es lo mismo que los que pretenden ser no violentos. ¿Podemos vivir sin ser violentos, sin generar violencia? Para vivir hay que alimentarse, hay que tener un lugar para descansar, tener dinero, etc. Para alimentarnos, hay que sacrificar animales, o vegetales, y ellos no quieren morir, se resisten. Por lo que, esa resistencia -entre las dos partes- es la que nos divide de la víctima, es la que nos hace violentos. Cuando concursamos por un empleo y encontramos uno. No lo queremos compartir con los que están desempleados. Tampoco queremos compartir la pareja. Y todo eso es resistencia, división, conflicto, que está dentro del ámbito de la violencia.

Es decir, la vida es dolor. Ya sea pequeño o grande, mediano, suave o agudo. La vida es violencia. Ya sea mental o física. Ya sea de palabra, de pensamiento, de hecho, de guerra. Es lo que hay. Mike. No hay más. 

 

* ¿Por qué este diario no es imparcial y siempre defiende a una sola parte de todo conflicto? Eso no es trabajar por la paz, la no violencia, la democracia. Eso es generar, provocar, alentar el odio. Fabricar fachas, carcas, fundamentalistas, retrógrados.  

 

* Eso quiere decir, que eres como un musulmán suicida, integrista, fundamentalista, que da su vida por su religión. 

 

* Los programas de televisión, el que sea y de la cadena que sea, tienen su audiencia, como la tiene este diario. Y que está obligado a hacer una música que sea agradable para el oído del cliente. De lo contrario los clientes, dejarían de serlo. Y el negocio quebraría. 

 

* ¿Tú eres feliz? Parece ser, que sí. Por favor, informa de tu receta para poder serlo. Gracias. 

 

* ¿Tú cómo vives, cómo te las arreglas para sobrevivir? Si eres tan amable, dinos cómo lo haces. Y así nos das alguna idea que pueda ser mejor, más justa, equitativa, honrada, no corrupta ni inmoral. No facha ni carca ni nacionalista. Si no cosmopolita, universal. Donde todos seamos iguales.

 

* Así es la vida. Es aquello de que: Ojo por ojo, diente por diente. Y así haremos un mundo de ciegos, sin dientes. Vaya destino que nos espera. A no ser, que nos llegue la cordura, la inteligencia, la compasión, el amor. 

 

* Amigo, te equivocas de lleno. Voy a contarte algo, que es uno que le gustaba cazar, tanto disparar, que si hubiera pasado su madre volando le hubiera disparado.

 

* Por favor, explícalo, si quieres. Pues esa jerga que escribes no se entiende. Gracias, amigo. 

 

* Amigo, así no vas a ir a ninguna parte. Has de argumentar. Y convencer con tus propuestas, argumentos. Si es que ellos son verdaderos. Es decir, generan paz, compasión, amor.  

 

* Vuelve a escribir lo que quieres decir. Con palabras exactas para que podamos entenderlo. Gracias. 

 

* No lo entiendes. No estamos hablando de presidentes. Eso es irrelevante. Estamos hablando de que, si Europa prosigue, ya se ha generado el nacionalismo europeo. Y si se deshace, fracasa, los nacionalismos de cada país volverán a ser lo que eran: libres e independientes, de ningún poder central, centralista.  

 

* ¿Nos damos cuenta que cuando hay una crisis, es cuando se ve realmente cómo somos? En toda crisis, hay un reajuste de posiciones, afirmándonos o cambiando nuestra postura. Y eso es lo que tiene de bueno la crisis.

Es lo que sucede en la vida, en todo: el caos, trae al orden. Y este orden volverá a generar otro caos. Y así, sin parar. Siempre ha sido así. Y siempre lo será. Lo que está claro, es que nadie se puede esconder, con una careta o disfraz. Pues, tarde o pronto, nos van a ver desnudos, tal como somos. 

 

* Pues sí que ha cambiado. Cuando hace unos meses, unos días, parecía el más extremo de los extremos a la hora de defender a la patria, para que tuviera un gobierno firme, poderoso. Es decir, se presentaba como de extrema derecha. Y ahora no quiere ayudar a hacer un gobierno, el que sea, para que la patria vaya en el camino del orden. Y no el del desorden, la confusión, la anarquía.

 

* Nadie es de fiar. La prueba la tenemos en que todos cambian de chaqueta de un momento a otro. Porque, se trata de conseguir el poder. Y conseguir el poder quiere decir, poder conseguir prebendas, ventajas, informaciones importantes de primera mano, muchos millones. 

 

* Para entendernos, Jimena, hace falta empatía, ponerse en los zapatos de los demás. Si ello es así, ahí está la compasión, el amor.