La libertad es amor 05.08.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

* Susie. Tranquila. Sólo estoy describiendo la realidad. ¿Qué ha ti no te gusta ni satisface esa descripción, eso es cosa tuya? Es un hecho de siempre, que por las costas venían los de fuera -al margen de si eran buenos o malos-. Ahora, al ponerse de moda bañarse y tomar el sol en las playas, los 'invasores' están en las playas. Allí tienes buenos hoteles, tiendas, salas de fiesta. Y mucha permisividad.

Yo mismo he vivido unos años en Ibiza y allí sucedía lo mismo: en la costa estaban el barullo y el ruido de los turistas superficiales. Y en el interior, lejos de la playa, estaban los campesinos, su quietud y sus maneras. Que eran conservadores, nada cosmopolitas, votantes de la derecha carca, retrógrada. 

 

* Eso que está bien hecho, lo hacen todas las personas que lo pueden hacer. Ante una calamidad, un gran incendio en la montaña, unas inundaciones, terremotos, huracanes. Pero, recuerda que hay más que no ayudan. Por lo que sea. La emoción, la compasión, no nos puede cambiar la realidad de lo que somos: supervivientes, queremos sobrevivir. Y como todos queremos lo mismo, se genera una competición para conseguir lo que necesito para sobrevivir, seguir viviendo. Y eso es el hecho con el que tenemos que vivir. E intentar ir más allá de ese drama, de esa programación.   Y el gobierno, la autoridad, ¿dónde están, ¿qué hacen al respecto, y el ejército no lo movilizan?  

 

* La enseñanza de JK, está basada en el conocimiento propio. Es decir, comprender cómo opera el pensamiento, que inventa el 'yo', el ego. Todo lo demás son especulaciones, ideas y teorías, chismes.  

 

* Dices: 'El movimiento liberal izquierdista demócrata marxista, siéntate y encuentra algo de lo que quejarse, protesta y condena a cualquiera que no esté de acuerdo con sus creencias seculares, sin absolutamente ninguna tolerancia por el otro'.  

Pero, ¿no te das cuenta que tú, vosotros, la ultraderecha hace absolutamente lo mismo? No paráis de informar de los expresidentes demócratas, para desacreditarlos, destruirlos. No paráis de infravalorar, humillar, de ser racistas xenófobos contra las candidatas no anglos blancos. Incluso las invitan para que se vayan del país -como si fuera un rancho de los neonazis-. ¿No tenéis vergüenza de ser tan crueles y despiadados?

Los hechos son los hechos: los que viven lejos de la costa, son menos cosmopolitas, menos modernos, aman menos la libertad, son carcas, retrógrados, fanáticos religiosos, nacionalistas.

Finalmente, esa división que provocas cuando dices que la izquierda demócrata marxista, sólo se queja y protesta. ¿No te das cuenta que, lo que generáis es división, conflicto? ¿No te das cuenta que el observador ‘tú’, es lo mismo que lo observado, ‘yo’? Es decir, que todos somos básicamente iguales en lo psicológico: todos queremos vivir, todos queremos confortables casas, buenos vecinos, salud, suerte, que nos respeten. ¿Dónde encuentras la diferencia, si todos somos iguales, ante la muerte, el dolor, la amargura de la soledad, del aislamiento?   

 

* Hoy te he visto el programa, X, de la X TV. como siempre eres un ‘pelota’, un enchufado al sistema, al establishment corrupto, inmoral. Ese despreciar a tu presidente, diciendo que es una marioneta en las manos del presidente exiliado. Demuestra lo maleducado y lo superficial que eres. Te crees que yendo contra los que van a favor de la libertad e independencia, vas a blanquearte y hacerte tu nuevo cártel, a darte importancia ante los nacionalistas, fachas españoles. Pues, tú también lo eres.

Y al mismo tiempo, no dices nada de que el presidente español, es un títere en las manos del rey -que tiene pánico a los jóvenes republicanos, que pueden mandar y tumbarlo. ¿Por qué no hablas claro y les enseñas a tus compañeros de programa, superficiales, nacionalistas centralistas españoles? Que el obstáculo, para que los jóvenes republicanos sean en el gobierno, está en que ponen en peligro a la monarquía corrupta, inmoral.

 

Y todos los políticos constitucionalistas vendidos a la monarquía, de derechas y de izquierdas como tú, desean la monarquía. Tienen miedo de perder las prebendas, sus abultadas cuentas corrientes.