La libertad es amor 05.05.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

* Si no fuéramos indiferentes, insensibles, ¿sucederían estás situaciones tan desafortunadas, tan horribles de la hambruna y sus consecuencias: la debilidad extrema, la enfermedad, la agonía, la muerte?  

 

* Nosotros somos perezosos, nos gusta el placer, la seguridad. Sin saber que la seguridad, es un factor de deterioro. Cuando decimos, que Buda dijo esto y que otro dijo aquello, es porque somos superficiales. Porque, si uno se conoce verdaderamente, vale decir conoce cómo funciona la mente. Sabe que todas las personas tenemos la misma programación. De manera que, conociéndose uno, conoce al resto de la humanidad. Incluyendo a Buda, etc. A Jiddu Krishnamurti. Es muy sencillo, el observador es lo mismo que lo observado, toda la humanidad.  

 

* ‘¿Es posible comunicarnos sin la intermediación de Krishnamurti, Jesús, Mahoma, Buda...?’

Tiene que serlo. Aunque toda persona medianamente culta, informada conozca a los personajes que se han convertido en famosos. Pues, ese conocerlos es un hecho.  El problema, no es leerlos, estudiarlos. El problema es hacernos dependientes, como somos dependientes de un nacionalismo, una idea política, religiosa, o de cualquiera otra índole.  

 

* ‘¿Podemos entonces descartar también la esperanza de que exista algo externo, un agente superior?’

¿Toda esperanza, no es una ilusión? Si lo investigamos, profundamente, veremos que todo es lo mismo. Y va a ser lo mismo. Podemos ir a vivir a un planeta que se pueda. Podemos tener toda clase de robots, que nos ayuden -como ya lo hacen ahora-. Pero, lo que somos internamente, eso persistirá. Porque tenemos miedo a morir, a sufrir, a estar solos, a hacernos viejos y vernos cada vez más vulnerables, dependientes, a soportar esa inseguridad que es la vida. ¿Podemos ir más allá de todo eso, en una sola mirad?   

 

* Jidddu Krishnamurti, tenía sus conclusiones. Pues, para construir una fundación, o lo que sea, y que no la cierren las autoridades, has de tener unas conclusiones básicas, para poder construir eso que quieres. Y eso mismo, como el observador es lo observado, también les pasa a todos, a toda la humanidad.   

 

* 'Es absolutamente necesario 'ver' que las palabras de Jiddu Krishnamurti pueden significar cosas totalmente diferentes para cada una'.

Pero, los hechos no. Los hechos son la consecuencia de unas decisiones, que están por encima de nuestra voluntad ¿Podemos cambiar el karma, la reacción inmediata, de una acción, de un hecho?   

 

* Todo es relativo. La prueba es las personas, nos enamorar de una pareja que los otros jamás lo harían. Y eso mismo también pasa con los gurús, maestros, etc. 

 

* En esta vida, todo puede cambiar. Hasta lo que parece lo más sagrado. Que el padre odie al hijo. O el hijo odie al padre. Y lo mismo puede pasar entre hermanos, amigos, vecinos, conocidos. Pues, las personas tenemos miedo, de perder lo que creemos que es nuestro, nuestras opiniones, las parejas, el dinero, la casa donde vivimos, el empleo, o cualquier otra cosa, que es necesaria para sobrevivir. Esa es la realidad, con la que vivimos. ¿Se puede cambiar esto? Comprobémoslo.   

 

* 'Voy aprendiendo que el mejor regalo que alguien te puede hacer es dedicarte tiempo, escucharte, preocuparse por ti... El resto poco importa'.

¿Eso no es egoísmo, si no hay nada a cambio, como reciprocidad, paridad? 

 

* El pasado, sea lo que sea, está muerto. Y no sirve para nada. Sólo para la autocompasión, hurgar en las heridas, lloriquear. O sentir placer por unos recuerdos rebuscados.  

 

* 'Un hombre maduro te ama de pies a cabeza, incluyendo las estrías y arrugas que aparezcan en tu cuerpo'.

Pero, como todo amor -si es verdadero- no lo es a todas horas. Es un amor recurrente: que viene y se va. Como no puede ser de otra manera. Ya que de lo contrario todo ese amor, se convertiría en posesión, dependencia, esclavitud, más sufrimiento, dolor.      

 

* Lo que debería ser, no tiene ningún valor. Lo que cuenta, es la realidad, lo que es, lo que está sucediendo en nuestras vidas. 

 

* '¡El secreto de la felicidad no es hacer siempre lo que se quiere, sino de querer siempre lo que se hace...!'

Cierto, verdadero, la realidad en acción. Nos guste o no. Pues, de esa manera nos enfrentamos con la realidad, que nos dirá si eso que hacemos es adecuado o no.  

 

* 'Una mujer y un vaso de vino curan todo mal, y el que no bebe está peor que muerto’.

El alcohol, como otra droga más, ya sabemos de sus graves consecuencias, de muertes de jóvenes borrachos por las carreteras, de comas etílicos, de peleas, de violaciones a las mujeres, de muertes por hacer balconing, etc.

Y el que besa, sin permiso, se mete en líos indeseables.