La libertad es amor. 05.03.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

* No es tan sencillo, Miriam. Nosotros no decidimos cuando nos vamos a morir. Ni tampoco de qué. Pues, la vida es ingobernable. ¿Existe el libre albedrio, la libertad?  

 

*¿Eso no es estar poseído por una persona, que es el pasado? ¿Las emociones, el sentimentalismo, el romanticismo, no es donde se asienta la posesión? Y eso es el resultado, de querer más y más, cuando algo que ya acabado, es el pasado. Y como consecuencia, nos divide del presente que es el reto al que hay responder. De lo contrario, llegan los problemas, el desorden, la confusión.  

 

* ¿Nos damos cuenta que somos autocompasivos, necesitamos relamer las heridas, todo lo que nos ha pasado? Nos gusta tanto rememorar el pasado, que no sólo disfrutamos de lo bueno, sino también de lo malo. Por lo que, vivimos en la melancolía. Aunque esté disfrazada de alegría, por haber triunfado en la vida: ya que aún estamos vivos y capaces de seguir como siempre, como si no hubiera pasado nada.  

 

* El pasado está muerto. No vale para nada. Sólo es un impedimento para que el presente, el ahora, sea en toda su belleza, todo su esplendor.  

 

* Para observar, uno ha de estar fresco, despierto, con ganas de mirar y ver en todas direcciones. Pero, sin dirección, ni propósito. Disfrutando de la dicha de observar la vida en su totalidad.  

 

* Un momento. ¿Qué tiene eso de extraordinario? ¿Muchos, no hemos pasado por eso? Cuando escuchamos una canción que nos embriaga, cuando escuchamos completamente en silencio cuando vamos al campo, al bosque. Idolatrar a alguien como algo exclusivo, inigualable, ¿no es un error?

Pues, la diferencia está en el nivel, dónde llegamos en una experiencia. Hay quien cree que la experiencia que siente en un lejano y gran desierto, no es la misma que siente cualquier persona en un sencillo paseo. Todo depende de la necesidad, que nos dará la profundidad e intensidad de la experiencia.  

 

* ¿No nos damos cuenta, que estamos programados como los robots, los ordenadores? ¿Puede un robot desprogramarse así mismo? Primero que nada, tenemos que ver, ser conscientes de esa programación. Y ver si somos capaces de ir más allá de ella.

Y, ¿por qué queremos ir más allá de esa programación? ¿No es porque sentimos dolor y queremos liberarnos de él? De manera que, cuanto más comprenda ese dolor, cuando más insoportable sea. Será cuando podamos ir, más allá de ese dolor. Llegará la inteligencia y nos dirá qué es esa cosa, que es el dolor. Y veremos que es una ilusión. Pues, todo el dolor nace, crece y muere dentro de nosotros.

Tenemos que ver la salida, pero no querer huir. Ser uno, todo con el dolor, sin que haya división.  

 

* 'El día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad. El mundo sólo tendrá una generación de idiotas'.

No tendremos una generación de idiotas. Sino que siempre la hemos tenido. Porque siempre vivimos divididos, enfrentados en conflicto, destrozándonos en luchas, en conflictos, en guerras. 

 

* Los políticos no son la solución a nuestros problemas, los políticos y todos nosotros somos el problema. Porque, todos somos iguales, estamos confundidos, en desorden. Y es por eso, que los votamos.  

 

* Los perros son peligrosos cuando tienen miedo. Ven un peligro. Son como nosotros, tenemos el mismo paradigma para poder sobrevivir, pero en otra dimensión.  

 

* Para ser felices, hay que tener sólo lo bastante para poder sobrevivir. Porque, si somos ricos, los que no lo son -los menos afortunados- nos tendrán celos y querrán apropiarse de lo que tenemos. Esa es la lucha eterna.  

 

* Has esperado, a que una persona como tú te mintiera. ¿Para no poder creer en ella? Todos somos iguales, desde el mismo instante de nacer.   

 

* La vida es una lucha de todos contra todos. El aborto, forma parte de esa lucha por sobrevivir. Los que se escandalizan por los que hacen abortos, porque dicen que es matar a un ser humano. No se dan cuenta, que para vivir ellos como lo hacen, también han de matar a los seres humanos. Con su explotación, abusos. con sueldos y pensiones de miseria, los desahucios, la indiferencia e insensibilidad. Y cuando lanzan a sus hijos a las guerras para que los maten.  

 

* Las opiniones, la normalidad, sólo puede ser descriptiva. Pero, en realidad la normalidad es una ilusión, para los perdedores y ganadores. Porque, el gusano se come la hoja, el pájaro se come al gusano. El gato se come al pájaro.

O sea, todos somos víctimas y verdugos. Es decir, lo que es normal para la araña, es un caos para la mosca. Pero, la araña también está sometida a sus verdugos comedores. 

 

* La autoridad, la hacemos nosotros cuando dependemos de alguien. Nos hacemos idólatras, seguidores, dependientes. No estamos contra eso, lo estamos describiendo. Porque, en la prisión, también se puede ser libre. Sólo hay que comprender y ser felices.