La libertad es amor. 04.07.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

* '¿Puede usted vivir en este mundo sin ningún tiempo psicológico y, por tanto, no seguir atrapado en esta corriente de egocentrismo?'.

No podemos. Sólo podemos hacerlo de manera accidental caprichosamente. Pues, la mente, la vida es ingobernable. Porque, el preguntador, JK, también estaba dentro de esa corriente destructiva. Los puros, los fanáticos, los integristas, puede que digan que JK, hacía, generaba, muy poco desorden. Ah, pero ya estaba también dentro del ámbito del desorden, del caos, que él generaba en los demás, pero que él no veía.

 

* 'Nuestra separación entre nosotros es una ilusión óptica'.

Mientras no comprendamos, psicológicamente sí. Pero en el ámbito material, no es una ilusión: el mar está separado de la tierra.  

 

* Solamente nos hemos de conocer nosotros, para conocer al resto de la humanidad. Los ignorantes, los superficiales, viven en la ilusión del ego, del 'yo'.

 

* El loco nunca está interesado en los fenómenos. Él sólo quiere conseguir lo que necesita. No hay un deseo, pues el 'yo' no es. Sólo es la energía liberada actuando 'caóticamente'.    

 

* El creador, el universo, etc., son palabras como dios. Lo que sucede es que la palabra dios está demasiado usada, gastada y por tanto pervertida, destruida. Dios, el universo, el creador, la vida misma, no tiene comprensión. Somos nosotros los que pretendemos ser los directores, los ejecutores, de la vida. Y por el eso vemos el desastre, el caos, el dolor. 

 

* Dios es el invento del miedo. Antes de sentir miedo no había dios. Que castigara a los malos y premiara a los buenos. Si existiera algo como dios, sería el amor. No el conflicto, la lucha, la guerra.  

 

* El café es un vicio como otro -fumar, etc.-, que nos hacer adictivos. Y en la adicción no hay orden ni amor. Porque, esa adicción que se ha de satisfacer, nos genera el deseo para conseguir ese placer. Haciéndonos brutales, crueles, indiferentes.  

 

* ‘Por qué las personas que son guapas no triunfan en el amor’.

Y las que son feas tampoco. El amor, es caprichoso. Necesita muchísima necesidad para poder vivirlo en todo su esplendor. 

 

* ‘Hacer el bien en la dirección equivocada no es hacer el mal’.

Porque, el bien y el mal, son subjetivos. Son conceptos, ideas, teorías, deseos. El amor está más allá de todo lo mundano -el mal y el bien-. Por eso, es tan extraño, peligroso. Pues, cuando uno actúa con amor -sin estar de acuerdo con el mal ni con el bien- es visto como un loco.   

 

* ‘Antes de la colonia, los nativos americanos reconocían 5 géneros’.

Estrictamente, género no puede ser. Porque al nacer está conformado como un varón. Luego es una inclinación. Y como todo en la vida, no se sabe bien a qué es debido. Porque las explicaciones, las justificaciones, pueden ser infinitas. Tanto a favor o en contra de las explicaciones, las justificaciones, las teorías, las ideas, etc. 

 

* En la vida, todo puede ser amor. Bien. Pero ahora hay que hacerlo realidad, vivirlo como un hecho en cada situación, en cada acto de nuestra vida cotidiana.  

 

* El ver algo físico, puede ser traicionero. Más aún cuando miramos hacia el cielo, con toda su inmensidad. Donde uno puede decir que ve algo, pero resulta que ese algo en ese momento, no es. Y en la vida cotidiana sucede lo mismo. Podemos afirmar algo que creemos que es cierto, pero no lo es. Pues, estamos sometidos a la vulnerabilidad. Somos muy poca cosa.   

 

* ¿Cómo sabemos qué eso que experimentamos es el Absoluto? ¿Cómo sabemos si alguien está liberado? ¿Hay una autoridad que lo diga? Y ese que lo dice, ¿quién le ha dado esa autoridad? Y así sucesivamente, de la misma manera, llega el infinito.