La libertad es amor. 04.04.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

* Es la percepción de lo negativo, de la realidad, lo que hace que comprendamos y descartemos eso que es negativo. La percepción de la realidad, nos hace actuar sin opción alguna. 

 

* La mente es muy astuta, y torpe, porque quiere arreglar la realidad para que siempre sea favorable para ella. Además, es tan estúpida la mente, que se cree que puede engañar a los demás.  

 

* ¿Tú no haces lo mismo: tienes tus conclusiones y luego haces preguntas sobre esas conclusiones? Para no tener conclusiones, has de estar vacío, en la nada.  

 

* 'Valiente es quien dice la verdad, sabiendo que lo perderá todo'.

Esa persona no ha de tener miedo a lo soledad, miedo a perder el grupo con el que se arropa. Donde se siente tan seguro.  

 

* En la vida, si es necesario, somos capaces de hacer lo que los otros no comprenden.  

 

* Lo que no nos hace bien, no nos hace falta. Pero, eso ¿es definitivo? No lo es, porque la vida es ingobernable. Y puede que eso que no queríamos, vuelva a hacernos falta, por necesidad. Por eso, no podemos agarrarnos a nada -opiniones, ideas, caminos, planes, proyectos-.  

 

* 'En una sociedad de hipócritas, los sinceros son los malos'.

Eso verdaderamente, es un grave problema. Pero, hemos de vivir con eso. Pues, en realidad, la vida siempre ha sido así. Y tal vez, lo será.  

 

* Pero, hemos de ser capaces de soltar eso que en un momento dado nos da la libertad. Pues, la libertad incluye ser libre de todo el pasado -el último instante, lo de ayer o hace unas semanas-, que en un momento dado nos solucionó los problemas. Libertad quiere decir, vivir con lo nuevo, con lo que nada ni nadie ha tocado.  

 

* El pasado, es malo. Muy malo. Pero, si de verdad nos amarga, muy amargamente. Es preciso que reaccionemos. ¿El dolor, no es la enseñanza?  

 

* Pero, en lo esencial eres la misma como todos: has de comer, tener la casa, tener buenas relaciones, tener unas cuantas cosas. También sigues teniendo miedo de algo, no quieres enfermar, ni tener pleitos de niñatos, superficiales, estúpidos. Por tanto, todos nos conocemos. Porque, somos el resto de la humanidad.   

 

* Las bellas palabras, son lisonjeras. Pero, las palabras sólo, son un engaño, son un invento. Nosotros, somos tan astutos, que inventamos la realidad que me gustaría que fuera. Creyendo que los demás lo aceptarán. Pero la mentira, sigue ahí.

Todos nosotros, vivimos en una pelea, en una lucha, de todos contra todos. Nada más hay que ver los nuevos y viejos partidos políticos. Todos acusándose entre ellos. Llamándose racistas, ladrones, corruptos, ineptos, vendiendo lo que no existe: la justicia, la igualdad, la honestidad, el respeto a toda la humanidad.

Pero lo más grave, es que seguimos siendo racistas, xenófobos, es decir, corruptos por inmorales.  

 

* Si no olvidamos, estamos acabados. Clavados en el suelo, como un poste de la carretera. Muertos para la vida. Pues, si no olvidamos, todo será división, odio, amargura.  

 

* El problema es que nos quedamos en la descripción de la unidad, de que todo está relacionado. Pero, eso no es un hecho. Ya que, seguimos siendo racistas, egoístas de lo nuestro, somos inmorales, corruptos. Porque, lo que venga o pueda ser después de la muerte, ¿eso qué importancia tiene? Pues, eso es cosa del futuro, que nadie puede escrutar.  

 

* Tememos a la libertad del amor, porque nos hace totales, llenos de vida, llenos de unidad, sin división ni conflicto.  

 

* Me refería a la persona que me responde ahora, que muere. ¿La muerte no es como estar profundamente dormido, sin despertar el que está durmiendo? Es decir, ¿la muerte no es el vacío, la nada? 

 

* Vamos a ver, cuando tú hablas con otros que no están presentes. No hablas con ellos, hablas con el astral. Por eso, en realidad sólo estás hablando tú, adoptando las dos personalidades -la tuya y la del invento, el astral, la otra persona-. Puedes decir, que eso es real. Pero, tú sabes que en realidad todo es un invento, una alucinación -que sólo para ti funciona-.   

 

* En realidad, todo se reduce al respeto, o a una falta de educación. ¿Quién tiene el derecho de imponer algo, de palabra, obra, violencia, guerra? Y como son tan fanáticos, superficiales, no se dan cuenta que actuando así -imponiéndose-, obligan a los otros a defenderse. Por lo que la esencia de la guerra, ya está operando: defensa y ataque.  

 

* Da igual que sean ateos o creyentes, pues todos tenemos la posibilidad de ser guerreros. Todo depende de los retos, que nos lleguen. Pues, toda acción tiene su reacción. De manera que, si uno es pacífico, sólo tiene que demostrarlo en cada acto de su vida cotidiana.  

 

* Si no eres correspondido, lo que procede es no molestar. Ahora falta saber cuándo se molesta. Si te pasas eres un maleducado. Y si no llegas a convencer, siempre tienes otra posibilidad. Sin molestar ni ser maleducado. Eso es lo esencial.  

 

* La vida no tiene sentido. Se lo tenemos que dar nosotros. O, colaboramos con la vida para que no haya más desorden. O, lo vemos todo un sinsentido, un absurdo, y nos dejamos llevar a la deriva.