La libertad es amor. 04.03.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

 

* El amor, puede generar dolor. O, no. Porque, la vida desde que nacemos hasta que morimos, es dolor, sufrimiento. Pero, la magia del amor, puede transmutar ese sufrimiento, dolor, en algo diferente. Uno puede estar encerrado, preso para mucho tiempo. Y ser libre, feliz.  

 

* Tú, sí, Susana. Eso lo tengo claro. Pero, tú sola eres muy poco, para poder mover las conciencias de todo un partido político. Aunque, siempre se han visto prodigios. Es decir, lo nuevo, lo que ha de llegar, nadie sabe lo que es.

 

  * Creo que solamente uno, es el que resuelve los problemas. Porque, el dolor sólo lo siente el que lo tiene. Y el dolor, es el que nos enseña. Aunque los problemas, son como las enfermedades, como vienen se van -si es que no nos matan-.   

 

* El mal y el bien, que misteriosos son. Hay quienes aman al mal, pues ellos no lo ven como mal. Y, sin embargo, ven al bien como el mal. Por eso, siempre es una la que tiene que ver y entender la realidad, lo que está sucediendo. Y no inventar lo que nos gustaría que fuera. Otra realidad, que más nos gusta y satisface.  

 

* Cuando estamos bien, parecemos narcotizados, no vemos nada, sólo lo que nos interesa. Pero, cuando algo que queremos, lo perdemos. Es cuando, tal vez, se abran las puertas de la realidad. Y nos veamos allí, como los frágiles y vulnerables que somos.  

 

* El karma -acción y reacción- es implacable. Pero, todos estamos expuestos a ese paradigma. Porque, nadie es capaz de no hacer ningún daño.  

 

* El sarcasmo, el cinismo, las burlas, las jaranas contra alguien, ¿es compasión, es amor? No lo rechacen ni lo aprueben, investíguenlo, breguen con ello. Y verán, si son afortunados, que la falta de respeto, hace imposible la llegada del amor.  

 

* Eso está claro. Pero, un hecho es lo que está acaeciendo. Y que nadie lo puede cambiar. Por eso, no nos gusta vivir con los hechos, les quitamos el valor. Por ejemplo, un ser humano es un hecho. Y como todo ser humano, se merece su respeto. Y por eso, el respeto -y la falta de respeto- son un hecho. Al igual que el daño que le hacemos a los demás.

Ahora bien, ese hecho de maldad, ¿se puede cambiar? El que ya se ha manifestado como un hecho, no.  Y, los hechos venideros, ¿se pueden controlar? No. Se pueden descartar, cuando vemos su maldad, el desorden que generan.  

 

* Los valores, son la ausencia de división, de conflicto. Porque, para que llegue el orden, que es amor, no ha de haber división ni conflicto. Por supuesto, uno puede rechazar esos valores, que no los considera como tales.  

 

* Cueste lo que cueste, es mucho, ¿no? A veces, el remedio es peor que la enfermedad. El esfuerzo, ¿no nos hace brutales, crueles?

 

* Sí, todo lo que digamos ha de ser vivido en primera persona. Como si dijéramos que somos el actor principal, del papel que desempeñamos. Todo depende de la pasión que sintamos ante un hecho, o los hechos. Pues, esa pasión -que no es fanatismo-, es lo que genera la atención total, que es orden.  

 

* ¿Las mujeres, no tienen menos capacidad física que los hombres? Pues, es ahí donde necesitan ayuda. Y eso es tan digno, como lo más digno que creamos que es. 

 

* La idiotez en política, hasta ahora no tiene cura. Porque, es el sistema, el establishment, el que necesita políticos idiotas.   

 

* Es muy difícil aprender a vivir como hermanos. Tan difícil que después de cien mil años, aún no hemos aprendido. No creamos que eso es un capricho, pues nosotros todavía tenemos la parte animal en nosotros. 

 

* Es como si paráramos un fotograma de una película. Pues la proyección de la película se colapsaría. Por eso, las olas mentales, han de venir y han de partir. Como hacen las nubes, en los días de nubes y claros.  

 

* Si uno quiere seguir dentro de un círculo cerrado, dando vueltas sin parar, no hay ningún problema. Sólo ha de ser consciente de ello. Y esa consciencia operará para que llegue lo nuevo, el orden, la compasión, el amor.  

 

* Toni Segarra: Nuestro problema está, cuando se genera contradicción, conflicto, que es el resultado de la división interna. Por tanto, todo lo que no sea salir del ámbito de la división, todo lo que hagamos será lo repetitivo, el pasado, con su amargura, problemas, desdichas.  

·Toqui De San Agustín: ¿Y en qué consiste tal división?

·Toni Segarra: En que uno quiere ir hacia el este y otro ir hacia el oeste.

·Toqui De San Agustín: ¿Y quiénes son estas dos entidades?

·Toni Segarra: Las que todos llevamos dentro.

·Toqui De San Agustín: ¿Cómo las distingue?

·Toni Segarra: Con la atención total.

·Toqui De San Agustín: Perdone, mi pregunta no se refería a que recurso utiliza para percibirlas, sino a qué cualidades en estas dos entidades que usted refiere, le permite distinguirlas. Distinguirlas entre sí.

·Toni Segarra: La atención total, es la inteligencia operando. Y esa inteligencia, se encarga de poner el orden.  

·Toqui De San Agustín: ¿Cómo un policía?

·Toni Segarra: Sí, como un policía. ¿Por qué no? La policía también pone orden -por la delegación de nosotros que no queremos actuar-.