La libertad es amor. 02.05.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

* No creas que solamente es ese país. Mira Europa, la vieja corrupta, ladrona, inmoral de siempre. La invasora de todo el mundo, para robar todo lo que podía. Y ahora prosiguen con lo mismo, pero con otras artes más ocultas y sofisticadas. Y también, si miramos al norte, que es el mandón de siempre, allí se matan como conejos unos a otros. Y se roba, se tumban gobiernos y países que no obedecen al mandamás.   

 

* ‘¿Cuál es el propósito de la vida?’.

No tiene propósito. Si queremos vivir, ese es el propósito. Si lo preguntáramos a un animal -si ello pudiera ser-, no tendría respuesta tampoco. O podría ser, el servir como reproductor, y de alimento, para que la vida pueda proseguir en la tierra.   

 

* Por supuesto, el cambio ha de empezar por uno. Pero, todos no tienen la posibilidad de ver que, el cambio ha de empezar por cada uno de nosotros. Seguramente, tú tienes cierta educación, instrucción, serás de una familia medianamente acomodada, tendrás tu cuarto para estudiar, etc. Pero hay millones y millones que no tienen nada de lo que tú tienes.

Y, entonces, ¿qué hacemos con esos, con esos seres humanos desafortunados? Y eso, si lo puedes ver, no pasa solamente en México, y algún otro país. Ese problema es universal. Porque es el problema de todo ser humano. Es decir, vivir no corruptamente, ni siendo inmoral, indiferente, insensible.  

 

* La vida es ingobernable. Por lo que, los planes sirven de poco. En cuanto la felicidad, es un ave raris.   

 

* Nunca, es mal negocio. El siempre y el nunca, como aceptación o como rechazo, son palabras falsas, irreales. Nosotros, sabemos poca cosa.  

 

* Cuando no decimos ninguna palabra, es por una visión de la realidad. En la que nos dice, que todo está mandado.  

 

* Si no nos amamos a nosotros, ¿cómo podremos amar a los demás?

 

* Los lloros, lloriqueos, son señal de superficialidad. Acusar sólo a los otros de nuestros males, es imprudencia. Falta de educación, de mal educados. 

 

* Aprender a ser felices, ¿es ello posible? Si fuera posible, ya habrían inventado, como lo han hecho con las dogas, el alcohol, los viajes, el derrochar, algo para que fuéramos felices. 

 

* El silencio, cuando llega, puede que sea la mejor manera de hablar. Todo depende del reto que llegue.  

 

* ¿Dar lo mejor de nuestras vidas por el trabajo, tiene sentido? El trabajo, si no se comparte con el gozo que se siente en ello, se convierte en una tortura, esclavitud. Si tenemos amor, los excesos no llegarán.  

 

* Una vez muertos, es como estar profundamente dormidos para siempre, la eternidad. Y por supuesto, que no sufrimos. Todo lo que digamos para subliminarlo, son tonterías, inventos, alucinaciones.  

 

* ¿Esto es el estado del bienestar que tanto cacarean los superficiales, inocentes? ¿Bienestar para quién, para quiénes? No seamos incautos, de la manera como vivimos, derrochando sin parar, indiferentes, insensibles. Es preciso, que se generen los menos afortunados, cuyo origen es el desorden, la confusión, el egoísmo.

Por lo que, el estado de bienestar, es lo que los ricos dejan, cuando comen: las migajas, los huesos, las sobras si las hay. Sé que, el desorden en su totalidad no se puede erradicar, transformar en orden. Pero, sí que podemos hacer algo al respecto.  

 

* La existencia, la vida, es dolor. Es a eso, a lo que nos hemos de atener. Y toda huida de ese dolor, va a dejarnos en ese mismo dolor. Cuando no huimos, ¿qué sucede? Somos todo dolor. Pero, ese dolor tiene otro sentido y significado.    

 

* Seguir a otro, estar poseído por un maestro, gurú, etc., es una pérdida de tiempo. Porque, el seguidor y el maestro, son lo mismo -el observador es lo observado-. Es decir, si nos conocemos realmente cómo somos, es cuando conocemos al resto de la humanidad.  

 

* ¿Puede una persona que no está condicionada por los maestros, gurús, por la Filosofía, Psicología, Medicina, Biología, Religiones y Ciencias en general, descubrir la realidad, la verdad? Podría ser. Pues dentro de nosotros, allí está todo. El mal y el bien, la consciencia, la percepción.  

 

* El mundo no tiene explicación. Es decir, la vida es inexplicable.   

 

* Todo eso que has mencionado es materialismo, mundanalidad. Hay algo que no necesita todo ese ruido, ideas, teorías, para ver la trama de la vida, de la realidad. Por supuesto, que no tendrá los conocimientos mundanos, de ciencias, de medicina, de filosofía, de historia. Pero, eso no sirve para nada, a la hora de captar la realidad, lo negativo, lo verdadero, lo sagrado.

 

* No se trata de meditar diariamente, hacer postura de yoga, ayunar, etc. Eso son métodos, senderos. No hablamos de eso. Hablamos del despertar de la inteligencia. Que llega cuando llega el amor. 

 

* La realidad, es la conciencia, la percepción, la palabra, lo que vemos. Y lo que está más allá, de todo lo que vemos, percibimos, las palabras, los conceptos, etc.