La libertad es amor. 02.03.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

* O, incapaces de conquistar un hombre. Pues todos somos iguales. Ya que también todos tenemos las mismas necesidades: la persecución del placer.  

 

*Hablar de lo que sería el futuro, es tan superficial, banal, como una pérdida de tiempo. La guerra, y sus armas, no solamente mata a las personas. Hablar mal de ellas, conspirar, difamar, vencer, también nos mata. Pues, la guerra no está sólo en el campo de batalla. La guerra, está dentro de nosotros, es nuestra programación, queramos o no. Pues, cada cosa que hacemos, a unos beneficia, pero otros los perjudica, es decir les hacemos daño.

Hay una planta en una maceta, que no necesita beber casi. Pero, no se sabe cómo, ha crecido en la misma maceta otra planta invasiva, que necesita mucha agua. Por tanto, si riego mucho la maceta, voy a perjudicar a una planta, pero beneficiaré a la otra. Pues, todo en la vida es así. De manera que, vivir es conflicto, dolor, violencia, guerra.  

 

* Aunque, se les diga que son ricos, y tengan actitudes de ricos. Todos defienden a los menos afortunados. Todos no son fachas, carcas, retrógrados. Ellos, en su precariedad a la hora de ayudar a los demás, hacen lo posible para que los menos favorecidos, dejen de serlo. Cosa que esos que los combaten, desprecian, insultan, nunca lo han hecho.  

 

* Bueno, si estos no les gustan. ¿Quieren que pongamos a los tiranos dictadores? Saben quiénes son, ¿no? Los de toda la vida, la casta que siempre manda, los que dominan el establishment. 

 

* La filosofía, al principio está bien. Pero, cuando llegamos a encontrarnos con el infinito, o cuando vemos que el hombre es quiero, pero no puedo. La filosofía ya no sirve. Solamente es un pasatiempo, una vanidad, una distracción.  

 

* El suicidio, es la huida de algo que no nos gusta, nos disgusta, de manera que la vida parece horrorosa, sin sentido, llena de dolor. Eso es así, porque ya tenemos un plan establecido, de lo que tienen que ser nuestras vidas. Así que, eso son los cimentos donde se asienta el suicidio. ¿Por qué, tenemos un plan, de lo que tiene que ser el futuro, nuestras vidas? No nos gusta vivir en la nada, para lo nuevo, para lo que nadie ha tocado.

Pues, la vida es todo lo que no nos gusta y todo lo que nos gusta. Son dos caras de la misma moneda -la vida-. Y eso, hemos de verlo, y se ve en todas partes.  Tal vez, en la naturaleza, parece que se ve más descarnada y cruelmente.  Nosotros, no podemos cambiar la vida, para que se acople a nuestros deseos. Porque, cuando los deseos, se convierten en la realidad amarga, cruda, es cuando nos desesperamos.  ¿No les gusta, no les apasiona, ver cómo acaba todo sin tocarlo? 

 

* Cuando uno está enfermo una temporada larga. Cuando se repone no sabe vivir, como que ya no está enfermo. Pero, con atención, paciencia, todo llegará. Es imposible, cuando uno sana, ser el mismo que el de antes de enfermar. Pues, la lección que le ha enseñado la enfermedad, es lo que le dará un nuevo aire a la vida.

Uno tiene que darse cuenta de qué, es lo que hacía antes de enfermar. Y desde ahí, empezar la nueva vida, que no tiene nada que ver con la del pasado. De todas maneras, como la vida siempre está en movimiento, el tiempo de la enfermedad -y su recuperación-, todo lo va a cambiar.

Es verdad, que la esencia, la programación, el condicionamiento, no va a cambiar. Pues, eso siempre es nuestro reto: comprender lo que sucede e ir más allá de ello.  

 

* En una prisión, también se puede ser libre psicológicamente. Nada más hace falta, amar a la prisión, a todos los que está allí. Comprender por qué, está allí encerrado. Pues, estar preso, es lo mismo que estar enfermo, donde no puedes hacer lo que hacen todos. Y no por ello, hacer un problema, pensando que se vive en la amargura, en el horror.  

 

* La superstición, tiene la necesidad de aquietarse. Por eso, ella ha inventado los rezos, las oraciones, los sonidos de palabras repetidas. Pero, en vez de comprender el porqué de esa necesidad de quietud. Y darle el tratamiento adecuado, huye e inventa lo que se cree que es el remedio. Pero, en el ámbito psicológico, el espiritual, el humanístico, el remedio es la comprensión de lo que está sucediendo.   

 

* El corazón roto, se cura gozando de que se ha roto y ya se está curando. 

 

* Los líos, cuando empiezan, no sabemos que nos van a deparar. Ni cuando se van acabar. La paz, el orden, la justicia, la igualdad, la ausencia de deshonestidad, de corrupción, tal vez, son los remedios. 

 

* Pero, copiar lo que otros han hecho no es la solución. Nos pueden informar, ilustrar, pero la solución no nos la darán. La solución siempre está viva. No es del pasado.  

 

* Dios, lo que hemos dicho que es, no quiere y sí que quiere, que rompamos las cadenas. Pues, dios sería la totalidad de todo, que está más allá del mal y del bien. Como lo demuestran los huracanes, los terremotos, las desgracias y miserias, los miles y miles que se mueren de hambre cada día. Las guerras y sus matanzas en masa.