La libertad es amor. 01.03.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

* La inteligencia, no genera conocimiento. Porque, el conocimiento es lo mismo que, lo que ya conocemos. La inteligencia, es lo que genera lo nuevo, lo que inventamos: la rueda, el carro, el motor de explosión, la escritura.

Porque, el conocimiento es la repetición de lo conocido. Por ello, lo nuevo es tan caro, es tan raro, caprichoso. Ya que la inteligencia, viene i se va cuando quiere.  

 

* La guerra, trae todas las miserias de la vida. El que no lo sepa o no lo quiere ver, es porque es un ignorante, o un desesperado. Pues, para atreverse a hacer la guerra, hay que ser un medio demente. O, un loco desesperado, para que triunfe su idea de cómo se tiene que vivir. 

Si por un momento, pudiéramos ver todo el horror, la devastación, la degradación humana en todos los ámbitos, el sufrimiento, el dolor, tal vez, descartaríamos esa bestialidad de la guerra.   

 

* El plan primigenio, ¿cuál es, cuándo éramos como los animales? Porque, ¿podemos ir atrás? Eso sería absurdo, ¿no? ¿Cuál es la orientación y dirección de nuestras vidas? Pues toda dirección, todo plan, toda idea, nos divide, nos fragmenta, de la realidad, de lo que está sucediendo. 

 

* Los filósofos, no tienen miedo. En las universidades, los profesores de filosofía, tienen miedo de perder su empleo. Otra cosa es, si podemos ir más allá de ese miedo.  

 

* Todo parece que es una comedia. Pues, ambos, son teatreros. 

 

* No compliquemos. Si hay división, no hay concentración, ni atención total. Ni puede haber unión total, con lo que estamos haciendo, observando. Por eso, la división es la causa de todo el desorden, nuestros males, miserias.  

 

* No se trata de ser valiente. El miedo, se entiende o no. Otra cosa, es creer lo que no se puede: destruir el miedo como reacción física. Ante un peligro, un acantilado, un animal salvaje. 

 

* La seguridad, no existe. Nosotros no comprendemos, que la seguridad no es posible. Porque somos vulnerables, imperfectos. Y esa búsqueda de seguridad, es lo que hace que sigamos siendo imperfectos. Ya que, en la vida, sólo existe la absoluta y total inseguridad.   

 

* ¿Podemos querer a alguien de verdad? O eso es algo coyuntural, circunstancial. Si lo descubres te darás cuenta, que la vida está viva, siempre cambiando. Por lo que, nuestros deseos, egoístas, no tienen nada que hacer con toda la grandiosidad de la vida. Por eso, sólo sé que no se nada de lo que ha de llegar.  

 

* Somos peores de lo que dicen que somos. Sólo hace falta que los retos que nos lleguen, nos superen nuestras capacidades, nos desborden y nos traiga el abismo. Porque, en lo peor el abismo, no se ve como abismo.  

 

* La bondad, llega como llega un don cualquiera. ¿Por qué nos llega? Eso no se puede saber. Al igual que no se puede saber, por qué uno es un gran dibujante, un gran sastre, o un excelente cultivador de frutos y verduras.  

 

* Cuando alguien no acepta la total igualdad, todo lo que viene después es ignorancia, estupideces, tonterías. Porque, al no acepta la igualdad, se convierte en un neurótico, que quiere lo que no puede ser: ser el emperador, el amo absoluto de todo.  

 

* No digamos lo que no es verdad. Perderse, es cosa coyuntural, accidental, provisional. Las personas, todas nos necesitamos. Pero, no hay nadie que sea imprescindible. ¿Por qué amar a una sola persona? ¿Es eso amor o es posesión, dependencia, encerrarnos en una jaula? 

 

* En la vida, cada uno es como es. Y hasta que no vea, que eso que hace es negativo, no lo va a descartar. Es un misterio, el que algunos lo puedan descartar, y otros parece que no lo puedan. 

 

* En realidad, odiar es una opción. Es una mala consecuencia, de lo que hemos hecho. Así que, en vez de odiar, amemos. Porque, el amor, como el odiar, son infinitos. 

 

* Una desilusión es una onda mental, que, aunque parezca una gran ola. Sigue siendo una chispa, del fuego de la mente. Cuando más aferrados estemos a la mundanalidad, las cosas de la vida, más doloroso será el fenómeno de la desilusión, de la frustración.  

 

* Cuando vemos claramente algo, vemos la verdad de ello, sin opción ni duda, ¿vedad que actuamos? Pues, en esa acción está el orden, la armonía, la vida en todo su esplendor.  

 

* Querer, amar, son inexplicables con palabras. conceptos, etc. Hay personas que el miedo a la libertad, a la independencia, les hace que quieran, amen, a un tirano. Esas personas dicen, que aman a ese tirano, pues ellas no lo ven como un brutal tirano. ¿Se puede obligar a alguien para que se libere de un tirano? No. Porque, si obligamos a alguien, nos convertimos en tiranos.

 

* Los apegos pueden ser infinitos. Porque, los apegos son todo lo que es la vida, la mundanalidad, el placer y su persecución. De manera que, comprendiendo un apego, comprendemos en realidad cómo opera el ego, el 'yo'. Pues, el miedo al vacío existencial, a la nada, el estar solo, la incertidumbre, los problemas, etc., es lo que hace que vivamos en una jaula. De manera que, cuando descartamos, morimos a todo eso, es cuando llega la libertad.